05 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Hasta el momento, el grupo Baraka ha perdido todas sus batallas judiciales contra la cadena hotelera RIU por la propiedad de este complejo hotelero

El empresario Trinitario Casanova vuelve al Juzgado para litigar de nuevo por la propiedad del Edificio España

El edificio España que se encuentra en disputa.
El edificio España que se encuentra en disputa.
El polémico empresario Trinitario Casanova, presidente del grupo Baraka, ha vuelto al juzgado para intentar reclamar la propiedad de quince mil metros cuadrados destinados a locales comerciales en el Edificio España, de Madrid, escriturados por la cadena hotelera RIU. Casanova intentará ahora anotar en el registro de la propiedad que ese espacio comercial se encuentra en litigio para intentar entorpecer la llegada de inversores.

El Grupo Baraka y Riu Hoteles se encontraron este jueves en los juzgados madrileños. Se trata de una nueva disputa del polémico empresario murciano-alicantino Trinitario Casanova, que ve que sus negocios especulativos pueden irse al traste. Por eso, reclama de nuevo, la propiedad de los 15.000 metros cuadrados de la zona comercial del Edificio España, en el centro de Madrid.

Según explicaron fuentes de RIU, "la vista del 21 de febrero, tenía por objeto estudiar la solicitud de Baraka sobre una medida cautelar relacionada con el Edificio España". Baraka solicitó como medida cautelar que se anotase la demanda en el registro de la propiedad con fin de que posibles compradores conocieran la existencia de este litigio entre ambas empresas". Pero el juzgado todavía no emitió "ninguna resolución en relación a este proceso y, por tanto, por respeto a la decisión que debe adoptar el juzgado, RIU Hotels & Resorts no desea hacer ningún comentario adicional", apuntaron desde RIU.

Trinitario Casanova, propietario del grupo Baraka.

Baraka, propiedad de Trinitario Casanova, reclama desde hace meses que se reconozcan sus derechos sobre el espacio y se escriture a su nombre, algo a lo que se niega la cadena hotelera. El Juzgado de Primera Instancia número 51 de Madrid deberá estudiar este asunto después de haber rechazado las medidas cautelares exigidas por Baraka el pasado mes de noviembre.

La jueza ha admitido en esta ocasión la posibilidad de tomar declaración a testigos en la vista, que hasta ahora no fueron admitidos, como técnicos de las obras y técnicos del Ayuntamiento de Madrid, aunque en noviembre del año pasado aclaraba que "RIU es el único propietario del inmueble".  

COMPARTIR: