27 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

España ocupa la posición 34 entre los 180 que se integran en esta clasificación mundial y la 14 entre los 27 estados de la Unión Europea

España empeora en corrupción a nivel mundial: Cae dos puestos en el ranking de 2021

Corrupción.
Corrupción.
España ha bajado un punto y dos puestos en el ránking global del índice de Percepción de la Corrupción (IPC) de 2021, que ha hecho público este martes la ONG Transparencia Internacional. En concreto, España ha obtenido 61 puntos sobre 100 y ocupa la posición 34 entre los 180 que se integran en esta clasificación mundial y la 14 entre los 27 estados de la Unión Europea.

España obtuvo 61 puntos sobre 100 en el Índice de Percepción de la Corrupción 2021 de Transparencia Internacional, y se colocó en el puesto 34 de un total de 180 países analizados frente al puesto 32 que ocupó en 2020 (dos posiciones más arriba), cuando obtuvo 62 puntos. Señalar que en este ranking una mayor puntuación significa menor percepción de corrupción.

El informe sostiene que España ha empeorado respecto a otros países con los que compartía puntuación y posición similar en ediciones anteriores, en concreto con Portugal, Lituania y Corea del Sur, que se situaban por debajo y ahora están por encima en la clasificación. Asimismo, España ha quedado mejor situada que otros países como Israel, Italia o Polonia (puestos 36, 42 y 43, respectivamente).

De acuerdo con la metodología utilizada en el IPC la diferencia de posición de España no es estadísticamente significativa. Pero sí que refleja que persiste en España un nivel de percepción de la corrupción que repercute negativamente en el buen funcionamiento de las instituciones democráticas. Esto requiere un toque de atención principalmente a las autoridades públicas, pero también al sector privado y a la sociedad civil que movilice medidas y reformas para solventar esta situación.

Además, Transparencia Internacional considera que si España, una de las 15 primeras potencias económicas a nivel mundial, quiere mantener su imagen y competitividad, no debería situarse por debajo de los 70 puntos en el Índice de Percepción.

Países destacados en el ranking

A la cabeza (menor percepción de corrupción) de la lista se sitúan Dinamarca (88 puntos), Finlandia (88 puntos) y Nueva Zelanda (88 puntos), tres países que también se encuentran entre los diez mejor puntuados en cuanto a libertades civiles según el informe Democracy Index.

Somalia (13 puntos), Siria (13 puntos) y Sudán del Sur (11 puntos) obtienen de nuevo las puntuaciones más bajas del índice. Siria es también el último país en materia de libertades civiles, un parámetro en el que Somalia y Sudán del sur no están calificados.

España empeora en percepción de la corrupción: baja dos puestos y está por  debajo de países como Catar o Bután

Gráfico de percepciones del nivel de corrupción en el sector público en 180 países.

Transparencia Internacional destaca que el Índice 2021 indica que los niveles de corrupción se encuentran estancados a nivel mundial, con "escaso o ningún progreso" en el 86% de los países evaluados en los últimos diez años.

En la última década, 154 países han sufrido un deterioro o no han avanzado sustancialmente, y desde el año 2012, 23 países han decaído en el índice, entre ellos algunas economías avanzadas como Australia (73), Canadá (74) y Estados Unidos (67). Este último ha dejado de estar entre los 25 países mejor calificados por primera vez. Por contra, 25 países han mejorado significativamente sus puntuaciones, entre los que destacan Estonia (74), Seychelles (70) y Armenia (49). 

Filipinas, Venezuela y Polonia en caída libre

Transparencia Internacional destaca en la presentación de su publicación la situación en varios países, entre ellos, Filipinas, que, con una puntuación de 33 puntos "continúa la caída iniciada en 2014, año en que su presidente, Rodrigo Duterte, fue elegido y comenzó a reprimir la libertad de asociación y de expresión".

En Venezuela, indica la organización, "el gobierno del presidente Nicolás Maduro ha acallado el disenso entre sus rivales políticos, periodistas e incluso trabajadores sanitarios". Y según sus datos, "A lo largo de la última década, el país ha sufrido una caída considerable en el índice, con su calificación más baja hasta la fecha, 14 puntos, en 2021".

Incluso entre los regímenes democráticos, advierte Transparencia Internacional, "la última década se ha visto un retroceso tanto en las medidas anticorrupción como en los derechos humanos". Así, la calificación de Polonia en el ámbito de libertades civiles ha bajado y su puntuación ha caído a 56 "debido a la represión del activismo por parte del gobierno mediante leyes sobre el insulto y la grave limitación de la libertad de los medios de comunicación".

Transparencia Internacional urge a los gobiernos a "cumplir sus compromisos en materia de corrupción y derechos humanos, y llama a la población del mundo entero a unirse y exigir el cambio".

Corrupción, derechos humanos y democracia

La organización señala que los países que vulneran las libertades civiles obtienen de forma consistente puntuaciones más bajas en el índice. "La complacencia en la lucha contra la corrupción da pie a violaciones de derechos humanos de mayor gravedad y socava la democracia, detonando así una espiral viciosa. Conforme se erosionan los derechos y libertades y se debilita la democracia, el autoritarismo avanza, lo cual contribuye a aumentar aún más la corrupción", indica.

Además, transparencia Internacional advierte de que "al tiempo que la lucha contra la corrupción se estanca y deteriora, los derechos humanos y la democracia están siendo atacados". "No se trata de una coincidencia", añade.

La organización avisa de que "si los gobiernos continúan utilizando la pandemia de covid-19 para erosionar los derechos humanos y la democracia, la corrupción podría empeorar a mayor velocidad".

COMPARTIR: