28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La compañía estatal es una de las once empresas que opta a llevarse este millonario contrato de la capital de Ecuador

Renfe quiere consolidar su internacionalización gracias a la gestión del Metro de Quito

/ Metro de Quito
Renfe prosigue con su campaña de internacionalización. La compañía estatal, presidida por Isaías Táboas, es una de las once empresas que opta a gestionar el Metro de Quito, que sale a concurso por un plazo de cinco años.

Renfe quiere consolidar su internacionalización y para ello está optando a quedarse con la gestión del Metro de Quito por un plazo de cinco años. La compañía estatal presidida por Isaías Táboas rivaliza en esta carrera con la alemana Deutsche Bahn, las francesas RATP y Transdev o la catalana TMB (que gestiona el Metro de Barcelona).

El Metro de Quito, que comenzó a construirse en 2013, cuenta con 15 estaciones, dispone de un trayecto de 22,6 kilómetros y sus trenes son vascos, ya que CAF construyó 18 trenes de 6 coches a cambio de 183 millones de dólares.

Alrededor de 400.000 ciudadanos utilizan este servicio prestado por la capital de Ecuador, que cuenta con 2,6 millones de habitantes.

Internacionalización

Renfe ha apostado por Centroeuropa tras comprar Leo Express, que opera en República Checa, Eslovenia y Polonia (y lo hará en Alemania). La compañía española también ha construido trenes para Estados Unidos (tren de alta velocidad de Texas), México (el tren Maya) o Arabia Saudí (el polémico AVE a la Meca).

La empresa española también apuesta por la solidaridad a nivel global tras enviar junto a Transfesa Logistics un tren de 400.000 kilos de mercancía desde Madrid-Abroñigal hasta Ucrania. Renfe Mercancías aportó la tracción en España así como la mitad de los contenedores de cada tren (10 de 21), que trasladó del Área de Intermodal desde Madrid hasta la frontera con Francia, donde se conectó con un tren internacional de Transfesa Logistics de larga distancia organizado juntamente con el Grupo DB hasta Ucrania, con parada intermedia en Colonia.

Idoia Galindo, miembro del Comité Ejecutivo de Transfesa Logistics y responsable junto a Renfe de liderar la puesta en marcha de esta iniciativa, aseguró que se trata de "un corredor ferroviario que llega a varias ciudades de Ucrania y que hemos puesto a disposición de todas aquellas compañías, ONGs o instituciones que puedan necesitar transportar ayuda humanitaria. Creemos que es importante que sepan que existe este corredor y que pueden utilizarlo, ya que ahora mismo el tren es la única alternativa para hacer llegar alimentos, medicinas y otros productos de primera necesidad a muchas poblaciones de Ucrania. También invitamos a todas las empresas e instituciones, a colaborar con este corredor humanitario para poder mantenerlo el mayor tiempo posible en funcionamiento".

Renfe. 

Por su parte, Transfesa Logistics – DB Cargo organiza la operativa, pone tracción en Francia, Alemania, Polonia y Ucrania, vagones, contenedores, camiones, almacenes y la operación de cambio de ejes de los vagones, tanto en la frontera hispanofrancesa como en la polaco-ucraniana. En territorio español, 10 de los 21 contenedores del tren son de Transfesa. A esta operativa se sumó MSC, empresa líder en transporte marítimo de contenedores con la cesión de 20 contenedores y el Grupo Alonso, que aportó la operativa de transbordo de contenedores en su terminal.

Este primer tren transportó en un solo viaje, 21 contenedores con donaciones de distintas ONGs, ayuntamientos e instituciones, canalizadas a través de la Comunidad de Madrid, que cedió el espacio de almacenaje del Hospital Zendal, convirtiéndose en un centro de ayuda en coordinación con la Embajada de Ucrania. El almacén del hospital, que cuenta con 5.000 metros cuadrados, es un punto de consolidación para las donaciones de organizaciones e instituciones.

Este nuevo corredor está a disposición de ONGs, instituciones o empresas que tengan grandes volúmenes de donaciones y permitirá transportar toda esta ola de solidaridad, liberando espacio en los almacenes españoles para poder seguir recibiendo donaciones.

Explica Renfe que "la operativa se llevará a cabo de la siguiente manera: las donaciones se cargan en contenedores que se trasladan en camión desde donde estén almacenadas (en este primer tren, es el Hospital Zendal) hasta la terminal ferroviaria en Madrid donde se suben al tren, medio por el que llegan hasta Ucrania. El tren hace una parada en Alemania, donde se une al corredor solidario de DB Cargo, que ya está en funcionamiento, llevando la ayuda humanitaria desde diferentes países europeos hasta varios puntos de Ucrania".

Renfe también ha sido noticia tras haber firmado un acuerdo de patrocinio con la Federación Española de Fútbol para apoyar a las selecciones masculina y femenina.

COMPARTIR: