05 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La cooperativa navarra Valle de Odieta tenía proyectado un negocio con 24.000 cabezas en Noviercas, población castellana de 150 habitantes

El Gobierno recorta el proyecto de construir la mayor granja de vacas de Europa en Soria

/ Noviercas.
La pequeña localidad soriana de Noviercas iba a acoger una macrogranja de 24.000 vacas. Este negocio, el mayor de Europa en el sector bovino, estaba proyectado por la cooperativa navarra Valle de Odieta, que ahora ha visto como un Decreto gubernamental reduce considerablemente este proyecto.

La cooperativa navarra Valle de Odieta cuenta con una granja en su tierra natal, Caparroso, y tenía proyectada la mayor de Europa en el sector bovino con 24.000 cabezas. La minúscula localidad soriana de Noviercas, apenas 150 habitantes, iba a acoger este negocio. 

"Los expedientes correspondientes a la autorización de explotaciones en fase de tramitación sobre los que no haya recaído resolución en firme en vía administrativa que hubieran iniciado la construcción de las instalaciones directamente implicadas en el proceso de producción con anterioridad a la fecha en que la presente norma se sometió a consulta pública, se resolverán conforme a la normativa en vigor en el momento del inicio de las obras", aseguran desde La Moncloa. 

"Con el establecimiento de esta capacidad máxima se ha buscado mantener un equilibrio entre la dimensión necesaria para garantizar la sostenibilidad económica de las granjas, y la sostenibilidad social y medioambiental de la actividad, apostando por la ganadería familiar", añaden. 

Con estas palabras el Gobierno de España recorta el proyecto de Valle de Odieta, que, al no haber iniciado las obras en Noviercas, tendría que conformarse con poner en pie una granja de 'apenas' 850 animales. 

Discordia

Este proyecto empresarial sembró la discordia en la provincia de Soria. Y más aún tras saberse que el Ayuntamiento de Noviercas, gobernado por el PP, ha decidido modificar su normativa para facilitar la instalación de explotaciones ganaderas de un tamaño importante. 

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) para Castilla y León llevó esta esta regulación a los tribunales y advirtió de las consecuencias de una instalación con más de 18.000 vacas adultas que producirían 200.000 toneladas de leche anuales en una superficie de 154 hectáreas.

Según COAG, la luz verde al proyecto de Valle de Odieta en Noviercas hubiera hundido los precios de la leche por su elevada producción, habría contribuido a cerrar más de 400 explotaciones familiares en la región y, aunque crease 250 puestos de trabajo, habría provocado la destrucción de otros 700.

Proyecto polémico 

Valle de Odieta se querelló hace unos meses contra 14 colectivos y 15 personas por presuntas injurias. Los colectivos que recibieron la querella son Alnus, Marcilla Viva, Asamblea Soberanía Alimentaria, REAS Nafarroa, Asociación Hacendera, Compañía de las Tres Erres, Asociación Lurra, Ekologistak Martxan – Ecologistas en Acción, Urbizi Nueva Cultura del Agua, Etxalde Movimiento Social de Campesinas de Euskal Herria por la Soberanía Alimentaria y una Agricultura Duradera, Greenpeace, Landare, Mugarik Gabe Nafarroa Asociación para la Ayuda y Cooperación con los Pueblos del Sur, y Fundación Sustrai Erakuntza.

Noviercas2

Valle de Odieta. 

Esta última aseguró que las querellas responden a una estrategia de la empresa "para amedrentar a los colectivos y así evitar que se conozcan las consecuencias que este modelo acarrea. Esto no es algo nuevo, ya que numerosas empresas recurren a este tipo de estrategias que se conocen como SLAPP. Se trata de demandas presentadas por actores poderosos, generalmente grandes empresas o despachos, para acallar a quienes denuncian alguna irregularidad en relación a asuntos públicos. Las víctimas más habituales de estas demandas son activistas, periodistas independientes o investigadores, que desempeñan una función de vigilancia imprescindible en los sistemas democráticos". 

Cambios normativos

La empresa Valle de Odieta también es noticia porque ha logrado que el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSNJ) dé luz verde a que duplique el tamaño de otra instalación que tiene en la localidad navarra de Caparroso. 
 
Esta sentencia obligó al Gobierno foral a promover un cambio legislativo. La empresa Valle de Odieta consiguió en la citada sentencia que el TSJN revirtiera una resolución de 2018 que le impedía que una granja de Caparroso pasase de albergar 3.450 cabezas de ganado a alrededor de 7.000. 
 
El Gobierno de Navarra, de la mano de la consejera de Desarrollo Rural Itziar Gómez, salió al paso y anunció que prepara una regulación legislativa para evitar que se expanda una fiebre de macrogranjas. Euskal Herria Bildu aseguró que "este modelo de negocio de estas explotaciones, industrial, intensivo y negativo para la tierra, porque tienen problemas muy graves tales como el alto consumo de agua, posible contaminación de acuíferos por los purines y digestato, expulsión de gases efecto invernadero, malos olores". 
 
Podemos aseguró que una macrogranja "podría suponer la estocada final para muchos ganaderos y ganaderas navarras, el aumento de la despoblación rural y un auténtico despropósito ecológico". Y la consejera Itziar Gómez ha asegurado que pretende "regular el tamaño de las explotaciones cuando esté directamente vinculado a la reducción de riesgos epidemiológicos".
 
 
COMPARTIR: