28 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La ropa de seguridad forestal que debes llevar en invierno

Llega el invierno y con ello uno de los momentos más importantes en el cuidado de campos, jardines y bosques. Y es que, la frase de que “los incendios de verano se apagan en invierno” tiene mucho de verdad.

Es en esta época en la que debemos centrar en reducir la biomasa acumulada durante el año, especialmente en los bosques caducifolios que ahora están pleno proceso de caída de la hoja, pero también de recoger la leña, podar y desbrozar, labores que hay que hacer extremando las medidas de seguridad, a la vez que trabajar de forma cómoda y en el que el papel de la ropa de seguridad forestal es fundamental.

Labores forestales seguras

 

El hándicap además de esta época del año es la necesidad de tener ropa y tejidos que abriguen pero que a la vez no limiten o obstaculicen nuestro trabajo, todo ello, por supuesto con la máxima seguridad.

En estos meses de invierno se multiplican las tareas de vigilancia, cuidado y limpieza en bosques y montes muy centradas en la maleza y los arbustos que se convierte en el mejor combustible para un incendio.

En estas tareas de desbroce y limpieza de los restos, tan crucial a la hora de prevenir incendios o limitarlos el pantalón forestal es fundamental. Estos pantalones deben ser anticorte para mantener la máxima seguridad cuando usamos herramientas cortantes o motosierra, y en la que combinen los refuerzos con la comodidad y flexibilidad que permita realizar una labor intensa y muy exigente.

Las manos es otra zona muy sensible y vital en apostar la mejor protección con los mejores guantes forestales en los que nunca se debe escatimar en su calidad para buscar tanto que sean ligeros para no limitar los movimientos como, por supuesto seguros.

Por último, no debemos dejar en cuenta una prenda tan importante en el duro invierno como es la chaqueta forestal especialmente diseñada para cortar y podar en las mejores condiciones de seguridad. Es importante además es importante elegir prendas especialmente diseñadas para labores específicas como por ejemplo arboristas.

Meses de trabajo y prevención

Nos encontramos en todo caso con meses de trabajo exigentes en la que no solo se realizan trabajos intensos en jardines y bosques también se multiplican los trabajos en áreas urbanas, rurales, cunetas de carreteras, etc.

Todo ello en momentos en que las circunstancias son más extremas, marcadas por días de viento o incluso por nieve, tan común en áreas de alta montaña donde se concentran buena parte de las masas arboladas de nuestro país.

Equilibrar este trabajo en circunstancias tan adversas sin descuidar la máxima protección es por ello tan importante, con otro punto que no debemos olvidar, invertir también en la máxima calidad de las prendas con las que conseguirás esta seguridad, pero también que se puedan usar durante mucho tiempo y así poder realizar este trabajo silencioso y fundamental para la salud de nuestros bosques.

COMPARTIR: