06 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Consejos para decidir qué tipo de caldera elegir

La instalación de una caldera es un hecho que levanta enormes suspicacias por lo costoso que resulta acometerlas y las dudas que levantan las distintas variables relacionadas con el modelo más adecuado en función del tipo de vivienda, el combustible más recomendado para el tipo de caldera seleccionado o la cuantía aproximada del mantenimiento anual que es necesario aplicar para disponer cada invierno de una caldera en perfectas condiciones. Los expertos revelan cuáles son los aspectos en los que hay que poner el foco, así como los criterios para establecer el tipo de modelo más recomendado.

Por antigüedad, reformas o por mero deseo de la comunidad de propietarios, lo cierto es que la renovación de la caldera levanta serias dudas de manera habitual entre los implicados en su sustitución. Una caldera es un bien tan caro como necesario, esencial para combatir los fríos inviernos año tras año y que requiere de un mantenimiento exhaustivo para mantenerla en unas condiciones óptimas.

Cuestiones previas en torno a la instalación de una nueva caldera

El aspecto esencial que permitirá cribar toda la oferta disponible será diferenciar si la caldera va a formar parte de unas tareas de instalación o de sustitución. “En el primer caso hablamos de una instalación nueva, donde antes no existía una caldera, mientras que en el segundo supuesto nos referimos al cambio de una caldera por otra distinta sobre una instalación previamente elaborada”, afirman desde E-Ficiencia, el portal digital de Eficiencia Energética y Sostenibilidad afincado en Bizkaia. “En las instalaciones nuevas el estado de limpieza suele ser el ideal, pero en las instalaciones existentes es necesario realizar limpiezas del circuito”.

Es preciso proteger las calderas con filtros y realizar limpiezas de los circuitos de manera reiterada antes del cambio de caldera para evitar los daños causados por filtraciones de residuos que terminen por provocar roturas en el circuito, lo que conllevaría afrontar una costosa reparación que puede dilatarse durante días en función de la gravedad de los daños causados. En este sentido, es vital recordar que existen en el mercado calderas con intercambiadores especiales que disponen de una mayor sección de filtrado que reduce las zonas sensibles a la incrustación de posibles residuos que pueda transportar el agua. Es especialmente conveniente para calderas con radiadores de chapa o hierro fundido, especialmente sensibles a la acumulación de suciedad.

En busca de la máxima eficiencia

Independientemente del tamaño de la vivienda, la oferta actual del mercado ofrece opciones para todo tipo de estancias y alojamientos. Existen tanto calderas murales como de pie que se adaptan a los lugares más estrechos gracias a su rediseño, mucho más compacto, que permiten llevar a cabo procesos de instalación sensiblemente menos invasivos y que aumentan la eficiencia del circuito de desplazamiento de agua.

Las más eficientes y respetables con el medio ambiente son las calderas de condensación, aunque no todas funcionan del mismo modo al verse modificado su ratio de modulación entre unas versiones y otras. Cuando el ratio de regulación es elevado, la potencia mínima es muy baja. Una potencia mínima baja implica una mayor capacidad de adaptación de la caldera a las demandas reales de potencia, lo que reduce el consumo de gas y el desgaste de los componentes de la caldera, haciéndola más silenciosa. En este sentido, las nuevas tecnologías de calefacción juegan un papel primordial, como la Gas Inverter, una de las más conocidas que permite conseguir ratios de modulación con valores de 1:10 enormemente eficientes.

Una de las marcas de referencia en el sector de las calderas y sistemas de calefacción es Vaillant, que cuenta en su catálogo con calderas, calentadores, aparatos de aire acondicionado o bombas de calor, entre otras opciones, con una clara apuesta por el respeto medioambiental y el ecologismo. Además, en caso de avería el consumidor puede solicitar asesoría y presupuesto a través de la plataforma de servicios de reparación y mantenimiento ServicedeAsistencia, que cuenta con un equipo de profesionales especializado en tareas de reparación, revisión y sustitución de elementos dañados en todos los productos de calefacción doméstica de la marca. Destacan por su accesibilidad, pudiendo contactar con ellos por teléfono o a través del formulario web, y por los plazos del servicio, ya que ofrecen una solución personalizada al problema indicado en tan solo 24 horas. También son expertos en acometer tareas de limpieza y saneamiento de circuitos de calderas, evitando que estos dispositivos pierdan efectividad a causa de la suciedad acumulada.

La elección del combustible y la adecuación a la vivienda familiar

Otra de las cuestiones elementales es el tipo de combustible a utilizar. Existen múltiples opciones de alimentación que definen los tipos de caldera disponibles en el mercado: calderas de gas, de biomasa, pellets, eléctricas… La elección de una u otra dependerá, mayormente, del acceso a estas fuentes de energía en tu zona y el coste estimado de consumo.

Pero existen otras variables a tener en cuenta a la hora de adquirir una caldera, como el número de integrantes de la familia y, sobre todo, la cantidad de estancias de la vivienda donde previsiblemente se va a precisar de agua caliente es una de las más importantes.

Las calderas con acumulador integrado son las más recomendadas en situaciones donde la demanda de agua caliente es máxima y se lleva a cabo de manera simultánea. Estas soluciones ofrecen capacidad de producción casi ilimitadas cuando se combinan con un acumulador externo o una caldera de calefacción. El hándicap de estas instalaciones es la cantidad de espacio que precisan para instalar los voluminosos acumuladores, pero son necesarios para satisfacer la demanda simultánea de agua caliente y obtenerla en un periodo de tiempo muy reducido. Una alternativa muy recomendable en caso de querer satisfacer altos niveles de demanda sin disponer del espacio requerido es recurrir a las calderas mixtas instantáneas, capaces de ofrecer calefacción y agua caliente apta para el consumo sin contar con requisitos tan exigentes de espacio durante su instalación.

Por tanto, encontrar la caldera más apta para cada tipo de consumidor dependerá, por orden de prioridad, del número de estancias de la vivienda que van a precisar de calefacción y/o agua caliente, del número de integrantes de la familia que conviven en dicho espacio y de la adaptación de la regulación del plan Renove para la sustitución de calderas y equipos de calefacción, que promueve la renovación de los modelos de calderas más obsoletos y perjudiciales para el medio ambiente a cambio de una compensación económica para amortiguar el coste de estos modelos en determinadas comunidades autónomas.

COMPARTIR: