21 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los pescadores habrían ejercido esta actividad sin poseer ninguno un título habilitante y sin autorización

Intervenidos 100 kilos de mariscos pescados ilegalmente y se investiga a 15 mariscadores de una red fraudulenta en Cádiz

El marisco y pescado ilegal puede suponer graves perjuicios para la salud de los consumidores
El marisco y pescado ilegal puede suponer graves perjuicios para la salud de los consumidores
La Benemérita ha intervenido al rededor de 100 kilos de pescado y marisco ilegal e investiga a 15 mariscadores en Cádiz por ejercer su actividad sin poseer el título habilitante. Su consumo puede ocasionar graves perjuicios, debido a que no pasan ningún proceso de depuración antes de llegar al consumidor.

La Guardia Civil ha realizado durante este pasado fin de semana un operativo contra el marisqueo furtivo en los caños y marismas del Parque Natural de la Bahía de Cádiz, donde se han intervenido unos 100 kilogramos de pescados y mariscos capturados ilegalmente, denunciado a 15 mariscadores furtivos y devuelto las capturas a su hábitat natural.

Según ha informado el Instituto Armado en un comunicado, dicho operativo da respuesta a demandas de distintos colectivos de acuicultores y mariscadores de la zona que ven afectado su medio de vida por las actividades que practican de forma ilegal mariscadores y pescadores furtivos.

Al mismo tiempo, pretende concienciar a la sociedad sobre el hecho de que el marisqueo es una actividad profesional acogida a un sistema legal de regulación y control sanitario, y de que su recogida al margen de la ley pone en peligro su desarrollo sostenible y la salud de los consumidores.

mariscadores-cadiz

Imagen de archivo de la Guardia Civil

De la misma forma se pretende sensibilizar a residentes y visitantes, acerca de que la explotación marisquera y de la acuicultura es una actividad profesional de la que dependen un número considerable de familias.

Con gran número de veraneantes en la provincia, desde la Guardia Civil han recordado que "el marisco que se compra fuera de los canales legales establecidos, sin ningún tipo de trazabilidad, no ha pasado por ningún proceso de depuración antes de llegar al consumidor, no garantizándose que proceda de aguas limpias y que se ha tratado guardando la cadena de frío, por lo que su consumo puede ocasionar graves perjuicios para nuestra salud y terminar por estropear nuestras vacaciones".

Como resultado de dichas actuaciones se han formulado un total de 15 denuncias por infracción a la Ley 1/2002, de Pesca Marítima de Andalucía, en su mayoría por ejercer la actividad careciendo de título habilitante, en este caso de carnet de mariscador, y por la pesca sin autorización en instalaciones para el aprovechamiento acuícola, interviniéndose diversas artes ilegales.

COMPARTIR: