23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Inversión: ¿Por qué crece la popularidad de las criptomonedas?

Mercado de las criptomonedas
Mercado de las criptomonedas
El Banco de España ha aprobado este miércoles el registro de la primera plataforma como proveedor de servicios de cambio de moneda virtual por moneda fiduciaria y de custodia de monederos electrónico. Las criptomonedas tienen el potencial de transformar el mundo financiero tal y como lo conocemos, además de cuestionar la propia existencia de las infraestructuras financieras tradicionales. Y entonces, ¿Cuáles son las ventajas de las criptomonedas?

Las criptomonedas son un activo novedoso que está alcanzando cierta notoriedad en el mercado de capitales. Desde su aparición en el año 2009, se han creado más de 10.000 criptomonedas en el mundo y cada día nacen más. Las criptomonedas tienen el potencial de transformar el mundo financiero tal y como lo conocemos, además de cuestionar la propia existencia de las infraestructuras financieras tradicionales. Y entonces, ¿Cuáles son las ventajas de invertir en este mercado? Tan solo falta que haga clic aquí para poder disfrutar de todas las ventajas que ofrece negociar en criptomonedas, en un sistema accesible para todos en el que sacar beneficios por su negocación de unos activos seguros.

Blockhain, la tecnología sobre la que se basan las criptomonedas, es intrínsecamente segura. Algunas de las principales ventajas de las criptomonedas no están relacionadas con las monedas en sí, sino con la infraestructura en la que se apoyan, es decir, la blockchain (o cadena de bloques), un registro de almacenamiento de datos descentralizado que rastrea todas las transacciones que se realizan en él. Una vez que se ha registrado una entrada en la blockchain, esta no se puede eliminar. Como la blockchain se almacena de forma descentralizada en distintos ordenadores, los hackers no tienen la posibilidad de acceder a la cadena completa de una sola vez, por eso la información registrada está siempre a salvo.

Un sistema financiero más justo y transparente. En general, nuestro sistema financiero gira en torno a intermediarios que se encargan de procesar las transacciones. Esto significa que, si haces una transacción, estás depositando tu confianza en uno o varios de estos intermediarios —durante la recesión de 2008, mucha gente dudó de que esto fuera buena idea—. La blockchain y las criptomonedas representan una alternativa. Todo el mundo tiene acceso, desde cualquier lugar, por lo que permiten participar en los mercados financieros y realizar transacciones sin ningún tipo de intermediario.

Bitcoin, un tipo de criptomoneda.

El mercado de las criptomonedas está siempre abierto. Otra ventaja de las criptomonedas (respecto de los bancos) es que los mercados de criptomonedas nunca cierran. Dado que se minan monedas y se registran transacciones las 24 horas del día, no hay que esperar para comprar, vender u operar con criptomonedas, como ocurre con la Bolsa de Nueva York, el NASDAQ y otras bolsas del mercado de valores. La repercusión ha sido tal que las bolsas tradicionales se están planteando operar fuera de los horarios bancarios habituales, aunque de momento es algo que todavía queda lejos. Así, para los inversores que están en activo las 24 horas del día, las criptomonedas podrían ser la mejor forma de obtener beneficios fuera de los horarios de trabajo convencionales.

Las criptomonedas podrían ayudar a los inversores a ganar la batalla a la inflación. Las criptomonedas no están vinculadas a una sola moneda o economía, por lo que su precio refleja la demanda global, en lugar de, por ejemplo, la inflación nacional. ¿Y qué hay de la inflación de las propias criptomonedas? Si ya has invertido, no tienes de qué preocuparte (en términos generales). Al haber un número limitado de monedas, la cantidad disponible no puede descontrolarse y, por tanto, no puede haber inflación. Algunas monedas (como Bitcoin) tienen un límite global, otras (como Ethereum) tienen un límite anual. En cualquier caso, este es el enfoque que mantiene a raya la inflación

¿Cómo funcionan las criptomonedas?

Las criptomonedas utilizan su sistema blockchain que cifra el dinero: para realizar los pagos o recibir dinero, los usuarios deben tener unos códigos de encriptación que sirven para transferir las monedas digitales de una cuenta a otra.

Para poder operar con bitcoins (o cualquier otra criptomoneda) hay que tener un monedero virtual: una aplicación que sirve para almacenar bitcoins y que dispone de los algoritmos necesarios para encriptar y desencriptar la moneda. Solo se puede pagar o recibir dinero de otros usuarios o empresas que tengan monedero virtual.

Las monedas virtuales no están emitidas por ningún banco, así que no existe ninguna entidad que lleve un registro de los clientes y las transacciones. Las cuentas donde se almacenan los bitcoins no requieren nombre ni datos personales. Esto garantiza el carácter anónimo de las criptomonedas, pero tampoco hay forma de saber de dónde procede el dinero o si proviene de actividades ilícitas.

El código en el que se basa el sistema de encriptado y desencriptado lo escriben programadores de diferentes países de forma colaborativa: es lo que se conoce como minería de criptomonedas. En ese sentido, es muy difícil que cualquier autoridad o gobierno pueda reclamar los datos, porque no hay una ley internacional que regule esta actividad.

COMPARTIR: