02 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La concesionaria de autopistas ha comprado por 400 millones las vías que unen esta Comunidad con La Rioja en la que ya invirtió mucho dinero público

La compañía Abertis da otro pelotazo: Se hace con la autovía a Navarra que hará perder al erario foral 600 millones

El Cierre Digital en
/ Abertis
Once años llevaba Abertis sin invertir ni un solo céntimo en las nuevas infraestructuras en España, hasta que se ha hecho, por alrededor de 400 millones de euros, con la Autovía del Camino, una autovía que conecta Navarra con La Rioja. Esta vía de tránsito va directa a provocar un agujero de 600 millones de euros a la Comunidad Foral de Navarra, que por decisión de UPN no financió su construcción a cambio de pagar un canon leonino a las concesionarias.

Abertis vuelve su mirada hacia su país de origen, España, tras 11 años sin invertir un solo céntimo en hacerse con infraestructuras. La multinacional se expandió hace unos años a Francia, Brasil, Argentina y Chile, y recientemente ha firmado adquisiciones en Estados Unidos y Puerto Rico. 

La concesionaria con más kilómetros de autopistas del mundo, heredera de la histórica Acesa y propiedad de la italiana Mundys y la española ACS, se ha desperezado en la piel de toro bajo la dirección de José Aljaro, que hace unos meses ya aseguró que podrían formalizar compras en España. 

La Autovía del Camino

Aljaro ha tutelado la adquisición de la Autovía del Camino, que era propiedad al cien por ciento del banco suizo UBS, que se ha desprendido de esta polémica vía de tránsito que conecta Navarra con La Rioja por alrededor de 400 millones de euros. 

Una cifra parecida a esta cantidad no fue abonada por el Gobierno de Navarra en su puesta en marcha en 2006, pues el Ejecutivo, liderado entonces por UPN, decidió que en vez de sufragarlo pagaría a cambio un canon por el número de viajeros y mantenimiento de las vías.

El resultado ha sido catastrófico para las cuentas forales. Y es que la Autovía del Camino tuvo un costo de 389,9 millones de euros en 2006 para una UTE liderada por Caja Navarra, que  tres años después vendió la concesión a un fondo de inversión del Deutsche Bank, que en 2017 se la revendió a UBS. 

La Comunidad Foral, a cambio de no sufragar la inversión de 389,9 millones, ya ha abonado 603,7 millones en tasas, según informa Diario de Noticias de Navarra, y tiene comprometidos 383,2 millones hasta dos años después de que finalice la concesión a Abertis, 2032

Autovía del Camino. 

Por el uso y mantenimiento de esta vía, el Gobierno de Navarra ha abonado 56 millones en 2023. Abertis, sabedora de los jugosos pagos del Ejecutivo foral, ahora expande sus negocios en España y engarza esta carretera navarro-riojana con sus seis concesiones (Aucat, Aulesa, Avasa, Castellana, Túnels y Trados) que cuentan con peajes en Barcelona, León, Bilbao, Zaragoza o Segovia. 

Peaje en la sombra

Explica Abertis que la adquisición del 100% de la Autovía del Camino, concesión de peaje en sombra que conecta Navarra con el Alto Valle del Ebro y que constituye un área de influencia directa entre Pamplona y Logroño, refuerza su posición en el mercado estratégico español.

La multinacional espera que la operación se complete antes de fin de año, momento en el que la concesión comenzará a operar en línea con los estándares de operaciones, seguridad, calidad y sostenibilidad de Autopistas. 

La Autovía del Camino, cuyo contrato de concesión con el Gobierno de Navarra vence en diciembre de 2030, recorre 72 kilómetros a lo largo de un área de influencia directa que recoge a 144 localidades entre Pamplona y Logroño, y beneficia directamente a una población total de 480.000 habitantes

Informa Abertis que esta vía "en 2022, presentó un sólido rendimiento de tráfico con un incremento del 4,2% al cierre del año, así como 49,5 millones de euros de ingresos y un EBITDA de 45 millones de euros". 

Y explica que la mayor parte del tráfico corresponde a vehículos ligeros que se desplazan a diario por motivos laborales, y quienes encuentran en este activo una vía que permite un importante ahorro de tiempo en su desplazamiento respecto a las carreteras alternativas. Autovía del Camino contribuirá a la estrategia de crecimiento de Abertis. 

UBS, por su parte, anuncia que se centra activamente en los sectores de infraestructuras digitales y transición energética, con un pipeline claramente definido de oportunidades atractivas en España y Europa. 

Operación "clave"

La Autovía del Camino será explotada por la filial española de Abertis, Autopistas, que según su propietaria "es una compañía con experiencia que diseña, construye y gestiona autopistas sostenibles y seguras para dar respuesta a la movilidad eficiente, inteligente y responsable del presente y del futuro. Autopistas está integrada por varias empresas concesionarias de peaje". 

Autopistas cuenta en España con 6 concesiones con participación mayoritaria, 561 km y más de 30 km de túneles. "Todas estas compañías comparten el objetivo de ofrecer a los clientes una gestión responsable de las vías que operan y facilitar viajes seguros, cómodos y una experiencia de calidad en cada uno de sus desplazamientos", anuncian. 

Daniel Vilanova, director general de Autopistas, destaca "la importancia de la operación para Autopistas, suponiendo una evidencia clara del mantenimiento de la apuesta de Abertis por el país en el que se iniciaron sus actividades". 

Aljaro, por su parte, anuncia que están "inmersos en una nueva etapa de crecimiento clave para el futuro de Abertis. Esta operación es especialmente importante para nosotros al darse en un mercado como España, donde nos avalan años de experiencia como operador de referencia en la gestión de infraestructuras". 

COMPARTIR: