01 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este sindicato denuncia que la empresa vasca amenazó con despedir a la plantilla de Trenasa para conseguir contratos públicos

LAB acusa al Grupo CAF de utilizar a 110 trabajadores de Trenasa para "chantajear" a Renfe

/ Trabajadores de Trenasa.
El Grupo CAF ha aplazado el cierre de Trenasa tras anunciar el despido o recolocación de la mitad de los 110 empleados de la compañía navarra. Un miembro de la sección sindical de LAB acusa a la multinacional vasca de jugar con los empleados para conseguir contratos de Renfe.

Cuenta e-Ribera.com que el Grupo CAF ha llegado a un acuerdo con el Comité de Empresa de Trenasa, compuesta por dos miembros de CCOO y uno de USO, que implica que en caso de cierre los trabajadores de la planta castejonera serán indemnizados con 48 días por año trabajado.

En caso de mantenerse abierta, se producirán al menos 28 bajas incentivadas o voluntarias que serán indemnizadas por 40 días por año trabajado (más 5.000 euros que recibirán los que se presenten de voluntarios para ser despedidos antes del lunes). Este pacto implica que el ERTE se amplía hasta el 30 de abril de 2021.

La mitad de la planta, despedida o recolocada

A partir del 10 de noviembre un ajuste máximo de la plantilla de la fábrica, que se quedará 'en la mitad': 55 empleados. Y es que 28 trabajadores serán despedidos, 7 serán recolocados en la vía de pruebas de Corella, 10 en Reino Unido, 10 en Estados Unidos y 10 en países de la Unión Europea.

Este acuerdo ha sido refrendado por la plantilla de forma abrumadora: 95 empleados han votado 'sí', 4 se han abstenido y 6 han votado 'no'.

Varios trabajadores ya sospechaban de este final

Varios trabajadores de Trenasa que se concentraron esta semana en el Hotel Albret de Pamplona ya sospechaban de este final, tal y como aseguraron a través del perfil Trenasa en Lucha: "La semana pasada recibimos comunicado en el que la empresa posponía el cierre hasta el 31 de enero para para así poder agotar todas las posibilidades de encontrar trabajos nuevos todo condicionado a que terminase la huelga".

"Tras ceder la plantilla ante el miedo metido en el cuerpo por algunos la empresa se ve fuerte y ha puesto un montón de despidos encima de la mesa sin esperar a que se resuelvan esos contratos a los que nos vinculan y bajo la amenaza del volver al escenario anterior de cierre de la empresa si no se aceptan, escenario este que no es nuevo para la plantilla de Trenasa ya que en 2015 la amenaza fue exactamente la misma, "o despedimos o cerramos”, este viaje es al revés, "o cerramos o despedimos"", añadían.

"Ahora solo cabe preguntarse qué hará la representación legal de los trabajadores ¿cederán una vez más y pondrán en bandeja de plata las cabezas de la parte más combativa de la plantilla?", se preguntaban estos trabajadores.

Sonrisas y lágrimas

Comisiones Obreras, que controla el Comité, se ha felicitado por el acuerdo que evita el cierre y asegura que harán "todo lo posible para que Trenasa continúe con su actividad y asegurar así el empleo en una zona de Navarra especialmente castigada por el desempleo. El sindicato además quiere felicitar a sus afiliados y afiliadas y al conjunto de la plantilla por desarrollar una campaña de movilización ejemplar, así como una lógica negociadora ambiciosa y responsable".

El colectivo Trenasa en Lucha se ha lamentado en redes porque este acuerdo deja abierta "la posibilidad de cerrar sin negociar el año que viene", implica el mantenimiento de "un ERTE salvaje hasta abril y prorrogable" y no facilita "ningún tipo de estabilidad o garantía. Como alternativa a esto la rendición total, nada de seguir luchando, hemos tocado el cielo y vuelta 'pabajo'", añaden.

Óscar Rodríguez, miembro de la sección sindical de LAB, asegura que "el Grupo CAF ha chantajeado a Renfe mientras jugaba con 110 trabajadores. No creo que sea casualidad que hicieran fijos antes de anunciar el cierre. Y es que buscaban la tragedia: no es lo mismo anunciar 110 despidos que 60".

"En 2015 echaron a muchos trabajadores del taller y salvaron a mucha gente de oficinas. En este caso la estrategia creo que les ha salido bien porque están como a principios de octubre: pueden echar a la plantilla de forma gradual e incluso cerrar el próximo 1 de enero", añade.

COMPARTIR: