25 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La subida salarial de los jornaleros y la escasez de grano en países productores ha elevado el precio de la tonelada de 'oro amargo' a 10.000 dólares

Los efectos de la crisis del cacao: La producción se enfrenta a su mayor déficit en 65 años

La crisis de producción del cacao amenaza con subidas de precio significativas
La crisis de producción del cacao amenaza con subidas de precio significativas
La crisis en el mercado del cacao, originada por la escasez de producción en Ghana y Costa de Marfil, ha llevado a un aumento vertiginoso de los precios y a la lucha por el suministro global de chocolate. Tanto la falta de grano como el aumento del salario de los jornaleros en los principales países exportadores ha afectado a su producción. Por otra parte, el precio de la tonelada métrica de cacao en los mercados de futuros alcanzó máximos históricos, suponiendo un aumento radical en el precio.

Los últimos años han venido marcados por cambios de diverso calado en los mercados internacionales. Desde elcierredigital.com ya hemos analizado el impacto de los fondos de inversión en las bolsas europeas y el poder que está amasando la nueva divisa digital de moda, el Bitcoin. Ahora, otro de los mercados más importantes del mundo podría verse afectado por una crisis. Se trata del mercado del cacao, que se enfrenta a una escasez sin precedentes debido a diversos factores. Este déficit en la producción ha hecho que los precios del cacao hayan subido rápidamente en los últimos 12 meses, causando estragos en la cadena de suministro mundial y obligando a muchas empresas a cerrar.

Según expertos consultados por diversos medios de comunicación, la falta de liquidez y la volatilidad del mercado han provocado que muchos inversores se retiren, mientras que los precios siguen aumentando a un ritmo vertiginoso. Paralelamente, el cambio climático y la crisis social han llevado a que la producción en Costa de Marfil y Ghana, que representan la mitad del mercado, haya disminuido drásticamente, lo que ha generado una lucha por el suministro global de chocolate y a una subida de precios que llevaba años sin experimentarse.

En concreto, los contratos de futuros sobre el cacao en la bolsa llegaron a un máximo histórico de 10.760 dólares por tonelada métrica, un nivel inimaginable para la mayoría de los brókeres que casi duplica el récord anterior, conseguido en la década de 1970. De igual manera, los expertos predicen que el precio seguirá en aumento, al menos en el corto plazo.

84653

La crisis del cacao, el déficit de producción amenaza con mayores subidas de precio.

El veloz ascenso de los precios ha obligado a muchos inversores a abandonar el mercado por temor a ser sorprendidos. Otros ya no pueden permitirse operar debido al aumento del coste de los márgenes para respaldar una posición.

Y aunque los precios del producto han aumentado, el número de operadores y operaciones en el mercado de futuros del cacao ha caído a mínimos históricos. En este sentido, el mercado se encuentra en una situación complicada, con una escasez extrema de cosecha y una liquidez peligrosamente baja.

Tanto Ghana como Costa de Marfil, principales países productores afectados por la crisis, acordaron en 2021 buscar una mayor participación en los ingresos generados por la industria del chocolate. Los gobiernos de la región occidental establecieron un precio mínimo o diferencial de renta vital para el cacao. Además, se elaboró un plan para proteger a los trabajadores mediante el pago de una prima, que consiste en una suma adicional de dinero por cada tonelada de cacao. 

8465465

La crisis del cacao, el déficit de producción amenaza con mayores subidas de precio.

A pesar de la baja producción, se prevé que, con los altos precios del cacao actuales, las remuneraciones a los agricultores aumenten considerablemente al final de la temporada. El gobierno de Ghana ha prometido que el precio pagado a los agricultores en la temporada 2023-2024 será mucho más lucrativo, llegando a 20.900 cedis (aproximadamente 1.530 euros), en comparación con los 12.800 cedis de la última cosecha (equivalente a 942 euros). Esta promesa, un aumento del 63% sobre lo recibido el año anterior, coincide con un momento crucial para el país, ya que se llevarán a cabo elecciones presidenciales en diciembre en medio de una de las peores crisis económicas que se recuerden en la zona.

Paralelamente, la subida de los salarios de los agricultores coincide con la bajada en el presupuesto de los países para comprar grano, lo que alimenta un círculo vicioso que amenaza con encarecer aún más el cacao. De igual manera, la falta de inversión en el sector y de innovación han contribuido a que se genere la crisis actual. Se espera que los precios sigan aumentando y que las empresas más pequeñas no puedan sobrevivir en los próximos años.

Según las estadísticas, hubo un déficit de 216.000 toneladas en 2022 y otro de 99.000 toneladas en 2023. Algunos expertos predicen que el déficit actual podría llegar a las 400.000 toneladas, lo que sería el mayor déficit en 65 años. Desde Europa observan con precaución la situación, que amenaza con tener un impacto considerable en otros mercados.

La peor crisis del ‘oro amargo’ en 65 años

Aunque en la actualidad nos encontramos ante una crisis inminente que puede afectar a varios países, la producción mundial de cacao llevaba marcando máximos desde los años 80, tendiendo hacia la estabilidad en la última década. En la cosecha de 2022/2023 se recogieron cerca de cinco millones de toneladas de cacao en todo el mundo. Sin embargo, desde hace años los inventarios de grano vienen marcando mínimos, lo que significa menos cacao en el futuro y un aumento de los precios. 

Como venimos comentando, la subida en los salarios de los jornaleros ha marcado otro punto de inflexión en la estrategia de mercado de países como Ghana y Costa de Marfil, que tendrán que pagar salarios más altos por una producción menor. Algunos fabricantes, como el estadounidense Hershey, han expresado su preocupación por la desaceleración de la demanda y el aumento de los precios del cacao. Precios a los que afectará también la subida que afectó el año pasado al azúcar y a la manteca de cacao. 

Las cosechas se ven perjudicadas por los desastres climáticos que sufren los cultivos en África occidental. Por otro lado, la falta de inversión y la poca rentabilidad en el cultivo provoca una merma en los ingresos de los agricultores ghaneses, que buscan otras alternativas más interesantes para su economía. Los que se quedan, no tienen capacidad para reinvertir en los terrenos, lo que mantendría la productividad, debilitándose la cadena de suministro y afectando, de nuevo, a la producción de cacao en las principales regiones productoras.

Mientras tanto, las grandes empresas chocolateras continúan obteniendo grandes beneficios con los nuevos márgenes que reporta el cacao, a pesar de la crisis en la producción. 

COMPARTIR: