18 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Trabajar desde casa ha hecho aflorar características y habilidades de los empleados que se han visto obligados a cambiar sus procedimientos y métodos

El teletrabajo desvela talentos y perfiles profesionales ocultos en las plantillas hasta ahora

El teletrabajo ya es algo común.
El teletrabajo ya es algo común.
El teletrabajo ha sido todo un recordatorio de la gran capacidad de adaptación del ser humano frente a situaciones extremas e inesperadas como la Covid-19. Más de un año después de esta transición obligada y generalizada desde las oficinas a los hogares, se puede decir que, la adaptación de empresas y trabajadores a esta modalidad de trabajo ha sido más que positiva.

El trabajo en remoto ha traído a las empresas beneficios adicionales a los ya conocidos de la seguridad, el rendimiento o la satisfacción de los empleados. Una de las más interesantes es la posibilidad de descubrir talentos ocultos en el seno de la organización y de ayudar a clasificar los distintos perfiles profesionales que forman parte de una plantilla a partir de la observación de su manera de teletrabajar. “Si se combina con herramientas de gestión del tiempo y de medición de productividad, el teletrabajo arroja información muy valiosa acerca de cómo es un trabajador en su día a día, de sus fortalezas y debilidades y, en general, de cómo podemos ayudarles a ofrecer su mejor versión en el trabajo”, señala Joan Pons, CEO de Effiwork, la herramienta de gestión del tiempo y tareas de Workmeter.

Y es que la digitalización de los procesos lleva consigo una huella de actividad gracias a la cual afloran numerosas características y rasgos de cada empleado. Tanto es así, que algunos departamentos de Recursos Humanos ya están utilizando estas métricas para diseñar oportunidades de desarrollo y reubicar a trabajadores en puestos que podrían ser más adecuados a sus características y preferencias, y en los que su rendimiento y crecimiento profesional pueden optimizarse.

Perfiles que revela el trabajo a distancia

Comunicador. Es un trabajador muy activo a la hora de comunicarse con sus compañeros, jefes, clientes, etc. Usa a menudo las aplicaciones de mensajería, e-mail o videollamada para hacer partícipe al resto de la organización de novedades, mejoras o avances en sus proyectos. También le gusta compartir sus conocimientos y, en general, cualquier tipo de información que afecte o pueda ser beneficiosa para compañeros y para el trabajo en general. Para este perfil comunicador es muy útil y beneficioso contar con herramientas capaces de identificar, en tiempo real, la disponibilidad de los compañeros de trabajo, para poder contactar con ellos sin interrumpir reuniones y respetar descansos o periodos de desconexión digital laboral.

Estratega. Destaca por su visión “aérea” y a largo plazo de la empresa y de sus proyectos. Diseña sin dificultad los caminos y etapas de los trabajos, exponiendo con claridad su percepción del horizonte ideal para el conjunto. Con la implantación masiva del trabajo en remoto, esta habilidad se ha desarrollado en muchos empleados de manera especialmente acusada.

Un teletrabajador.

Para poder desarrollar y optimizar esa visión panorámica, precisa y resumida del avance de sus proyectos, este perfil estratega requiere en su día a día de herramientas que brinden información sobre el rendimiento y los resultados obtenidos. Tenerlo todo en un mismo dashboard  le permite diseñar la estrategia de trabajo más acertada.

Planificador.  Es el empleado que mide continuamente los tiempos y pasos que implica cada cometido. Prefiere tener las tareas organizadas temporalmente, y su éxito se basa en estructurar muy bien cada una de las fases del trabajo. Suele trabajar mucho con herramientas como cuadrantes, agendas, hojas de cálculo o aplicaciones de planificación de proyectos, que le permiten imputar un tiempo determinado a sus tareas, establecer objetivos, visualizar resultados y compararlos con las previsiones iniciales. De este modo, puede rectificar a tiempo, si es necesario.

Analítico. Se caracteriza por invertir más tiempo que sus compañeros en estudiar antecedentes, estadísticas, resultados, productos, estrategias y todo tipo de información antes de ponerse manos a la obra con el trabajo en sí. Su ejecución puede llevarle algo más de tiempo, pero suele ser de mejor factura y con menos errores. Este perfil suele utilizar herramientas que brindan métricas con datos objetivos y precisos para identificar fallos, ladrones de tiempo o productividad y anticiparse a posibles errores.  

Permeable al cambio. Se ha adaptado sin traumas y con mucha rapidez a  los nuevos sistemas organizativos, obteniendo además éxito en su misión. Algo que por sí solo denota que se trata de un profesional abierto a los cambios y novedades. Esta cualidad supone un activo muy valioso para cualquier empresa en los entornos actuales, influidos por la tecnología y la digitalización, que permiten una gestión empresarial adecuada y eficaz para las nuevas modalidades de trabajo.

Flexible. El tipo de horarios que sigue un profesional también es indicativo de su manera de trabajar. Alguien que parte su jornada, que no sigue una pauta fija en cuantas franjas o días, o que incluso es más productivo en horarios diferentes al convencional. Estamos ante un profesional versátil que funciona mejor en sistemas de trabajo altamente flexibles. Un perfil que equilibra su jornada apoyándose en herramientas de registro horario para cumplir con sus horas obligatorias y mantener un control de aquellas extras, así como para no vulnerar su derecho a la desconexión digital y protegerse del tecnoestrés.

Creativo.  Brilla con sus propuestas innovadoras y originales incluso en las reuniones a distancia o en los grupos de trabajo en remoto. Ofrece curiosas alternativas y aporta un torrente de ideas para cualquier tipo de proyecto o producto. Un punto de vista diferente que, probablemente, daría gran riqueza a la empresa desde posiciones de investigación, creativas o vinculadas a la innovación. 

Mediador.  Utiliza sus habilidades empáticas y de comunicación, para aportar soluciones a problemas o también para  resolver conflictos. Su perfil conciliador y positivo sale a relucir en videoconferencias y reuniones online para desatascar negociaciones y destensar situaciones.

Sobre EffiWork

EffiWork es una solución de gestión de personas para empresas. La aplicación, basada en tecnología SaaS recopila de forma 100% automática y objetiva métricas acerca del los tiempos de trabajo y del reparto del tiempo entre las distintas actividades y el uso de las aplicaciones. EffiWork permite gestionar de forma más eficiente el desempeño de los empleados, mejorar la productividad y eliminar las barreras a la implantación de políticas de teletrabajo en las organizaciones.  Ofrece también, un módulo de registro de la jornada laboral para  que la nueva Ley de control horario no sea un freno a la implantación de política de teletrabajo. La aplicación es un desarrollo de WorkMeter, la compañía 100% española pionera en la medición automática de tiempos y cargas de trabajo en dispositivos tecnológicos.

COMPARTIR: