20 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se han producido cuatro intoxicaciones, pero tres personas ya han sido dadas de alta

Alerta alimentaria en nueve comunidades por una toxina botulínica en el atún en aceite de la marca DIA

Super
Super
La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) ha activado el viernes una alerta sanitaria por un brote de intoxicación alimentaria provocado por toxina botulínica detectada en el atún en conserva en aceite de girasol de la marca DIA y que ha sido distribuido en nueve comunidades autónomas por la cadena de supermercados.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) ha activado una alerta sanitaria por un brote de intoxicación alimentaria provocado por toxina botulínica detectada en el atún en conserva en aceite de girasol de la marca DIA y que ha sido distribuido en nueve comunidades autónomas. La marca ya se ha comprometido a retirar todos los productos de este lote.

De momento, el brote se ha detectado tras enfermar cuatro personas, de las que tres ya han sido dadas de alta, que ingirieron una ensaladilla rusa casera elaborada con el citado atún. Los síntomas que presentaban eran náuseas, fatiga, vómitos, boca seca y parálisis muscular progresiva. Estos síntomas pueden aparecer hasta una semana después de consumir el producto.

El producto afectado es una conserva de atún en aceite de girasol formato RO 900, de la marca DIA, con lote 19/154 023 02587 elaborado en Frinsa del Noroeste S.A. con fecha de consumo preferente 31/12/2022. La marca ya había comenzado a retirar el lote de 3.000 latas desde el pasado 10 de agosto, pero no ha sido hasta ahora cuando la agencia alimentaria ha confirmado la existencia de esta toxina.

Una lata de atún en aceite.

Este producto fue distribuido por la plataforma DIA a establecimientos de las comunidades autónomas de Asturias, Castilla y León, Cataluña, Aragón, La Rioja, Murcia, Navarra, Castilla-La Mancha y la Comunitat Valenciana, donde se ha procedido a la inmovilización y retirada de los productos afectados.

La cadena ha puesto a disposición de los clientes un teléfono 24 horas al que pueden dirigirse si creen encontrarse afectados: 91 217 04 53.

COMPARTIR: