30 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El estudio encargado por el Ayuntamiento de Madrid prevé un aparcamiento mixto y no solo para residentes

Continúa la movilización vecinal contra el parking que Almeida quiere construir en el Retiro madrileño

Parque del Retiro
Parque del Retiro
La movilización vecinal contra el parking que el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, quiere realizar en el parque del Retiro continúa. La petición en el portal change.org para que no se lleve a cabo el proyecto impulsado por el líder del PP madrileño va camino de las 35.000 firmas. El Ayuntamiento encargó un estudio para evaluar el parking, que indica que sería mixto y no solo para residentes. Según el alcalde existe una demanda potencial de aparcamientos en esa zona.

El estudio que encargó el Ayuntamiento de Madrid para evaluar el parking de Menéndez Pelayo, frente al parque de El Retiro, prevé un aparcamiento mixto y no solo para residentes, que tendría dos plantas y cuyas entradas y salidas estarían situadas en el lado del parque. 

Según el proyecto, el parking se situaría debajo de la calle Menéndez Pelayo, desde la calle O'Donell hasta la calle del Doce de Octubre y abarcaría cinco manzanas. El parking está diseñado para una capacidad de 1.000 plazas de aparcamiento y en la superficie se eliminaría una fila de aparcamiento para ampliar la acera. Se trata de la zona con los indicadores de Óxido de Nitrógeno (NOX) más altos de la ciudad.

Fuentes municipales han explicado a Europa Press que el parking se diseña "como de uso mixto" y se está evaluando la posible demanda con preferencia vecinal para ocupar las casi 1.000 plazas. "Si las mil plazas las quisieran 1.000 residentes serían para ellos, pero eso no suele ocurrir", han apuntado a continuación.

De esta forma, residentes y comerciantes "elegirán" con prioridad de los residentes, y las plazas que no hayan sido demandadas, pasarán a ser de rotación. El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, ya precisó este jueves que el parking "no sería de rotación", sino "solo de residentes", y en el caso de que se quedaran plazas libres sería de rotación.

Por su parte, las asociaciones vecinales ya han mostrado su total oposición a que se lleve a cabo este proyecto. La Asociación Vecinal Retiro Norte ha sido la impulsora de la petición a través del portal Change.org 'Alcalde de Madrid: No al macroparking de 1000 plazas rodeando el Retiro, que va camino de recoger las 35.000 firmas. Para el colectivo, la construcción del aparcamiento "ni cumple una demanda vecinal ni favorecerá al parque del Retiro".

Asimismo, la FRAVM (Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid) entiende que el proyecto “contribuirá a aumentar la polución y la contaminación acústica en la zona”. En este sentido, la organización sostiene que es “absolutamente incongruente” con un modelo de movilidad “realmente sostenible”.

En el estudio previo mencionado, al que ha tenido acceso Europa Press, y realizado por Prointec, se asegura que el objeto del mismo es "determinar la zona ideal para implantar y construir un nuevo aparcamiento mixto de rotación y/o residentes en la calle Menéndez Pelayo junto al Retiro, que abarcaría en diferentes módulos los barrios colindantes de Ibiza y Niño Jesús".

Para su elaboración, el estudio utiliza los datos obtenidos en el servicio estadístico municipal, del reconocimiento del terreno, de la orografia y su zonificación. "Se deja para un posterior estudio de demanda la realización de un inventario fiel de viviendas y plazas de aparcamiento, la verificación de la ocupación en superficie, y un sondeo presencial que determine, en porcentaje y número, la demanda potencial y real prevista", se indica a renglón seguido.

Apunta también el estudio la necesidad "imprescindible" de "definir con carácter previo a la realización de los oportunos estudios de demanda, el régimen bajo el cual se llevaría a cabo su explotación (directa o delegada) así como el sistema por el que se adjudicaría el uso de las plazas para residentes (abonos o cesión de uso)".

Número de aparcamientos

En lo que se refiere al análisis de la zona para ubicar el parking, constata el estudio "cierta desproporción o desequilibrio, tanto en el número de aparcamientos como en número de plazas y su naturaleza". Así, en Retiro hay "una proporción mucho menor de plazas públicas municipales de esta naturaleza, respecto de las de residentes y un número muy inferior a las del distrito vecino, hay 827 plazas públicas de rotación frente a las 5.190 del distrito Salamanca".

Por contra, hay una situación "más equilibrada" en lo que concierne a las plazas de residentes. En Retiro hay 9.313 plazas de residentes para 119.011 habitantes, 48.673 hogares y 49.313 turismos (0,18 plaza P.A.R./coche), cuando en el de Salamanca hay 11.909 plazas de residentes para 145.268 habitantes, 62.613 hogares y 70.784 turismos (0,17 plaza P.A.R./coche).

El estudio apunta que "hay demanda potencial alta en el tramo de la calle Menéndez Pelayo coincidente con el barrio de Ibiza, y algo menos intensa en el tramo coincidente con Niño Jesús" para la construcción del parking. En lo que respecta a al construcción de este nuevo parking se califica de "esencial" que las entradas y salidas de vehículos sean intuitivas y estén colocadas en el lado del Retiro por ser "donde menos molestan".

Constaría de dos plantas con entradas y salidas de vehículos. Los módulos del futuro aparcamiento se deben situar a partir del cruce con calle O'Donell hasta la calle Doce de Octubre lo que supone una distancia aproximada de 738 metros. Para poder extenderlos más allá de esta distancia se debería efectuar un "exhaustivo" estudio de demanda sobre el barrio del Niño Jesús.

COMPARTIR: