06 de abril de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se reforzará el control en las vías secundarias dado que el 77 por ciento los siniestros se producen en estas carreteras

Arranca 2019 con más restricciones para los conductores: menos velocidad, más radares y multas por el uso del móvil y el cinturón

Carretera secundaria española
Carretera secundaria española
Pere Navarro, director de la DGT, ha vuelto decidido a reducir el alto número de víctimas en carretera apoyándose en su demostrada máxima de a menos velocidad, menos muertos, y con un empeño especial en terminar con un nuevo enemigo: el móvil y Whatsapp al volante

La Dirección General de Tráfico, DGT, y su director, Pere Navarro, quieren acabar con las muertes y la alta siniestralidad en las carreteras españolas. Por ello, 2019 traerá cambios importantes en el Código de Circulación, especialmente en cuanto a velocidad, uso de los móviles y cinturones  en el coche y radares. 

Pere Navarro, artífice hace años de la introducción del carné por puntos, ha tenido siempre especial empeño en rebajar los accidentes en las red viaria española. De hecho, el director de la DGT considera "un problema de Estado" las  1.830 muertes que se producen al año  y los más de 9.500 heridos graves  en accidentes de circulación. Cifras que claman a gritos una solución inmediata. 


Una carretera secundaria española

Una de esas importantes medidas es la reducción del límite de velocidad de 100 a 90 km/h para motocicletas y turismos en las vías secundarias que no dispongan de ningún tipo de separación entre los carriles de sentidos opuestos.   Una vez aprobada la modificación del reglamento,  Según Pere Navarro, Tráfico dispondrá de un plazo de 30 días para adaptar todas las señales necesarias en todo el país, mientras que la aplicación de la propuesta se hará de forma gradual, a medida que se produzca el cambio en las señales de tráfico. En cuanto a los autocares,  la velocidad límite  podrá ser de 90 km/h en este tipo de carreteras por su "escasa accidentalidad", Para camiones y furgonetas, el máximo  será de 80. Navarro  apoya estas medidas en las devastates estadísticas de la DGT: en 2017, las vías secundarias aglutinaron el 77% de los accidentes mortales y dejaron más de 1.000 fallecidos

Además, Navarro ha insistido en que   las causas mayoritarias de esos siniestros han sido las salidas de vía y los choques frontales. Prueba evidente de que   hay exceso de velocidad.  Algo, según Navarro, que ya se sabía y que "lo extraño", según el director de la DGT, "es que no se haya hecho antes".

Guerra al uso del móvil al volante que cuesta vidas

 

En segundo lugar, entre la revisión del carné por puntos, se incluirá una mayor sanción por el uso del móvil al volante. No es nada nuevo, pero el director de la DGT ha insistido en ello. Para Navarro y según las cifras oficiales, " desde 2016, las distracciones son la primera causa de accidentes mortales, por delante de la velocidad, del alcohol y otras drogas. Es decir, el móvil y el WhatsApp". Por ello, la DGT se ha puesto como otro de sus objetivos para 2019 controlar de manera severa su uso  mientras se conduce y lo sancionará con la retirada de 4 puntos del carné, uno más que actualmente. 

El uso del móvil al volante costará 4 puntos del carné

También 4 puntos menos en su carné verán quienes no hagan uso del  cinturón de seguridad, de las sillitas infantiles reglamentarias o del casco.   Otras de las importantes novedades relacionadas con el  nuevo carné por puntos tiene que ver con  la recuperación de los que se hayan perdido. Si se cumplen  dos años sin ninguna infracción,  se recuperarán los 12.  Por otra parte y como refuerzo positivo, se incentivarán los los cursos de recuperación o Educación Vial y pasarán de recuperar 6 a 8 puntos, al tiempo que, por primera vez,  se abre la posibilidad de realizar cursos de conducción segura, que “aportarán 2 puntos” más al carné.

En palabras de Navarro, "estas medidas nos homologan con Europa  y suponen la unificación de todas las carreteras secundarias a 90 km/h", a excepción de vías secundarias con separación física de los dos sentidos de circulación, que podrá mantener el límite actual de 100 km/h para turismos y motos.

Radares, más y mejores 

Los radares son el otro pilar sobre el que la DGT quiere construir esta pequeña reforma del Código de Circulación que evite las  muertes y heridos en carretera. El número de radares seguirá aumentando en las carreteras españolas, y de todo tipoNo se sabe cuántos se instalarán. Pero antes las continuas quejas de algunos conductores y asociaciones, es conveniente examinar  las cifras aportadas por la DGT: España cuenta solo con 1.000 en sus carreteras, Francia con 4.000... 

Por último, otra medida estrella y muy importante para la DGT  de la que ya gozan algunas urbes españolas es la próxima rebaja de la velocidad máxima en ciudad a 30 km/h,  Ahora, y en zonas de un solo carril, es de 50 km/h. Navarro ha insistido siempre en que a esta velocidad es muy difícil reaccionar ante un imprevisto y que la frenada sirva de algo.  

 

COMPARTIR: