06 de diciembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

José María Álvarez-Pallete intenta así domar la salvaje deuda que azota a la 'teleco' española con más de 26.000 millones de euros en números rojos

Telefónica saca la tijera para recortar 4.000 puestos con los que tendrá la mitad de plantilla que hace una década

Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
Telefónica incentivará 4.000 bajas de mayores de 55 años. Con esta sangría, la teleco española tendría apenas la mitad de la plantilla de la que disponía hace una década. Las críticas de los sindicatos arrecian contra Álvarez-Pallete.

Telefónica incentivará 4.000 bajas entre los mayores de 55 años con la intención de rebajar su deuda a la mitad que hace una década. La teleco española disponía de 37.000 empleados en 2012 y el próximo año, de ejecutarse esta operación de recortes, el número de trabajadores de la multinacional habría caído hasta los 18.000.

José María Álvarez-Pallete intenta domar una deuda heredada desde los tiempos de César Alierta que, a 30 de junio del presente año, llegaba a los 26.000 millones de euros, cifra que supera a la capitalización bursátil de Telefónica.

Recortes en el sector

La guerra de precios está motivando bajas entre las grandes telecos y Vodafone prepara su cuarto ERE en una década. Este recorte de la compañía británica afectará a medio millar de trabajadores. Este hecho y el anuncio de Telefónica ha motivado el enfado sindical.

UGT no solo está molesta con Pallete, sino que lamenta la "actitud irresponsable" que han tomado las autoridades europeas al fomentar una competencia salvaje que ha conllevado una guerra de precios promovida por operadores digitales que ni crean empleo, ni apenas invierten.

Protesta de trabajadores de Telefónica. 

La Ley General de Telecomunicaciones recién aprobada por el Gobierno de España tampoco parece que ayudará a romper con esta dinámica negativa ya que operadores virtuales relacionados con compañías como Facebook prácticamente no se verán afectadas.

Problemas y bajos precios para Telefónica

José María Álvarez-Pallete sigue haciendo malabares para intentar esquivar los innumerables problemas que le dejó como herencia César Alierta y para que Telefónica frene su sangría de abonados en móvil, fibra y televisión.

Álvarez-Pallete. 

Los 'culpables' de esta dinámica son MásMóvil y Digi, que suman abonados gracias a unos precios ultracompetitivos. La situación se observa con la pérdida de clientes de Telefónica en todas sus principales líneas de negocio.

Con datos de junio de 2021, Telefónica perdió casi 180.000 líneas de banda ancha fija en dos años mientras el Grupo MásMóvil crecía en 800.000. En líneas móvil, la compañía liderada por Pallete se ha dejado más de 230.000 abonados en dos años. Y Movistar+ apunta a una preocupante caída interanual de 252.000 clientes.

El imparable crecimiento de MásMóvil y Digi, que no tienen televisión ni la quieren, intentará ser frenado por Pallete. El directivo ha apostado por lanzar una tarifa low cost de fibra más móvil por 30 euros mensuales a través de la segunda marca de la compañía, O2, que ahora será comercializada en las tiendas de Telefónica.

La multinacional también es consciente de los problemas de Movistar+, que cuenta con un precio desorbitado para los clientes habituales de las OTT. Es por ello que la compañía ofrece Lite por 8 euros con 'La Resistencia' de David Broncano como producto estrella.

Este show intenta compensar los recortes que está sufriendo la plataforma, que acometerá recortes en #0 ('Late Motiv' será cancelado en diciembre, tal y como adelantó Elcierredigital.com), en Originales Movistar (tras una colección de patinazos dignos de analizar) y se supone que con el fútbol, aunque fuentes del sector consultadas por este periódico descartan que Telefónica tenga intención de prescindir de LaLiga aunque tenga que seguir pagando alrededor de 1.000 millones de euros anuales.

Deuda

Pallete no está siendo capaz de frenar la depreciación bursátil de Telefónica, pero al menos está recortando la mastodóntica deuda que heredó (tras evaporar 20.000 de los alrededor de 50.000 millones en números rojos que se 'encontró' hace cinco años) y ha presentado unos estupendos números en el primer semestre del año tras lograr unos beneficios récord de más de 8.600 millones de euros. Es evidente que el directivo está profesionalizando una gestión que su antecesor no asumió con seriedad.

Y la intención de Pallete es seguir rebajando la deuda con la venta de activos. Uno de los más jugosos es su red española de fibra, valorada en 15.000 millones de euros y en venta desde esta pasada semana para enfado de los inversores, que castigaron a Telefónica.

Retos

Pallete asegura que Telefónica levantará el vuelo con cinco recetas: "Impulsar la digitalización para una sociedad y una economía más sostenible; abordar las desigualdades invirtiendo en las aptitudes digitales; construir una conectividad inclusiva y sostenible; garantizar una competencia justa mediante la modernización de los marcos fiscales, regulatorios y de competencia; y mejorar la confianza mediante un uso ético y responsable de la tecnología".

El directivo también ha apostado fuerte por el recién creado Hub mundial de Innovación y Talento y afirma que su proyecto "pasa por convertir nuestra propia sede en un gran centro neurálgico donde se conectará el conocimiento procedente de todos los países y que consolidará el liderazgo de España en el diseño y creación del nuevo mundo digital".

El nuevo Hub, según Telefóncia, ejercerá como un polo de atracción y retención de talento y será pionero por su concepto y sus dimensiones, atributos que intentarán hacer que la empresa consolide su posición de referente en innovación.

"El futuro es presente y se juega en el terreno de la innovación y el talento, porque es ahí donde se transforman las vidas de las personas. Y Telefónica quiere redoblar su apuesta por el futuro y por las personas con el Hub mundial de Innovación y Talento". asegura Pallete.

Que añade que "ambos son vectores clave para el progreso y el bienestar de España, fundamentales para reducir las desigualdades, crear puestos de trabajo y situar a nuestro país en los puestos de cabeza de un mundo mejor, más sostenible, más justo y más inclusivo, y donde la colaboración es la mejor ventaja competitiva".

COMPARTIR: