24 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La multinacional celebra Junta de Accionistas este viernes 12, conmemora sus 100 años el próximo día 19 y vive días convulsos en su accionariado

Fainé y La Moncloa salen al rescate de Álvarez-Pallete, que podría colocar a consejeros afines al Gobierno en Telefónica

El Cierre Digital en
/ Álvarez-Pallete y Fainé.
Telefónica sigue convulsa a nivel accionarial tras la irrupción de la saudí STC. La Moncloa, recelosa por la operación, estaría liderando una campaña que ha llevado a que la dupla compuesta por CriteriaCaixa y Caixabank sean las primeras accionistas de la teleco antes del despliegue de la SEPI, que ya ha comprado más del tres por ciento del capital. Estas operaciones refuerzan a Álvarez-Pallete de la mano de sus dos grandes valedores: Fainé y Sánchez, que podría colocar a consejeros afines.

Días agitados para Telefónica, que tendrá poco confeti que barrer la próxima semana en los fastos de su centenario porque está lastrada por su caída bursátil y pendiente de las operaciones gubernamentales para asegurar la "españolidad" de su control

A ello se ha sumado la gubernamental SEPI, que adquirió el 3,044 por ciento de la teleco por alrededor de 700 millones de euros, y Criteria Caixa, fundación dirigida por Isidre Fainé y ahora poseedora del 5,007 por ciento del capital de la multinacional tras haber desembolsado alrededor de 530 millones de euros

Fainé se consolida como ariete empresarial de La Moncloa horas después de lanzar un guiño a la derecha, al filtrar que iba a dejar de patrocinar el polémico máster dirigido por la mujer del presidente del Gobierno, Begoña Gómez, y refuerza su padrinazgo sobre el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, feliz al ver que la fundación catalana casi dobla su participación en Telefónica. 

Al 5 por ciento de Criteria Caixa hay que sumarle el 2,51 por ciento que posee CaixaBank, cuyo primer accionista es la fundación liderada por Fainé (que se convierte, de facto, en el tutor del principal paquete de acciones de Telefónica o en su 'primer accionista')

Fainé ha intentado rebajar el ruido político asegurando que la operación está motivada únicamente por intereses empresariales: "La operación se ajusta a la política de inversión de CriteriaCaixa, caracterizada por una gestión eficiente y prudente de su portafolio, focalizado en compañías con una atractiva política de dividendos, como Telefónica, que le permiten financiar la acción social de la Fundación 'la Caixa'. En 2023, CriteriaCaixa recibió un total de 42 millones de euros en dividendos de Telefónica". 

Álvarez-Pallete respira antes de presidir la Junta de Accionistas de Telefónica, que se celebra este viernes 19 de abril, reunión que podría aprovechar Pedro Sánchez para colocar a algunos nombres afines como consejeros y en la que Fainé será renovado en ese cargo. El banquero, que lleva 3 décadas con asiento privilegiado en la teleco, será nombrado esta vez consejero por CriteriaCaixa en vez de por CaixaBank. 

La Junta servirá de previa a los fastos del centenario de Telefónica, que el viernes 19 de abril realizará un acto mediático en el Teatro Real de Madrid, y que el 18 de mayor ha organizado un concierto solidario en el estadio Santiago Bernabéu.

Fainé y Álvarez-Pallete, una cercanía que viene de largo

La Caixa, tal y como explicamos hace unos días, lleva muchos meses sosteniendo la acción de Telefónica, invirtiendo cuando tenía un precio más alto. Pero ha visto  cómo STC se convertía en primer accionista al caer las acciones por una alianza producida en Alemania contra los intereses de la filial de la española

Pese a ello, Criteria Caixa invirtió 1.250.000 euros en 325.000 títulos de la teleco en las cinco sesiones posteriores a la irrupción de STC en Telefónica. Esta decisión supuso una prórroga de la confianza que Isidre Fainé tiene en Álvarez-Pallete, con el que tiene una relación de amistad. 

Fuentes de Telefónica afirman a Elcierredigital.com que Fainé ha alabado en público en varias ocasiones a Álvarez-Pallete, del que destaca su apuesta por los "valores", al tiempo que recuerdan que el histórico banquero catalán ha querido mantener la buena relación que tenía con el antecesor en la presidencia de Telefónica, César Alierta

Álvarez-Pallete. 

Fainé, que renovará como consejero de Telefónica durante cuatro años, ha demostrado su sintonía personal con Álvarez-Pallete, que en más de una ocasión se ha acercado a Menorca en los agostos en los que el banquero descansa con su familia.

Javier de Paz y Trinidad Jiménez, los socialistas fuertes en Telefónica

Javier de Paz no deja de escalar posiciones dentro de Telefónica, que le abona un sueldo superior a 600.000 euros anuales. Este influyente vallisoletano de 65 años fue reforzado hace unos meses por José María Álvarez-Pallete, que le ha entregado la presidencia de la nueva Comisión de Sostenibilidad y Regulación.

El presidente de Telefónica apostó por un hombre clave en su fructífera relación con Pedro Sánchez, que estudia cómo el Estado debe volver al accionariado de la multinacional tras la irrupción del fondo saudí STC

javierdepaz

Javier de Paz.

Cabe recordar que Javier de Paz lideró las Juventudes Socialistas durante la mayor parte del 'felipismo'. Entre 1984 y 1993, este diplomado en Información y Publicidad moderó a los cachorros del PSOE y ejerció como intermediario en la compra de Galerías Preciados por parte de El Corte Inglés. 

Tampoco le fue mal con los años de gobierno de su 'íntimo amigo' José Luis Rodríguez Zapatero, que en 2004 lo nombró presidente de la empresa pública Mercasa y vio con buenos ojos que en 2007 César Alierta lo fichase para trabajar en el negocio latinoamericano de Telefónica.

Otra socialista con fuerza dentro de Telefónica es Trinidad Jiménez, que dirige la división latinoamericana, Hispam. La exministra se embolsa alrededor de un millón de euros como directora de Estrategia Global y Asuntos Públicos de Telefónica. Al cargo se incorporó en febrero de 2016 por decisión de César Alierta, que cobijó a la exministra como favor a José Luis Rodríguez Zapatero, pese al ruido mediático que generó su incorporación. 
 
Al quite de Jiménez salió su amigo Pedro Sánchez, al que la directiva de Telefónica aupó políticamente y con el que presuntamente "se reunía a solas en su piso de Chamberí" para preparar la estrategia socialista en el Ayuntamiento de Madrid entre mayo de 2004 y septiembre de 2006, periodo en el que coincidieron.

COMPARTIR: