16 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El cierre digital ya adelantó la criticada gestión de este directivo, que blindó su sueldo y ejecutó despidos tras rescatar el Gobierno a la compañía

Caos en Duro Felguera: Las pérdidas llevan a sus dueños mexicanos a trazar el cese del CEO Jaime Argüelles

El Cierre Digital en
/ Jaime Argüelles, presidente de Duro Felguera.
Un año acaba de cumplir el acuerdo que llevó a las compañías aztecas Grupo Prodi y Mota Engil México a hacerse con la histórica siderúrgica asturiana Duro Felguera, que ha presentado unas pérdidas que son el preámbulo del despido del CEO Jaime Argüelles. 'Elcierredigital.com' ya adelantó las denuncias y críticas a su gestión y su decisión de blindarse el sueldo tras ser rescata la compañía por el Gobierno y ejecutar despidos.

"Jaime Argüelles está sentenciado y en los próximos días va a comenzar a negociarse su despido". Así de tajantes se muestran fuentes sindicales de Duro Felguera consultadas por Elcierredigital.com, que el pasado año ya adelantó la preocupante dinámica de la histórica siderúrgica asturiana.

Entonces, la irrupción en el accionariado de las compañías aztecas Grupo Prodi y Mota Engil México se hicieron con el control de la empresa y apostaron por mantener a la cúpula que la controla desde 2020, encabezada por el CEO. 

Pero las recientes cuentas de la compañía, que ha vuelto a la senda de las pérdidas tras haberlas ampliado hasta los 21,8 millones en 2023, sentencian a Argüelles, que tenía previsto presentar números rojos por valor de 'apenas' 2,2 millones. 

Pese a lo cual, desde Duro Felguera echan la culpa de las cuentas a la herencia recibida y dicen que las mismas "reflejan el esfuerzo realizado por la compañía para sanear y ordenar la negativa situación heredada en términos de litigios, proveedores y plantilla, junto a contingencias no previstas, como la guerra de Ucrania o el desencuentro diplomático con Argelia, así como otras vinculadas a nuevos proyectos específicos, dentro del marco de un aumento significativo en la contratación, fundamentalmente el de TATA Steel en Países Bajos y el de Dombasle". 

"El Consejo de Administración, consciente de que el proceso iniciado de transformación de la compañía está marcado por su Plan de Viabilidad Actualizado para el período 2023-2028 que recibirá un impulso fundamental con la entrada de los nuevos socios mayoritarios en los órganos de decisión de la Compañía, adoptará las medidas imprescindibles para regresar a la senda de recuperación prevista en dicho Plan", anticipan. 

Este medio ya se hizo eco el pasado año de la denunciada situación económica de la compañía, amén de los 'sueldazos' de su cúpula, el río de despidos y su futuro atado a dos empresas mexicanas, Prodi y Mota-Engil, pese a haber disfrutado un millonario rescate público. 

Y es que la empresa fue rescatada con 120 millones públicos hace apenas 3 años, y el pasado año, y a pesar de contar con dos consejeros elegidos por SEPI en su Consejo de Administración, aprobó un plan de 180 despidos y elevó los sueldos de su cúpula, tal y como señaló Elcierredigital.com

Cabe recordar que su presidente, Jaime Argüelles, se blindó su sueldo millonario de alrededor de 500.000 euros al año (435.000 de base más bonus) y que la cúpula de la empresa se embolsó en 2022 alrededor de 893.000 euros, en vez de los 783.000 euros de 2021.

Deloitte le comprometió hace unos meses

El autobombo practicado por Duro Felguera tras presentar unos aseados resultados del primer semestre de 2023, en los que volvieron a la senda de los beneficios (1,57 millones de euros) y dispararon sus ventas (+157%), quedaron en papel mojado tras conocerse que su auditora, el gigante Deloitte, dudaba de su viabilidad

Jaime Argüelles. 

Argüelles intentó evitar la quiebra de Duro Felguera poniendo el control de la multinacional asturiana en manos de dos compañías mexicanas y desprendiéndose de varios activos para poder contar con caja que le inyecte liquidez. 

El fondo de maniobra negativo que sufre provoca, tal y como señaló Deloitte, "la existencia de una incertidumbre material que puede generar dudas significativas sobre la capacidad del grupo para continuar como empresa en funcionamiento y cumplir con sus obligaciones financieras"

Fantasmas del pasado 

Argüelles tiene que torear con problemas del presente y también con fantasmas del pasado, ya que la Fiscalía de Asturias tiene abierta una investigación por los "pagos periódicos regulares" de la siderúrgica asturiana Duro Felguera a Francisco Álvarez-Cascos

El exvicepresidente y exministro del Gobierno y expresidente del Principado habría recibido 6.050 euros mensuales de este gigante industrial a través de la empresa de compraventa de arte Aqualium Spain SL, propiedad de su exmujer, la galerista María Porto. Tal y como informa El Español, esta empresa estaba controlada por Álvarez-Cascos, cuya reputación se desplomó tras conocerse sus quehaceres económicos al frente de Foro Asturias.

Letra pequeña de Duro Felguera

Fuentes sindicales de Duro Felguera consultadas por este periódico subrayaron el "error" de desprenderse de uno de sus activos más valorados, su filial de defensa Epicom. El 40% de la misma se la vendió hace 3 años a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y el pasado año vendió el 60% restante a Indra y al Grupo Oesía por 5,3 millones de euros.

Existen incertidumbres sobre la irrupción de capital mexicano. La propia Duro Felguera asegura que avanza el proceso de "la ampliación de capital social acordada por la Junta General de 13 de abril de 2023 para la incorporación de Grupo Promotor de Desarrollo e Infraestructura, S.A. de C.V. y Mota-Engil México, S.A.P.I. de C.V. como socios industriales"

Su entrada, decían, "abrirá ventanas de oportunidad con nuevos proyectos industriales y aportará sinergias para la expansión del negocio y crecimiento en ámbitos internacionales, fortaleciendo la posición de Duro Felguera en el mercado". 

Vida y milagros

La Moncloa pidió hace cuatro años una renovación en la cúpula de Duro Felguera y dio luz verde al fichaje de Jaime Argüelles, que dirigió entre 2013 y 2018 la gallega ENCE, focalizada en la generación de celulosa y energía renovable con biomasa, y posteriormente lideró la chilena Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones. 

La gestión de Argüelles inquietó al Gobierno, que vio con suspicacia que el directivo pusiera la alfombra a la entrada de los dos socios inversores que de facto ya controlan Duro Felguera, Grupo Prodi y Mota-Engil

Ambas compañías mexicanas lideraron la ampliación de capital que otorgó 90 millones de euros a la asturiana. "Los inversores aportarán solidez financiera, sinergias de negocio y comerciales que generen la confianza necesaria al mercado financiero y a los clientes", señaló el director general de la empresa. 

Ahora Jaime Argüelles prepara sus maletas tras varios años de gestión en los que ha sido incapaz de llevar a Duro Felguera a la senda de los beneficios y, además, ha puesto a la histórica compañía española en manos de capital mexicano. 

COMPARTIR: