13 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El presidente de la compañía estatal respalda el traslado de su sede central al barrio de Salamanca de Madrid, donde va a montar el centro operativo

Los sindicatos acusan a Juan Manuel Serrano de gastarse un millón de euros de Correos en su "despacho oval"

/ Correos
Comisiones Obreras y UGT acusan al presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, de reservarse un millón de euros del presupuesto para encargar un despacho a su medida en la nueva sede de Correos en el barrio de Salamanca de Madrid. Según la denuncia de los sindicatos, el que fuera asesor personal de Pedro Sánchez estaría dispuesto a invertir una importante cantidad de dinero público en su rentabilizar confort en la nueva sede. Según CCOO y UGT sería una especie de despacho oval.

La sección postal de los sindicatos Comisiones Obreras y UGT está muy disgustada con las decisiones del presidente de Correos, Juan Manuel Serrano. Y es que el que fuera asesor personal del presidente del Gobierno Pedro Sánchez, según la denuncia de ambos sindicatos, "estaría barajando la posibilidad de gastarse un millón de euros en acondicionar la cuarta planta de la nueva sede de Correos en el barrio de Salamanca de Madrid, en la que se encontraría su despacho", señalan a elcierredigital.com. 

Los sindicatos UGT y CCOO afirman que "Serrano ya no sorprende a nadie con historias como la de hacerse un despacho oval en la nueva sede, con el que alimentar la megalomanía que demuestra cada vez que tiene ocasión. El grave problema radica en que estamos ante un señor que se gasta mucho dinero en tonterías. Así, por ejemplo, el pasado 12 de octubre, en una campaña publicitaria tan irreal como delirante, con el lema: 'Orgullo de lo nuestro'. Lo malo es que todos los que hemos conocido a Serrano a lo largo de su etapa en Correos, sabemos que la traducción del anuncio era realmente 'Orgullo de lo mío'", afirman a elcierredigital.com. 

"Adanismo"

Ambos sindicatos aseguran que nos encontramos ante "un persona pública puesta por el Gobierno de Pedro Sánchez que desde que llegó no ha perdido ocasión de despreciar lo postal y a los postalones, bajo la premisa de que él es una suerte de iluminado Cristóbal Colón llamado a redescubrir el nuevo mundo (según él) de la logística del Siglo XXI (como si Correos no hubiera tenido desde que se creó, entre otras redes, una red logística). Según el nuevo Colón logístico, nadie (de los postalones) había hecho nada en los últimos 20 años por adaptarse a las evoluciones habidas en el Sector Postal", aseguran fuentes sindicales a elcierredigital.com. 

CCOO y UGT dicen que "la cuestión está en que este gestor público, designado por criterios dudosamente políticos (nombrar a alguien para un puesto como premio de consolación no puede considerarse un acto político sino caritativo), no está al nivel que se requiere para liderar una empresa pública y, menos, un operador del servicio postal universal de naturaleza tan compleja como Correos", afirman. 

"La empresa Correos ha resistido satisfactoriamente, a pesar de los altibajos económicos del país, todos los embates producidos por los cambios tecnológicos como la caída de la demanda y los propios procesos de transformación impulsados desde dentro, como las crisis de hace años, pero es dudoso que la compañía postal pueda soportar la dirección de alguien que no entiende que reformar no es desguazar", afirman a elcierredigital.com.

Correos. 

Desde los sindicatos CCOO y UGT aseguran que Pedro Sánchez ha nombrado a "una persona de perfil diametralmente opuesto a lo que Correos necesitaba con la llegada de un gobierno progresista. Todos los postalones habían depositado en  él nuestras esperanzas de impulsar un cambio. Pero lo que está pasando en Correos es una vergüenza, es bochornoso y de una desfachatez descomunal", señalan. 

"Cualquiera que se acerque a la actual realidad de la empresa pública verá las condiciones de trabajo en la mayoría de las oficinas, carterías y pabellones postales. No es solo el estado de las instalaciones, es el hacinamiento intolerable con el que se trabaja en la época de la Covid. Pero lo peor es la desvergüenza, esto le importa un pepino al señor Serrano, más preocupado en acondicionar millonariamente y faraónicamente su despacho en la nueve sede postal", explican a elcierredigital.com. 

COMPARTIR: