20 de junio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Guardia Civil de Ciudad Real ha detenido a una mujer de 31 años por ser la posible autora de un delito de ese tipo en nuestro país

El primer detenido en España por mensajes de odio contra los cazadores es una mujer de Tomelloso

La mujer detenida.
La mujer detenida. / Guardia Civil
El Grupo de Información de la Guardia Civil de Ciudad Real ha detenido a una mujer de 31 años en Tomelloso por ser la posible autora de la difusión, a través de varios perfiles de facebook, de determinados mensajes con imágenes relacionados con una incitación al odio a los cazadores y a la caza, pero también a la Policía, la Guardia Civil o el colectivo taurino.

El Instituto Armado ha informado en una nota de prensa de que la difusión de estos mensajes llevaron a los agentes a investigarlos para localizar al autor, al tratarse de mensajes castigados penalmente por estar vinculados a delitos de injurias y amenazas.

Y es que, según la Guardia Civil, los textos publicos incitaban a cometer delitos graves contra diversos colectivos e instituciones, como Fuerzas de Seguridad del Estado, organizaciones políticas y sus dirigentes así como miembros de colectivos relacionados con la tauromaquia y la caza.

Entre estos mensajes destacan algunos donde aparecía una persona con indumentaria de cazador y ahorcada en un árbol, acompañada del texto "no servía para cazar", otros con imágenes de policías acompañados del texto "el único policía bueno es el policía muerto", "salva una vida, mata a un policía".

La silueta de un cazador.

En el transcurso de la detención fueron incautados diferentes equipos de comunicación desde donde la detenida se supone que llevaba a cabo sus publicaciones en Facebook.

Un cambio de paradigma

En diciembre, la Fiscalía General del Estado respondió a una comunicación de la Oficina Nacional de la Caza (ONC) sobre la amenazas e insultos que los cazadores reciben en las redes sociales. La Fiscalía anunció entonces que perfilarían nuevos tipos penales.

Se abría, de esta forma, una ventana a la esperanza para que los innumerables y atroces ataques que muchos cazadores están sufriendo a través de las redes sociales por parte de sectores radicales no queden impunes. 

En esa comunicación de noviembre al Fiscal General del Estado, la ONC exponía "la terrible e insostenible situación de alarma y malestar social derivada de los ataques que muchos cazadores están sufriendo a través de las redes sociales", ataques tan graves como el insulto, la amenaza, vejaciones, injurias o la incitación al odio y a la violencia.

Víctor Barrio

Este caso recuerda al del torero Víctor Barrio. El profesor valenciano Vicent Belenguer que celebró la muerte del torero segoviano a través de Facebook se sentará en el banquillo y la fiscalía pide para él una condena de tres años de prisión más una indemnización 60.000 euros a la familia.

Los investigadores tardaron más de dos años en cerrar la instrucción de este polémico caso en el que el acusado, Vicent Belenguer, fue denunciado por celebrar abiertamente la muerte del torero en su muro de Facebook, deseando la misma suerte a toda su parentela. La Fiscalía y la acusación particular pidieron que fuese condenado por la comisión de dos delitos: incitación al odio, contra los derechos fundamentales, e injurias.

COMPARTIR: