28 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El quinto banco español es en la actualidad el menos rentable y el empresario de 'La Malaya' Tomás Olivo se ha hecho fuerte en su capital

Unicaja inicia etapa: Se jubila su presidente Manuel Azuaga y se pone en manos de Isidro Rubiales

El Cierre Digital en
/ Unicaja
Unicaja Banco busca presidente tras la jubilación prematura de Manuel Azuaga, que ha logrado solventar la crisis interna que reinaba en la quinta entidad de crédito español. El banco andaluz inicia etapa de la mano de su nuevo consejero delegado, Isidro Rubiales, que quiere que Unicaja deje de ser el banco español menos rentable para sus accionistas.

Unicaja Banco busca presidente tras la jubilación anticipada de Manuel Azuaga, que tenía contrato hasta 2025. El directivo ha dicho adiós tras solventar la crisis interna que sufría la quinta entidad de crédito español

Y lo ha hecho tras la vuelta de Unicaja a la senda de los beneficios tras digerir los 64 millones de euros extra por el impuesto a la banca. La caja de origen malagueño ganó hasta septiembre 285,4 millones de euros, lo cual supone un 4,9% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. 

Nueva etapa

Unicaja estrena etapa bajo la dirección de su nuevo consejero delgado, Isidro Rubiales, cuya designación, según señaló Azuaga, "persigue dinamizar la actividad comercial y reforzar la capacidad de generación de resultados, dotando de continuidad la trayectoria de solidez financiera y de vinculación con los territorios en los que operamos, especialmente en los de origen, donde debemos seguir siendo entidad de referencia". 

Rubiales intentará que Unicaja deje de ser el banco español menos rentable para sus accionistas tras la marcha de Azuaga, que cree que "es el momento idóneo para su relevo en el cargo y poner fin a su carrera desarrollada en Unicaja Banco desde su constitución en el año 2011, y en las entidades que lo precedieron, desde 1986"

Tomás Olivo se ha convertido en el segundo accionista

Unicaja también ha sido noticia por algunos cambios accionariales significativos. Y es que Tomás Olivo, que llevaba meses intentando hacerse fuerte en Unicaja Banco, se ha convertido en segundo accionista tras elevar su participación desde el 6,7% al 9,12% del capital de la compañía de crédito malagueña. 

Olivo ha comprado su paquete al empresario mexicano Ernesto Tinajero por 187 millones de euros y, tal y como recoge el Diario Sur de Málaga, lo hace para "dar continuidad a la pervivencia de Unicaja como entidad andaluza".

El bloque malagueño recuperó hace unos meses el control de Unicaja

La crisis interna desatada en la quinta entidad de crédito española se resolvió gracias a que el bloque malagueño de Unicaja tumbó como consejero delegado al asturiano Manuel Menéndez, aupado al cargo tras un pacto con el histórico Braulio Medel. 

Manuel Azuaga. 

En 2021 Unicaja absorbía Liberbank (que una década atrás se había constituido con varias cajas regidas por el equipo de Cajastur) y el poder se configuraba entre Braulio Medel, hasta el pasado año presidente de la Fundación Unicaja, y Manuel Menéndez, consejero delegado de Cajastur primero, Liberbank más adelante y, hasta hace unos meses, Unicaja. 

Esta pinza entre Medel y Menéndez soliviantó a Málaga, ya que Oviedo y Madrid fueron las receptoras de los servicios esenciales que se prestaban en la ciudad andaluza, que a través de políticos como Juanma Moreno, Paco de la Torre y Elías Bendodo mostraron su enfado por la situación de Unicaja. 

Menéndez (que en 2022 se embolsó 758.000 euros) ha sido tumbado por el sustituto de Medel en la presidencia de la Fundación, José Manuel Domínguez, y el presidente de Unicaja, Manuel Azuaga (que cobró 899.000 euros).

Este triunfo malagueño otorgó tranquilidad en la CNMV, que a cuenta de Indra aseguró que "las desavenencias sobre gobernanza en sus órganos colegiados deben procurar solventarse sin cercenar la continuidad de los consejeros independientes, cuya misión es velar por los intereses de todos los accionistas, especialmente los minoritarios"

El organismo, en claro recado a Unicaja, pidió que se evitase "que la repetición de episodios similares pueda socavar la solidez del gobierno corporativo de las cotizadas española". 

La caída de Braulio Medel de la presidencia de Fundación Unicaja

La vieja guardia del PSOE andaluz se hacía cruces al ver la actitud de su eterno aliado, Braulio Medel, que prometió renunciar a la presidencia de la Fundación Unicaja y finalmente intentó atrincherarse en el cargo. 

Medel anunció su marcha "en un corto período de tiempo". Pero el economista andaluz se arrepintió a pesar de que el Protectorado de las fundaciones bancarias, dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos, mostrase "serias dudas" sobre su "honorabilidad comercial y profesional". 

Estas dudas estaban relacionadas con las denuncias de la Confederación Intersindical de Crédito (CIC) y de la plataforma Salvemos Unicaja, que lidera el profesor Pedro Moreno. Y es que existía la percepción en ambas organizaciones de que la Fundación Unicaja estaba enviando sus servicios fuera de Andalucía porque Medel conformó una pinza con Liberbank, que cuenta con un peso en la entidad del 40%. 

El enfado del PSOE estaba motivado porque Medel está íntimamente vinculado al partido. Este catedrático de Hacienda Pública por la Universidad de Málaga (de la que fue profesor desde sus inicios, allá por 1971), tuteló la fusión entre la Caja de Ahorros de Málaga y la de Cádiz

De aquella unión nació en 1991 Unicaja, convertida desde sus inicios en una entidad de crédito muy ligada a los intereses socialistas. Y es que la cercanía entre el PSOE y Medel se había evidenciado cuando en los ochenta fue nombrado viceconsejero de Economía y Hacienda. 

El PP cargó el pasado año contra Braulio Medel, del que recordaron que fue imputado como miembro del consejo rector de la Agencia de Innovación y Desarrollo Andaluz que tenía que tutelar los ERE que acabaron con fraude de 11.700 millones de euros. Cierto es que todos los miembros finalmente fueron absueltos en 2016. 

COMPARTIR: