25 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cien mil personas se presentaron en el examen del 17 de enero para conseguir una plaza en el ente público y esperan las notas todavía, denuncia CGT

Correos en entredicho: La oferta de Juan Manuel Serrano de 9.000 contrataciones en verano bajo la sospecha sindical

Juan Manuel Serrano, presidente de Correos.
Juan Manuel Serrano, presidente de Correos.
Correos anunció esta semana que, durante la campaña de verano 2020 se realizarán contrataciones para 9.000 trabajadores y que más de 4.000 puestos de trabajo se convertirán en fijos. A la Confederación General del Trabajo (CGT) les “parece fatal”, porque esto hará que haya personas que “se metan en academias, con pagos de clases, etc. cuando hay gente esperando a la nota del examen que se hizo en enero”.

Durante la campaña del verano de 2020 se realizarán contrataciones para 9.000 trabajadores y que más de 4.000 empleos se convertirán en fijos, como así anunció Correos durante esta semana, la empresa pública que, en teoría, tratará de consolidar un total de 4.055 plazas que ya se encontraban en proceso de su última oferta de empleo.

“Nos parece fatal”, señalan desde la sección sindical de Correos de la Confederación General del Trabajo (CGT) a elcierredigital.com. “Ahora para que se meta gente en academias, con pagos de clases, etc. Cuando ya hay plazas por el examen de enero, que la nota de corte saldrá mañana y hay mucha gente esperando”, añaden.

Las plazas de Correos se caracterizan por tener un alto índice de personas que se presentan para opositar y, como indican desde CGT Correos, “hasta 100.000 personas se presentaron en el examen del 17 de enero. Encima lo lanzan publicitariamente. Ahora mismo tanto la gente de fuera como los propios trabajadores internos de Correos están esperando”.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), por su parte, ya comunicó que Correos se ha comprometido y se encuentra en proceso para realizar los exámenes para que se puedan cubrir la tasa de reposición de su oferta de empleo de 2019 donde se ofertan un total de 3.421 plazas.

Ante la crisis del COVID-19 sectores como el de la alimentación o mensajería han visto aumentada su demanda de empleo, lo que ha originado que empresas como Correos tengan que realizar un trabajo incesante para poder sacar el trabajo adelante incluso, con un porcentaje de temporalidad del 30 por ciento. Según el CSIF, esta falta de personal habría abocado a que la empresa de Correos y Telégrafos deba de reforzar su campaña de verano de 2020 ofertando un total de 9.000 empleos de forma temporal.

Trabajar_en_Correos

Según Correos, 4.000 empleos se convertirán en fijos durante la próxima campaña de contratación

Mientras tanto, desde CGT Correos dicen que “ojalá contraten a esas 9.000 personas”, pero también señalan que Correos “tiene una bolsa donde contratar. Una de 2017 donde nadie puede entrar. Los que entraron son los que son. Son 42.000 personas las que están en la bolsa. En Correos hay 52.000 empleos, de los que 38.000 son fijos”.

En cuanto a las medidas que ha tomado la empresa sobre el coronavirus, “nos parece vergonzoso, la que siguen liando. No había medidas de distancia de seguridad entre los trabajadores, se escudaban en que llevaban mascarillas”. Por su parte, la Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO) avanzaron que van a exigir la realización de tests y la toma de temperatura a los empleados postales para garantizar la protección debida

“A la altura” de las exigencias del Estado de Alarma

Según recoge leonnoticias.com, los sindicatos de Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO) insistieron hoy en que los trabajadores de Correos han demostrado estar “a la altura” de las exigencias del Estado de Alarma, garantizando la prestación del servicio postal universal como esencial para la ciudadanía, por lo que lamentaron que ahora la compañía no respondiera con el cumplimiento de los acuerdos ya cerrados. Entre ellos, fuentes sindicales se refirieron, entre otras, a los incrementos salariales pendientes desde enero, el trabajo voluntario en sábados, el Plan de Igualdad y Diversidad, el calendario laboral de 2020, el programa de sustituciones o el plan de excedencias voluntarias y de jubilaciones parciales.

CCOO y UGT recordaron a través de un comunicado que tanto las 4.055 personas que se incorporarán a la plantilla en julio, como la formalización de la convocatoria de las nuevas 3.421 plazas, que ya fueron aprobadas en diciembre, son cumplimientos legales de acuerdos suscritos con anterioridad que la empresa está “sacando a la reventa a modo de campaña de propaganda personal por parte del presidente de la compañía, Juan Manuel Serrano, a quien acusaron de estar poniendo los recursos públicos de Correos al servicio de su imagen y carrera personal".

Por otro lado, y como han hecho en reiteradas ocasiones en las últimas semanas, los sindicatos denunciaron las carencias en seguridad y medios de protección durante semanas, que colocaron a la plantilla de Correos como “el segundo colectivo con mayor número de contagios”, tras el sanitario. En este sentido CCOO y UGT anunciaron que, ante la "precipitada” desescalada de actividad anunciada días atrás por parte del presidente de Correos, exigirán la realización de test y la toma de temperatura a los empleados postales para garantizar la protección debida y evitar la situación sanitaria producida en Correos el pasado mes de marzo como consecuencia de la “irresponsabilidad” del presidente de la entidad el lunes día 16 de marzo al enviar a trabajar sin equipos de protección individual a miles de trabajadores.

COMPARTIR: