30 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La importancia del plan de carrera de los empleados en la empresa

Nos encontramos en un contexto en el que la digitalización y el teletrabajo han sido dos de los elementos que han provocado un creciente desafío para las empresas cuando se trata de retener el talento con el que cuentan en sus equipos. El factor económico, históricamente considerado como uno de los grandes atributos con los que contaban las empresas para seducir a sus empleados, ha dejado de tener la importancia de antaño. Ahora, elementos tales como la flexibilidad del trabajo híbrido, el bienestar emocional o contar con un plan de carrera son tres de los múltiples elementos que permiten afianzar las relaciones entre empresa y empleado.

En este artículo te contamos cómo a partir de medir el desempeño laboral de los trabajadores vamos a poder implementar una Guía Plan de carrera profesional de los empleados que nos permita asegurar el desarrollo profesional que nuestros empleados necesitan para retener el talento de nuestra compañía.

¿Qué es un plan de carrera?

En primer lugar, comenzaremos definiendo qué se entiende específicamente bajo el término de plan de carrera. Dentro del área de recursos humanos, con este concepto se hace referencia al proceso que permite fijar los objetivos profesionales de cada trabajador de manera independiente. Para alcanzarlos, también se define tanto el camino como los recursos que se ofrecen hasta poder cumplir con todas nuestras metas.

Elaborar un plan de carrera no es sencillo, puesto que existen una gran cantidad de elementos que debemos tener en cuenta. Y es que se debe tener en consideración tanto los objetivos de la empresa como las características particulares del sector del que forma parte. Además de, cómo no, las motivaciones del propio empleado. Para poder establecerlo y que dé los frutos deseados, debemos ser capaces de medir el desempeño laboral de los trabajadores para obtener la información necesaria sobre el conjunto de las acciones que se lleven a cabo.

Mediante una herramienta que nos ayude a identificar este desempeño podremos obtener datos tan valiosos como las oportunidades en materia de comunicación, las oportunidades de mejora que se están sucediendo tanto en nuestra empresa como en los diferentes departamentos que la conforman, la capacidad para detectar conflictos y adelantarnos a los problemas o los diferentes recursos que existen para suplir las carencias existentes.

Los beneficios de implementar un plan de desarrollo profesional

Ofrecer un plan de desarrollo profesional es un tema que resuena en la mayoría de las reuniones de los departamentos de recursos humanos. Pero, ¿conocemos realmente el alcance y los beneficios de una buena implementación? Los descubrimos:

  • Un plan de desarrollo profesional nos ayuda de manera directa a obtener una mayor motivación laboral y compromiso por parte de todos los empleados. La explicación la encontramos en la gran cantidad de retos y de responsabilidades que podemos ofrecer a los mismos, ayudándonos a crear un ámbito profesional mucho más proactivo para interiorizar los cambios existentes que son necesarios recorrer con el objetivo de aumentar el sentido de pertenencia a la organización.
  • Alinea los objetivos de tu negocio con los objetivos profesionales de tus trabajadores: Los planes de carrera nos permiten alinear los objetivos profesionales tanto de la empresa como de los trabajadores. De este modo, siempre tendremos las garantías de que todos nuestros trabajadores se sienten involucrados con las metas que desea alcanzar la organización en el corto, en el medio y en el largo plazo. Y las acciones que se llevan a cabo van enfocadas hacia la consecución de los mismos.
  • Capacidad para retener el talento y, por ende, atraer nuevo: Cuando nos referimos al plan de carrera como una de las mejores soluciones que podemos encontrar en el mercado para captar el talento, no podemos olvidar su impacto para retener el mismo. El aumento de la motivación y del compromiso por parte de nuestros trabajadores nos permite obtener una tasa de abandono muy inferior a cualquier otra organización que no cuenta con esta herramienta integrada. El resultado es que la tasa de rotación es inferior y, por ende, existe una mayor cohesión de grupo.
  • Mayor productividad: Por último, debemos destacar la productividad que se desprende de este tipo de acciones en el plano profesional. Los empleados, al estar más comprometidos, nos ayudan a poder alcanzar una mayor cantidad de tareas en un menor tiempo de ejecución. La productividad se ve, por tanto, incrementada de manera directa. Con una gran cantidad de opciones que podemos alcanzar a través de esta nueva situación.

Como hemos podido comprobar, no es casualidad que los planes de carrera se hayan convertido en una de las mejores garantías que una empresa puede integrar cuando se trata de garantizar una menor tasa de rotación en nuestro negocio y asegurar la productividad y motivación de nuestros empleados. Contar con una herramienta específica nos permitirá cubrir todas nuestras necesidades y obtener métricas que nos ayudarán en su posterior implementación.

COMPARTIR: