17 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El martes, un responsable del gobierno ruso había asegurado que era un “sinsentido” intervenir, ya que el fuego ocurría en zonas alejadas

Putin responde a las acusaciones de negligencia ante los incendios que han devastado tres millones de hectáreas

Vladimir Putin.
Vladimir Putin.
Esta semana el gobierno ruso recibió una petición firmada por más de 80.000 personas que exigían que el Estado se implicara en sofocar las llamas que azotan el este del país en Siberia y el lejano oriente y que ya consumen un área de 3.000.000 de hectáreas, similar al tamaño de Cataluña.

El martes, un responsable del gobierno ruso había asegurado que era un “sinsentido” intervenir, ya que el fuego ocurría en “zonas de control”, áreas alejadas de zonas pobladas y boscosas. No obstante, durante las últimas dos semanas, las redes sociales se llenaron de denuncias de personas de toda Siberia que reclaman que la nube de humo es asfixiante y llena el aire en cientos de miles de kilómetros cuadrados.

Según ha informado la ong ecologista Greenpeace, las millones de hectáreas quemadas y las toneladas de C02 que se han lanzado a la atmósfera por la “inacción” del gobierno, ya no son un problema local, sino que trascienden al ámbito nacional e incluso internacional. Desde esta ong se ha llevado a cabo la recogida de firmas.

La política reconocida hasta el momento por el gobierno que preside Vladimir Putin, ha sido de “dejar que se queme”. Desde el gobierno no consideran que las áreas tan extensas sean controlables así que prefieren no actuar si no afecta a la población.

Mapa de calor provocado por las zonas afectadas.

Las zonas más afectadas son las de Irkuts, en la que varios vuelos han sido cancelados por la nube de humo y Krasnoyarsk. En las redes sociales, varios usuarios denuncian que los más de 100 incendios han hecho irrespirable el aire siberiano, que está cargado por un calor anormal, superando los 30 grados centígrados, diez más que lo normal para la época. 

La bióloga Olga Kozulina asegura que es "un desastre de una escala semejante solo puede detenerse si se declara el estado de emergencia a nivel Federal con medidas reforzadas y un presupuesto adecuado”.

Putin cede ante las críticas

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha ordenado este miércoles al Ejército que ayude a los bomberos a hacer frente a varios incendios forestales registrados en la región de Siberia.

"Al examinar el informe del ministro de Emergencias, el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó al Ministerio de Defensa implicarse en la extinción de incendios", ha dicho el Kremlin en un comunicado. 

De esta forma, las tropas desplegadas en la provincia de Irkutsk, una de las más afectadas por los incendios, permanecerán en la región hasta nuevo aviso, según ha recogido la agencia rusa de noticias Sputnik. 

En respuesta, el Ministerio de Defensa ha anunciado que enviará diez aviones y otros tantos helicópteros a la provincia de Krasnoyarsk para participar en la lucha contra las llamas.

"En las próximas horas, diez aviones IL-76 y diez helicópteros militares equipados con sistemas especiales de vertido de agua se dirigirán a Krasnoyarsk", ha detallado en un comunicado.

Foto espacial de Siberia en la que se observa la nube de humo.

Posteriormente, el Kremlin ha desvelado que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha mostrado dispuesto a ayudar a las autoridades rusas en la lucha contra los incendios.

"El presidente de Estados Unidos propuso ayudar a Rusia en la lucha contra los incendios forestales en Siberia", ha dicho la Presidencia rusa, que ha detallado que ambos mandatarios han mantenido una conversación telefónica durante la jornada. 

En este sentido, ha resaltado que Putin "ha calificado este paso por parte del presidente estadounidense de un indicio de que en el futuro se logrará restablecer plenamente las relaciones entre los dos países".

El Servicio de Protección Aérea de Bosques de Rusia ha indicado que en Siberia hay activos 468 incendios forestales, afectando un total de 107.000 hectáreas.

Lluvia artificial

Según ha informado la televisión estatal Russia Today, uno de los métodos que ha comenzado a utilizar el ejército ruso para sofocar los incendios en la región de Irkutsk implica dejar caer sobre las nubes cartuchos con iones de plata, que logran generar precipitaciones de forma artificial.

Este mismo medio, ha asegurado que bajo esta técnica han sido sofocados ocho incendios en la zona y planea utilizarse el mismo avión AN-26 para sofocar otras áreas afectadas.  

De esta forma, las tropas desplegadas en la provincia de Irkutsk, una de las más afectadas por los incendios, permanecerán en la región hasta nuevo aviso, según ha recogido la agencia rusa de noticias Sputnik. 
 

COMPARTIR: