01 de agosto de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

España, además, es el país de la UE que menos dinero ha recibido en prestaciones entre 2014 y 2020

La apuesta del Gobierno de eliminar los controles sobre los 140.000 millones de los 'fondos europeos' pone en alerta al PP

/ Pedro Sánchez. Foto: La Moncloa.
Acusaciones de descontrol e ineficacia sobre los Fondos Europeos han puesto en alerta al Gobierno de España, que apostó por un desaforado triunfalismo tras confirmarse que la UE inyectará 140.000 euros para inversiones en los próximos seis años.

El triunfalismo se apoderó el pasado verano del Gobierno de España tras conocer que la Unión Europa, en contra de la austera política económica que desplegó a partir de 2008, iba a apostar por políticas expansivas al inyectar 140.000 millones de euros para inversiones españolas que tendrán que realizarse en los próximos seis años.

Y es que Pedro Sánchez, y sobre todo Pablo Iglesias, temían que la crisis económica derivada de la situación sanitaria se llevase por delante en tan solo unos meses el primer Gobierno de coalición desde hacía ocho décadas.

Sombras

Los Fondos Next Generation han puesto en alerta al Partido Popular, que votó en contra del decreto ley que reformaba la organización de la administración del Estado que posibilitaba la recepción de los mismos.

Vox, presionado por la CEOE según el diario La Información, posibilitó con su abstención que España no perdiese el tren de las millones inversiones. Pablo Casado, sin embargo, acusó a Santiago Abascal de dar "un cheque en blanco" al Gobierno, que según el líder de la oposición no tendrá control.

Casado ha realizado esta semana una Proposición de Ley para la creación de una Autoridad Independiente para la Recuperación Económica, que es un instrumento que no tiene visos de salir adelante con el que el PP quiere asegurarse que Sánchez e Iglesias no los reparten a su antojo.

Pablo Casado. Foto: Flickr. 

El Partido Popular también ha recordado que el Consejo de Estado ha denunciado que La Moncloa eliminó controles para hacer seguimiento del reparto de los fondos europeos y, tal y como cuenta ABC, que el Ejecutivo ocultó los dictámenes de la Intervención General y la Oficina de Calidad Normativa.

Problemas

La falta de controles no es el único problema ante el que se enfrenta España con los Fondos Europeos. Y es que, según la Comisión Europea, este país tan solo ha sido capaz de ejecutar el 43% de los fondos asignados por la UE: 24.000 millones de los 56.000 concedidos. Es decir, España es el país que menos es capaz de aprovechar las ayudas europeas.

Otro asunto ensombrece los mismos: los condicionantes que han recibido los Estados europeos para recibir esta ayuda a la recuperación económica. Pablo Iglesias ha omitido este hecho, pero varios de sus exsocios se lo están recordando.

José Luis Díaz, Clara Sánchez y María Gómez, los dos primeros de Anticapitalistas, dicen en Viento Sur que "los fondos europeos, vendidos como la solución a todos nuestros males, ocultan una transferencia de capital de lo público a las grandes empresas".

"No están exentos de condicionalidades, y supondrán, si no lo evita una respuesta civil organizada, un recorte a las pensiones y a nuestros servicios públicos. Aún tenemos tiempo de revertir esta situación, y asegurar que todo el dinero que recibimos sea destinado a un refuerzo de los servicios públicos, y a un cambio de modelo real y ambicioso, que se acompañe de medidas fiscales valientes que cuestionen el poder económico actual", añaden.

El sindicato vasco ELA, tal y como explicamos hace unos días, ha pedido tres medidas para aceptarlos: "Romper con el marco presupuestario que se ha pretendido constitucionalizar en el ámbito europeo y en cada estado", "eliminación de la condicionalidad de las políticas europeas", y una "auditoría de la deuda pública, moratoria de su pago y cancelación de la parte considerada no legítima".

Iglesias sin embargo decía en verano que "la UE parece haber aprendido las lecciones tras la crisis anterior: en esta ocasión no tendremos austeridad, sino un ambicioso plan de estímulos fiscales; en esta ocasión no tendremos hombres de negro visitando los países, sino planes de inversión negociados". ¿Y las condiciones?

COMPARTIR: