10 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los 203 grandes barcos de pasajeros que operaron en las aguas del Mediterráneo en 2017 emitieron 62.000 toneladas de óxidos de azufre

Solo 47 cruceros emiten más óxidos de azufre que 260 millones de coches, según Transport & Environment

La Unión Europea (UE) ha señalado que los cruceros están siendo señalados en Europa por la contaminación, especialmente de óxidos de azufre. Según un estudio de Transport & Enviroment, los cruceros que surcan el mediterráneo contaminan más que los 260 millones de coches que componer el parque automovilístico europeo.

Los 203 buques de crucero que operaron en las aguas europeas del Mediterráneo en 2017 emitieron un total de 62.000 toneladas de óxidos de azufre, un compuesto químico que en su forma de gas es conocido por favorecer el cáncer de pulmón y las lluvias ácidas.

Según la consultora Transport & Environment, en el mismo periodo, los 260 millones de coches que circulan por Europa emitieron 3.200 toneladas de óxidos de azufre. Según este estudio, la mitad de esas 62.000 toneladas serían imputables a una sola naviera, la Carnival Cruise Lines y sus filiales.

Curiosamente, este estudio se hizo público pocos días después de que  Carnival Cruise accediese a pagar una multa de 20 millones de euros y a someterse a una mayor vigilancia de la manera en la que se deshace de los plásticos y de las aguas fecales en sus barcos. Al parecer, en las Bahamas se limitaban a tirarlo todo al mar tal cual y a falsificar los registros para esconderlo.

En la actualidad, los cruceros amarrados en los puertos deben usar un carburante, almacenado en depósitos separados y cuya composición en azufre no supere el 0,1 %. Aún así, sus motores deben estar en marcha en permanencia para alimentar en energía esas auténticas ciudades flotantes. Un crucero medio consume cerca de 700 litros de combustible cada hora una vez amarrado (2.000 litros por hora de combustible con entre 1,5 a 3% de azufre si navega en mar abierto).

Yate de Carnival Cruise.

Según Dominique Robin, director de Air Paca (la agencia de control del aire en la Costa Azul y Provenza, en Francia), un crucero amarrado emite tanto como 10.000 a 30.000 coches. Algunos cruceros, como el 'Harmony of the Seas' (el crucero más grande del mundo) que con sus 6.800 pasajeros y 2.100 miembros de equipaje (tripulación, en jerga marítima), contamina tanto como 87.000 coches.

En 2020, siguiendo la norma de la Organización Marítima Internacional (OMI), la tasa máxima de azufre en los carburantes pasará a ser de 0,5 %. Sigue siendo una cifra muy alta con respecto a lo que se exige en algunas zonas del mundo, como Estados Unidos, Canadá, Mar del Norte y Mar Báltico.

Este mismo mes de junio, se realizó una reunión de 20 países del mediterráneo para decidir sobre la creación de una zona de reducción de emisiones (SECA) en la que se obligaría a los barcos a utilizar un carburante con tan solo 0,1 % de azufre. Tal y como se hace en otras partes del mundo.

Transport & Environment va más lejos y recomienda medidas más duras también en términos de óxidos de nitrógeno para los barcos actualmente en circulacion y no solo para los nuevos buques.

COMPARTIR: