20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Certificado FSC: cómo la industria del papel cuida del medio ambiente

En pro de la sostenibilidad medioambiental y adquiriendo un compromiso con el entorno natural para dotar de una mayor longevidad al negocio de la industria papelera, estas cada vez cuentan con mayor cantidad de certificados FSC que atestiguan la procedencia sostenible del papel producido y que apuestan por reflejar a los clientes el compromiso de combatir la tala desmesurada de árboles y la deforestación de bosques para la producción de uno de los elementos de escritura más longevos de la humanidad.

El papel es el soporte de escritura por antonomasia, y a lo largo de los siglos ha conocido distintos formatos y maneras de ser producido. Desde los antiguos pergaminos de las civilizaciones clásicas hasta el más moderno papel laminado de nuestros días, el ser humano siempre ha precisado de un elemento rígido, ágil y estable que sirviese de soporte para reflejar sus escritos. No obstante, la necesaria tala de árboles para su producción era, y es, un inconveniente para la sostenibilidad de nuestro entorno natural. Consciente de esta problemática y con ánimo de apostar por la preservación de los espacios verdes de nuestro planeta nace el Consejo de Administración Forestal, el Forest Stewardship Council en inglés (FSC), una organización no gubernamental fundada en 1993 con sede en Bonn, Alemania.

Dical, una de las empresas españolas con certificado FSC

En nuestro país existen empresas madereras y distribuidoras de papel que cuentan con el certificado FSC correspondiente. Una de las que cuenta con una trayectoria más dilatada a sus espaldas es Dical, Distribución de Papel Castilla y León, S.A., empresa afincada en Valladolid desde 2007 que basa su actividad en tres principios básicos: priorizar la calidad del material sobre la cantidad, ofrecer al cliente un servicio de atención especializado y personalizado y ejecutar los envíos en un plazo de apenas 24 horas.

Dical cuenta con un Certificado de Cadena de Custodia FSC, de manera que todos los productos vendidos tanto en su tienda física como a través del portal web cuentan con la garantía de haberse elaborado con maderas procedentes de bosques sostenibles FSC y garantiza que todos ellos han contado con la debida supervisión a lo largo de todo el proceso de fabricación. De hecho, todos los pormenores del certificado FSC, así como la historia de esta entidad y los pasos necesarios para la obtención de este documento, son explicados al detalle en Dical.es por el equipo humano de la empresa, además de poder consultar una copia del propio certificado FSC con el que cuentan y que da buena fe de los requisitos que Dical ha cumplido en pro de una mayor garantía en el proceso de elaboración y distribución de los productos de su catálogo, así como de un mayor compromiso para amortiguar el impacto medioambiental del trabajo de las empresas madereras.

Una clara apuesta por la sostenibilidad medioambiental

Con la misión de garantizar la correcta gestión de los bosques y optimizar los recursos de los mismos por parte de las empresas madereras nace este consejo que expide el certificado FSC, emitido a las empresas que se adhieren a esta iniciativa y que se rige por el decálogo de los Principios y Criterios del FSC. Estos se basan en la intención de promover la regeneración forestal apostando por nuevas plantaciones tras el uso de las mismas, el compromiso de conservar intactos los bosques de gran valor medioambiental, realizar tareas constantes de monitorización y evaluación de bosques, presentar un plan de administración de recursos periódicamente que refleje las intenciones reales tanto de producción como de compensación, la elaboración de un estudio de impacto medioambiental que tenga en cuenta las zonas deforestadas y los recursos empleados, así como establecer una relación de derechos entre los trabajadores y las comunidades de empresas madereras, el respeto a los pueblos indígenas y sus hábitats, y establecer y definir legalmente los derechos y responsabilidades de tenencia y uso. Todo ello es vinculante para mantener el sello expedido y el incumplimiento de alguno de estos puntos implica la anulación del certificado FSC.

Este certificado FSC se obtiene mediante entidades acreditadas por el propio FSC, empresas independientes validadas por el propio Consejo que realiza las comprobaciones oportunas para atestiguar hasta qué punto llega el compromiso de la empresa maderera y estudiar su proceso de obtención de la madera y elaboración del papel, así como estudiar sus implicaciones medioambientales y la manera de reducir los posibles daños causados al entorno natural.

El FSC puede expedir hasta tres tipos de certificados distintos, en función de la gestión ambiental de los bosques FSC y de las etapas de producción, distribución y venta del papel de la empresa maderera. El Certificado de Gestión Forestal se otorga a las propias empresas madereras, responsables de los bosques en los que se contemplan los Principios y Criterios del FSC y que dan testimonio de la correcta gestión de los recursos naturales. También podemos encontrar el Certificado de Cadena de Custodia, el cual garantiza que los productos están hechos de madera con certificación FSC y que no se rompe la cadena de custodia, garantizando la supervisión de todo el proceso de elaboración desde la tala hasta el envío al consumidor. Y, por último, el Certificado de Madera Controlada, que da permiso a los fabricantes de papel mezclar madera FSC con otro tipo de materiales que deben cumplir los requisitos del propio Consejo de Administración Forestal.

COMPARTIR: