30 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Financiación privada para empresas: qué es y cuándo conviene contratarla

Si quieres disfrutar de financiación privada para empresas, debes saber que los requisitos para acceder al dinero que necesitas son muy pequeños. Además, se ha demostrado que actualmente es una de las mejores fuentes de financiación para las empresas, de aquí que este sistema de crédito cada vez sea más común entre los empresarios. Gracias al dinero que se consigue con este medio, no solo se puede seguir adelante con la empresa, sino que la misma puede invertir para crecer y así aumentar los beneficios.

Qué es la financiación privada para empresas

Una de las mejores opciones que tienen las empresas en estos momentos para conseguir liquidez es apostar por la financiación privada. Es un mercado muy amplio, por lo que no suele ser complicado conseguir el dinero que se necesita. A través de este medio se puede conseguir préstamos privados a través de inversores mercantiles y particulares.

La ventaja de este sistema de financiación es que cualquier empresa se puede ver beneficiada. Lo único que se necesita es tener una garantía de propiedad inmobiliaria, la cual tendrá que estar libre de cargas y por supuesto sin hipoteca para poder acceder a la liquidez que estamos buscando. En ocasiones si la hipoteca es pequeña también se puede acceder.

Es importante dejar claro que este tipo de financiación es un poco más cara que la que ofrece la banca debido a que es más rápida, sencilla y sobre todo porque es realizada través de inversores, los cuales como es normal quieren obtener beneficios a cambio de prestar su dinero.

Qué son los préstamos de capital privado para empresas y pymes

Si te encuentras en un periodo de estancamiento financiero y necesitas dinero para que la empresa pueda seguir operando o creciendo, los préstamos de capital privado son la fórmula que estás buscando. Sobre todo si la banca tradicional no te ofrece el dinero que estás solicitando.

Con este tipo de financiación las empresas pueden conseguir el dinero que necesitan incluso si están registradas en un listado de morosidad como el de ASNEF. No te veas en la obligación de cerrar tu negocio por falta de liquidez, apuesta por este tipo de financiación y podrás conseguir que tu proyecto siga en funcionamiento o incluso pueda crecer. Evita quedarte estancado por falta de dinero.

Los últimos datos han mostrado que más de 150000 empresas y pymes han tenido que cerrar sus negocios por falta de liquidez para seguir operando. Muchas de estas empresas cerraron porque no consiguieron financiación para poder seguir con sus proyectos. Es decir, muchas de esas empresas no apostaron ni se informaron sobre los préstamos de capital privado. Si tienes bienes inmobiliario y buscas financiación, esta opción te dará fácilmente el dinero. Así no tendrás que cerrar tu negocio y en consecuencia no tendrás que dejar a muchas familias en la calle.

Características de la financiación privada para empresas mediante capital privado

Si quieres acceder a este tipo de financiación es muy importante que tengas una garantía inmobiliaria. Sin esa garantía no podrás acceder a este tipo de financiación y en consecuencia tendrás que buscar otras vías. El objetivo de esa garantía es que los inversores que te han dejado el dinero tengan la seguridad de que en caso de impago van a recuperar su dinero y sus intereses.

Para que te hagas a la idea, los intereses de los préstamos privados para empresas suelen rondar del 9% al 12%. Todo dependerá del perfil de la empresa que pide el dinero y sobre todo del fin de dicho dinero. Como es normal, cuanto más riesgo, más interés se debe pagar. Una vez solicitado el dinero, se puede devolver hasta en 10 años, pero todo dependerá de las necesidades de cada persona. Se puede devolver el dinero en menos tiempo sin problemas.

En cuanto al capital que se puede acceder, todo dependerá de la tasación de la garantía inmobiliaria. Cuanto mayor sea la tasación, mayor importe se podrá conseguir a través de esta línea de crédito.

Gracias a este tipo de financiación, el inversor gana la rentabilidad de los intereses y la empresa gana, gracias a que consigue el dinero que necesita para seguir en pie o crecer. Por este motivo, tienes que ver como una opción realmente interesante este tipo de financiación en el caso de que la banca te haya cerrado las puertas. Si realmente crees en tu proyecto y además cuentas con una garantía inmobiliaria, esta opción no te va a decepcionar.

Cómo conseguir financiación privada para emprendedores

Si has llegado hasta aquí es porque este tipo de financiación te interesa y seguramente se adapte muy bien a lo que estás buscando.

Para comenzar, siempre tienes que comparar entre diferentes opciones para solicitar la financiación que realmente encaja con tus necesidades. Siempre tienes que solicitar el dinero a través de una empresa que esté regulada y que te ofrezca unas buenas condiciones.

Cuando tenemos la empresa a través de la cual queremos solicitar la financiación, es el momento de hacer números y ver si realmente vamos a poder devolver el dinero con nuestros proyectos. Hay que ser realistas y ver si la empresa realmente tiene futuro o solo la vamos a aguantar para nada. Si eres realista, podrás solicitar el dinero únicamente cuando realmente tengas claro que es una opción para ganar dinero a medio y largo plazo. Si ves que puedes devolver el dinero, es el momento de ver cuanto tiempo vas a necesitar para devolver el dinero que vas a solicitar. Recuerda, cuanto más tiempo tardes en devolver el dinero, más intereses tendrás que pagar durante la vida del mismo. Pero a cambio conseguirás cuotas más económicas, por lo que te será un poco más fácil cuadrar las cuentas cada mes. Haz números y seguro que encontrarás la cuota que mejor se adapta a tus necesidades.

Finalmente, si tienes claro que es lo que estás buscando, solo tienes que ponerte en contacto con la empresa y cerrar el préstamo. Antes de firmar, se tasará el aval inmobiliario y una vez que el préstamo sea aceptado, solo tendrá que firmar. Siempre tienes que leer lo que vas a firmar para evitar llevarte algún susto innecesario.

Una vez que hayas firmado, la empresa te hará la trasferencia al número de cuenta que hayas puesto y uno o dos días podrás disfrutar del dinero. El proceso es muy rápido y sencillo. Eso sí, una vez firmado y recibido el dinero te tienes que comprometer a devolver el dinero o perderás el aval que hayas presentado para conseguir el dinero que necesitas para la empresa.

COMPARTIR: