19 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Estado recibirá el 7 de mayo 586 millones de euros de ganancias de la gestora aeroportuaria presidida por el socialista Maurici Lucena

El Gobierno atrapa beneficios récord de Aena para financiar 'aventuras' empresariales como la de Telefónica

/ Maurici Lucena
Aena batió récord de beneficios en 2023 (1.630 millones de euros) y sus gestores han decidido romper el techo de dividendos para alegría del Estado, que como propietaria del 51% de la gestora aeroportuaria obtendrá el próximo 7 de mayo más de 586 millones de euros de esas ganancias. El socialista Maurici Lucena, que preside la gestora aeroportuaria, otorga oxígeno al Gobierno ante sus inminentes aventuras empresariales.

El gigante empresarial Aeropuertos españoles y navegación aérea (conocido por su acrónimo, Aena), repartirá el próximo 7 de mayo el 80% del total de sus beneficios récord de 2023, que alcanzaron los 1.630 millones de euros. 

La empresa presidida por el socialista Maurici Lucena otorgará también su máximo histórico de dividendos al ceder 1.149 de los beneficios a sus accionistas, principalmente el Estado, que posee el 51% de la compañía a través del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Así, recibirá 586 millones de euros el Estado, que tiene abiertas varias aventuras a nivel empresarial como su creciente participación en Telefónica, de la que la SEPI pretende alcanzar el 10% de su accionariado. 

Lucena aseguró en la Junta de Accionistas celebrada la pasada semana que "España tiene la fortuna de contar con un transporte aéreo vibrante y muy competitivo, cuya base son unos aeropuertos de gran calidad y muy eficientes". 

Aena, tras dar servicio a 283 millones de pasajeros, ha entregado 7,66 euros por acción y asegura encontrase en un óptimo estado de forma después de cerrar marzo con récord histórico de pasajeros y de carga para un mes de marzo, manteniendo así la tendencia alcista desde el inicio del año y de gran parte del año pasado. 

Así, en marzo de 2024 —que a diferencia del año anterior incluyó los días de Semana Santa— Aena recibió a 22.857.159 pasajeros, un 13,8% más que en el mismo mes de 2023; gestionó 191.378 movimientos de aeronaves, un 6% más que en 2023; y se movieron 106.012 toneladas de mercancía, un 9,8% más que el año pasado.

Aena no solo hace caja con los vuelos, sino con los espacios comerciales y gastronómicos que, en el caso del aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas, se han ampliado con una nueva oferta "al más puro estilo madrileño", afirman, con 'Bareto' en la Terminal T4 y 'La Barra de la Bientirada' en la T1 que opera la compañía Áreas. En el mismo aeropuerto se han sumado los locales de comida saludable de las marcas 'Flax&Kale', 'La Place' y 'Chia', que se encuentran situados en zona de embarque de las terminales T4 y T2. 

Aena. 

Lucena se felicita por esta dinámica y recordó la pasada semana que en noviembre de 2022 Aena presentó su Plan Estratégico 2022-2026 y que, dados los buenos resultados obtenidos en 2023, recientemente se ha presentado una actualización del citado plan, cuyas principales novedades son la revisión de las previsiones de tráfico y objetivos financieros. 

La compañía asegura que espera que en España el número de pasajeros en 2024 ronde los 294 millones y prevé cerrar 2026 con alrededor de 310 millones; y afirma que Aena adelantará una década su objetivo 'cero emisiones', que podría alcanzarse en 2030.

Aena, uno de los gigantes públicos en manos del PSC

El PSC controla algunas de las principales compañías públicas o estratégicas para alegría del nuevo titular del Ministerio de Industria y de Comercio, Jordi Hereu, que fue alcalde de Barcelona por los socialistas y hasta ahora presidía Hispasat. 

Un socialista con carnet es Maurici Lucena, que fue parlamentario y portavoz del PSC en el Parlament de Catalunya (y asesor económico de Pedro Sánchez en la campaña de las generales de 2015), y ostenta la presidencia de AENA desde 2018. 

Marc Murtra, por su parte, ejerce como presidente de Indra tras haber ejercido varias responsabilidades gracias al PSC: fue gerente de los servicios sociales en el Ayuntamiento de Barcelona y jefe de Gabinete de Joan Clos cuando éste saltó al Ministerio de Industria (2006-2008)

Murtra, tras la polvareda que se levantó por su nombramiento, aseguró que pensaba "en el 100% de los accionistas, en los pequeños, en los grandes, en los que son activos y en los que son más pasivos. Ese es mi trabajo y solo me dedico a eso. Ni hay interferencias, ni hay injerencias, ni las habrá mientras sea presidente de esta compañía. Indra se va a regir por criterios técnicos y profesionales". 

Otro hombre del PSC en Madrid es Raül Blanco, secretario general de Industria y PYME entre julio de 2018 y diciembre de 2022, y presidente de Renfe desde el pasado año. Blanco fue director de Desarrollo Económico y Empleo en el Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat, gerente de Estrategia Industrial en la Dirección General de Industria de la Generalitat de Catalunya y jefe del Servicio de Estudios y Publicaciones del CIDEM, Departamento de Trabajo e Industria de la Generalitat de Catalunya, siempre bajo gobiernos del PSC. 

Desde 2007 Antoni Llardén ostenta el cargo de presidente de Enagás y es uno más de los políticos socialistas que forman parte de la compañía, ya que pertenece al PSC. Llardén fue, además, subsecretario de Obras Públicas, Transporte y Medio Ambiente cuando el socialista Josep Borrell era ministro

Sin embargo, a la hora de su nombramiento pesaron "criterios puramente empresariales", según indicó la compañía pese a ser nombrado en la era de José Luis Rodríguez Zapatero al frente del Gobierno de España. 

En 2020 fue noticia el fichaje por parte de Enagás del expresident catalán José Montilla, que se embolsa un sueldo de 160.000 euros tras renunciar al sueldo vitalicio como expresident de la Generalitat de Catalunya que le otorgaba 88.000 euros anuales. Eso sí, la oficina del expresident socialista sigue abierta y generó gastos por encima de 30.000 euros en 2021 al Govern catalán

Posteriormente se produjo el fichaje como consejera de la exdiputada del PSC Maite Costa, que abandonó Red Eléctrica después de cuatro años como consejera, para unirse a Enagás (Empresa Nacional del Gas) como consejera independiente. Ana Palacio afirmó que la consultora cazatalentos Seeliger y Conde fue la encargada de apoyar la decisión, que tenía un cariz evidentemente político. 

COMPARTIR: