18 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Juzgado de Primera Instancia número 47 de Madrid le exige devolver los 12,8 millones de euros de remuneración cobrados entre 2015 y 2017

Comienzan las primeras condenas contra Ángel Ron, el señalado expresidente del Banco Popular

Ángel Ron, expresidente del Banco Popular.
Ángel Ron, expresidente del Banco Popular.
El Juzgado de Primera Instancia número 47 de Madrid ha dado la razón al Banco de Santander en un pleito contra el ex presidente del Banco Popular Ángel Ron, una entidad a la que absorvió de un modo que roza la ilegalidad y que investiga la Justicia. Ahora, Ángel Ron debe devolver los 12,8 millones de euros percibidos en concepto de retribución variable durante los dos últimos años que fue presidente del Banco Popular, entidad que arruinó y con la se quedó el Santander por tan solo un euro.

El ex presidente del Banco Popular, Ángel Ron, investigado por supuesto fraude bancario cometido en esta entidad ya desparecida, ha sido condenado por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 47 de Madrid a devolver 12,8 millones de euros de remuneración cobrados entre 2015 y 2017 como alto cargo del Banco Popular, al que llevó a la ruina.

Ron ya ha anunciado mediante un comunicado que recurrirá la sentencia, contra la que cabe recurso ante la Audiencia Provincial de Madrid, al entender que "resulta contraria a los Estatutos del Banco y a la política de remuneraciones existente, sometida a los Acuerdos del Consejo y de la Junta General de Accionistas, que aprobaron dicha retribución y estuvo vigente desde 1979 hasta la llegada del sucesor de Ángel Ron".

La sentencia también recoge que Ron debe devolver su prejubilación y se condena a Mapfre -entidad a través de la que se pagaba la póliza de seguro de rentas- a dejar sin efecto las obligaciones de pago previstas y a devolver la prima no consumida. En total, 12,8 millones de euros.

La venta del Popular, un escándalo

 

En junio de 2017 el Fondo de Resolución Bancaria (Frob) anunció la decisión de vender el Banco Popular al Banco de Santander por el precio de un euro. La decisión se adoptó después de que las entidades regulatorias asumieran que el banco presidido por Ángel Ron era inviable financieramente. Un hecho que sorprendió a todos sus ingenuos pequeños accionistas, que nunca supieron la realidad de esta histórica entidad bancaria española. 

Ángel Ron, expresidente del Banco Popular.

Durante la instrucción de esta causa, el Banco de Santander argumentó la reclamación de este millonario dinero percibido dado que el propio reglamento de Banco Popular contenía las causas sobre las que aplicar la cláusula de rescisión, entre las que se encontraba "el insuficiente desempeño económico de la entidad y la variación significativa del capital económico del banco".

El Santander decidió aplicar las cláusulas 'malus' y 'clawback' y reclamó a Ángel Ron la devolución de 12,8 millones de euros, muchos de este dinero percibido en concepto de retribución variable. 

Así, este Juzgado señala en su fallo que "debo declarar y declaro que procede aplicar la Recuperación de la Remuneración Variable de 2013 y 2014 cobrada por el Sr. Ron en los ejercicios 2015 y 2016 por importe de 215.546,33 euros, condenando en consecuencia al Sr. Ron al abono de dicha suma, junto con los intereses legales devengados desde el 8 de septiembre de 2017". 

Asimismo, se ha dictado que Ángel Ron no tiene derecho a cobrar 42.600 euros en efectivo, pendientes de 2014, y 10.216 acciones del Banco. También se condena al expresidente a devolver la póliza de rentas suscrita con la aseguradora Mapfre y exonera a esta aseguradora de cumplir con "las obligaciones de pago previstas en la póliza de seguros".

Durante todo el proceso Ángel Ron intentó paralizarlo en dos ocasione. La última en julio de 2018, cuando solicitó la suspensión del procedimiento "por prejudicialidad penal". Pero no lo consiguió y ahora comienza una cascada de condenas contra este exdirigente bancario español, señalado por sus presuntas malas praxis.

COMPARTIR: