21 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La dirección de la energética achaca los 233 millones de números rojos al 'impuestazo' del Gobierno, pero la compañía "arrastra otros problemas"

Brecha en Cepsa antes de su centenario: The Carlyle Group, segundo accionista, pide cambios tras pérdidas históricas

/ Maarten Wetselaar, CEO de Cepsa.
Cepsa camina hacia su centenario lejos de encontrarse en sus mejores momentos. La compañía de origen español propiedad de un holding del Emirato de Abu Dabi se dejó 233 millones de euros en 2023. El segundo curso bajo la dirección de Maarten Wetselaar se saldó con preocupantes números. El directivo lo achaca al 'impuestazo' del Gobierno, pero el segundo accionista de la empresa (la firma de inversión The Carlyle Group) cree que existen otras razones.

El segundo curso completo de Maarten Wetselaar al frente de la histórica energética de origen español Cepsa se ha saldado con un sonoro revés en términos económicos.

El directivo, originario de los Países Bajos, que sustituyó en enero de 2022 a Philippe Boisseau, impulsó su plan 'Positive Motion', con el que tiene intención de liderar la transición energética en los próximos años

Wetselaar dejó su cargo en el gigante británico Royal Dutch Shell tras 26 años de labor para liderar la empresa con sede en Madrid y propiedad de Mubadala Investment Company, holding del Gobierno del Emirato de Abu Dabi que entró en el accionariado en 1988 y se hizo con el control definitivo de la misma en 2011. 

Musabbeh Al Kaabi es quien preside esta compañía que dio beneficios de 1.100 millones de euros gracias a la subida de los precios del petróleo y el gas tras la invasión rusa de Ucrania y que, sin embargo, el pasado año perdió 233. 

El segundo accionista se inquieta 

El segundo accionista de Cepsa, la firma de inversión norteamericana The Carlyle Group, anda inquieta por las pérdidas del pasado año que la energética achaca al 'impuestazo' del Gobierno, que le obligó a pagar 323 millones de euros el pasado año, obviando el impacto negativo de la venta de los negocios de exploración y producción en Abu Dabi a Total Energies, y el desplome del precio de los hidrocarburos (el petróleo cayó un 18 por ciento desde 2022 mientras que el gas caía un 68 por ciento). 

Según el CEO de Cepsa, Maarten Wetselaar, los "resultados financieros durante el año reflejan el reposicionamiento estratégico de nuestra cartera global hacia áreas más sostenibles, con la venta de nuestra cartera de Exploración y Producción en Abu Dabi, y además se vieron negativamente afectados por un impuesto extraordinario mal diseñado que grava los ingresos y no los beneficios de las empresas energéticas".

"No obstante, la robusta política financiera de Cepsa proporciona una base sólida para financiar nuestra transformación y seguir construyendo sobre el significativo progreso conseguido hasta la fecha", explican. 

El mandamás de Cepsa se aferra a la reducción de la deuda neta (hasta los 2.291 millones de euros), la importante posición de liquidez de la empresa (4.359 millones de euros) y el mantenimiento las inversiones (que ascendieron a 732 millones de euros). 

Pese a lo cual, el resultado ha inquietado The Carlyle Group. Fuentes cercanas a la compañía consultadas por Elcierredigital.com dudan de la gestión llevada a cabo por Wetselaar y aseguran que le han pedido cambios inmediatos para levantar en 2024 los resultados empresariales. 

Cepsa, que posee tres refinerías en España y más de 1.700 gasolineras (la inmensa mayoría en el Estado español) ha pedido cambios al Ejecutivo: "En relación con nuestras inversiones en hidrógeno, seguiremos trabajando con el Gobierno español para generar una mayor claridad regulatoria y la asignación de subvenciones, cruciales para aprovechar todo el potencial de Cepsa y favorecer el liderazgo europeo de España en esta industria". 

Cepsa, pendiente de La Moncloa

El Gobierno impulsó hace dos años un decreto-ley contra Endesa, Naturgy, Repsol, Cepsa e Iberdrola para mitigar que la escalada de precios del gas natural repercutiese en favor de los mercados de la electricidad y el gas natural (y contra la ciudadanía). 

La aprobación del Real Decreto-ley (RDL) 17/2021, de 14 de septiembre, introdujo una minoración del exceso de retribución que determinadas instalaciones estaban percibiendo como consecuencia de la internalización en el precio de la electricidad del alza del gas

Y acabó en guerra con Endesa, Naturgy, Iberdrola, Cepsa o Repsol. El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, amenazó con paralizar sus inversiones en España y denunció la presunta "inseguridad jurídica" que sufre el país. Y hace unas semanas anduvo por el mismo camino el presidente de Repsol, Josu Jon Imaz

Cepsa invierte en el sur

Cepsa ha iniciado la construcción de la mayor planta de biocombustibles 2G del sur de Europa con una inversión de 1200 millones junto a su socio Bio-Oils. Esta instalación producirá anualmente de manera flexible 500.000 toneladas de combustible sostenible de aviación (SAF) y diésel renovable (HVO). La vicepresidenta Teresa Ribera y el presidente andaluz Juanma Moreno acudieron al inicio de las obras que se llevan a cabo en Huelva. 

Inicio de las obras en Huelva. 

"Iniciamos 2024 tomando una decisión final de inversión sobre la construcción de nuestra planta de biocombustibles de segunda generación en Huelva, que ha comenzado recientemente, a través de una joint venture con Bio-Oils", ha señalado Wetselaar. 

El directivo explica que la planta onubense, que será la mayor de este tipo en el sur de Europa, "facilitará la descarbonización inmediata del transporte pesado, como la aviación, y forma parte de una serie de proyectos basados en la producción de moléculas verdes que estamos desarrollando junto a diferentes socios en el marco del Valle Andaluz del Hidrógeno Verde"

La petrolera que apuesta por el coche eléctrico

Cepsa no se quiere quedar atrás y por eso está intentando hacer negocio con el coche eléctrico ofreciendo a las empresas cargadores eléctricos. Esta nueva línea de negocio, señalan, facilita la movilidad sostenible a los clientes "mediante una solución de recarga eléctrica integral e inteligente para todo tipo de compañías: desde empresas de logística y mensajería a compañías de otro tipo de sectores, incluyendo servicios e industria". 

La iniciativa permite a las compañías recargar sus flotas tanto en sus propias instalaciones como en las Estaciones de Servicio de Cepsa, "ofreciendo así una oferta completa de recarga que facilite la adopción de la movilidad eléctrica en el ámbito profesional", añaden. 

COMPARTIR: