20 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La cadena de distribución alimentaria presidida por Juan Roig ha reducido su red de supermercados en 2023 y fue sancionada por Inspección de Trabajo

Mercadona en caída: Rediseña su estrategia reputacional tras las críticas por subir precios y sus condiciones laborales

Exclusiva Juan Roig.
Juan Roig.
Mercadona, la cadena de distribución alimentaria presidida por Juan Roig, está en caída libre. Ha reducido su red de supermercados en 2023 y ha sido sancionada incluso por la Inspección de Trabajo. Aunque parece no dejar de ganar cuota de mercado en la distribución en España, al mismo ritmo su reputación se hunde. El gigante presidido por Juan Roig está siendo fuertemente criticado desde las redes sociales. Es por ello que el directivo valenciano ha ordenado resetear la estrategia reputacional.

Mercadona, la cadena de distribución alimentaria presidida por Juan Roig, no parece dejar de ganar cuota de mercado en el campo de la distribución alimentaria en España, pero al mismo tiempo su reputación se hunde claramente en el mercado nacional. Las críticas en las redes sociales hacia la cadena de Roig son cada vez más masivas y rotundas. Se focalizan principalmente en la subida desmesurada de precios, así como la venta de algunos productos en mal estado o las condiciones laborales que la compañía valenciana oferta a sus trabajadores. 

"Hemos subido una burrada los precios, si no lo hubiéramos hecho habría sido un desastre", reconocía hace unos meses sin rubor su presidente, Juan Roig, que tal y como señalan fuentes de la propia empresa valenciana a elcierredigital.com, "ha ordenado de inmediato poner en marcha una nueva estrategia en la información que sirven a sus compradores, así como en las redes sociales". Todo, señalan estas mismas fuentes, "con el fin de mejorar la reputación de Mercadona, ahora mismo en caída libre".

Tanto es así, que la conocida empresa de distribución alimentaria ha reducido en el primer semestre de 2023 su red de supermercados. Su imagen ha recibido en los últimos tiempos "metralla dialéctica" desde la izquierda española, al ser su dueño tildado por la ministra de Podemos Ione Belarra como "un capitalista despiadado".

Para salvar su imagen, Juan Roig, que se embolsó casi 100 millones de euros entre sueldo y dividendo en el ejercicio pasado de 2022, ha presumido de haber donado más de 10.000 toneladas de alimentos en el primer semestre del presente año. 

Críticas condiciones laborales

El gigante presidido por Juan Roig está siendo fuertemente criticado desde las redes sociales por sus condiciones laborales a sus empleados. No obstante, Mercadona alardea de las condiciones que ofrece a sus 96.000 trabajadores y afirma que en 2022 creó "más de 3.000 nuevos puestos de trabajo estables y de calidad, más de 2.000 en España y alrededor de 1.000 en Portugal". 

Fuentes sindicales consultadas por elcierredigital.com afirman que "la promoción en la compañía alimentaria de Juan Roig implica no cogerse más bajas de salud que las imprescindibles y no realizar actividad sindical alguna que incomode a la dirección de Mercadona".

Hace meses, el periódico El Salto recopiló algunos de los casos más polémicos producidos en el seno de la Mercadona de Juan Roig. Desde presuntos casos de acoso sexual (en Valencia durante el año 2015), hasta represión sindical (como en 2013, cuando Francisco Enríquez, empleado en Málaga, fue despedido de la empresa por formar parte de la CGT), o ciertos abusos laborales (tres casos en Fraga durante el año 2013). 

Sanción de Inspección de Trabajo a Mercadona

A pesar de estas críticas sociales, Mercadona informaba hace unos meses de una facturación récord en en el ejercicio de 2022, con 31.041 millones de euros, lo que suponía un 11 por ciento más que en el ejercicio anterior. Con un máximo de beneficios (718 millones durante el pasado curso) y con condiciones laborales propicias para su plantilla.

Mercadona. Foto: Wiki. 

Sin embargo, este último capítulo está en tela de jucio por las múltiples denuncias que ha sufrido la compañía de Juan Roig por "prácticas antisindicales y algunos métodos laborales escasamente saludables", tal y como han denunciado sindicatos como CGT (Confederación General del Trabajo). 

Incluso algunas denuncias se han convertido hasta en sanciones. Y es que la Inspección de Trabajo ha considerado probadas las denuncias de acoso laboral que han sufrido dos de sus trabajadoras de los centros que la empresa de distribucion alimentaria tiene en Navarra.

Este hecho ha supuesto una multa de 7.501 euros contra Mercadona, ya que la Inspección de Trabajo considera a la empresa presidida por Juan Roig es la responsable de la actuación negligente de una de sus encargadas contra dos de sus trabajadoras. 

La citada encargada, tal y como denunció el sindicato ELA, buscó "minar la resistencia psicológica de las trabajadoras mediante actuaciones vejatorias e intimidatorias, atacando su dignidad y provocando el menoscabo en su vida profesional, e incluso personal".

El sindicato vasco-navarro ha denunciado especialmente la actitud de la dirección de Mercadona: "Sus directivos, en todo momento, han tratado de ocultar estas prácticas abusivas, apoyando a la acosadora frente a las víctimas y presionando a sus compañeros/as para evitar que hablasen con la inspectora de trabajo, hechos éstos que también quedan acreditados en la resolución", señalan. 

ELA cree que esta situación "no es un caso aislado" y afirma que "si no afloran más casos, es por el miedo de la plantilla a denunciar las prácticas que se dan con asiduidad en Mercadona", por lo cual la animan "a vencer ese miedo y denunciar las situaciones de acoso que puedan estar sufriendo", señalan.

Mercadona guardó silencio sobre el asunto, como cada vez que el tema no le es propicio, pero Juan Roig ahora parece querer resetear su estrategia reputacional. Y cambiar el reverso de una fulgurante caída, preocupante para sus intereses y su todavía boyante economía. 

COMPARTIR: