21 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Alfonso Robledo, de CAEB, declara a elcierredigital.com que “la sociedad está cansada de que los errores de un político los tenga que pagar el pueblo"

Los restauradores de Mallorca piden que los políticos paguen de su dinero las indemnizaciones

La Asociación de restauración CAEB y la plataforma Sí a las Terrazas durante una reunión.
La Asociación de restauración CAEB y la plataforma Sí a las Terrazas durante una reunión.
La Asociación de Restauración CAEB y la plataforma Sí a las Terrazas reclaman al Ajuntament de Palma de Mallorca que los responsables del procedimiento presentado para adelantar el cierre de restaurantes a las 23 horas, paguen con su patrimonio las indemnizaciones de los restaurantes de Sa Llotja. Los restauradores están a la espera de que el Ajuntament de Palma recurra o no la nulidad de la decisión del Ajuntament por no haber presentado el decreto de forma administrativamente correcta.

Tras la sentencia dictada el pasado 5 de marzo por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 3 de Palma contra el decreto dictado por el Ayuntamiento de la localidad el pasado 1 de abril de 2019, que implicaba el cierre de los establecimientos de Sa Llonja a las 23.00 horas, los restauradores de la zona estudian reclamar que sea la anterior responsable del decreto, la exregidora de Funció Pública i Govern Interior del Ayuntamiento de Palma, Aurora Jhardi, la que se haga responsable con su patrimonio de las indemnizaciones, aseguran desde la Plataforma Sí a las Terrazas.  

Se trataría así de una demanda de responsabilidad patrimonial "por los daños y perjuicios causados a los restauradores de los 18 establecimientos de La Lonja" y estas pérdidas, aseguran, "están calculadas en unos cientos de miles de euros, ya que muchos de ellos se vieron obligados a cerrar sus negocios, a trasladarse de lugar, ya que el hecho de no poder servir cenas en un segundo turno no les dejó otra posibilidad". 

El presidente de la patronal de restauradores de Baleares, Alfonso Robledo, declara a elcierredigital.com: La sociedad en general está cansada de que los errores de un político los tenga que pagar el pueblo”, en referencia al procedimiento que realizó Aurora Jhardi y perjudicó a 18 empresarios de la zona de sa Llotja. Además, en el tiempo que los restauradores de sa Llotja cerraban a las 23 horas, la demás hostelería de Palma podía cerrar a las 00 horas de la noche.  

El presidente de la patronal de restauradores de Baleares, Alfonso Robledo. 

“Se trata de establecimientos que están situados en una de las zonas turísticas por excelencia de la ciudad y en la que el servicio era de cenas, no de comidas, y no poder ofrecer ese servicio de cenas más allá de las 22.00 horas supone un perjuicio para ellos, ya que sólo se puede cenar en un primer turno, a las 18.00 horas o 19.00 horas de la tarde y, teniendo en cuenta que en verano se cena más tarde, ese decreto imposibilita hacerlo”, afirma Alfonso Robledo.  

“No puede ser que un político haga y deshaga a su antojo y perjudique a 18 empresarios, que tienen trabajadores y éstos tienen familias a las que dar de comer por el simple hecho de que, en breve, había elecciones y se jugara como una baza política. Se trata de establecimientos, restaurantes, y no locales de ocio, que no han tenido una sola denuncia en muchísimos años”, aseguran desde la plataforma Sí a las Terrazas de Palma. 

El abogado de la Asociación de restauración CAEB, Miguel Planas, relata que están en el plazo de 15 días hábiles para que el Ajuntament pueda recurrir o no el recurso presentado ante el Tribunal Superior de Justicia. “La sentencia dice que al ser nulo el procedimiento presentado por el Ajuntament de Palma, automáticamente los restaurantes de sa Llonja pueden cerrar a las 00 horas de la noche cuando la sentencia devenga firme, es decir cuando transcurran los 15 días hábiles y el Ajuntament no recurra”, afirma Miguel Planas a elcierredigital.com 

En el caso de que el Ajuntament continúe el proceso administrativo, será presentada una solicitud de ejecución provisional de la sentencia. Esto implica que hasta que el Tribunal Superior de Justicia resuelva –que puede ser en el plazo de un año y medio o dos– los restauradores de la zona de sa Llotja pueden cerrar a las 00 horas de la noche y a las 01 horas los viernes, fines de semana y vísperas de festivos, expone Miguel Planas.  

COMPARTIR: