28 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En septiembre la entidad detectó a tres empresas que realizaban operaciones financieras sin autorización para desempeñarlas

Negocio con Criptomonedas: La CNMV alerta sobre el peligroso fraude de las ‘recovery room’

Imagen de una transacción económica.
Imagen de una transacción económica.
La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha advertido sobre el fraude que supone el uso de empresas conocidas como 'recovery room`. Estas compañías se encargan de recuperar el dinero que algunos usuarios invirtieron en productos fallidos. Pero lejos de la realidad, los inversores no recuperan su capital sino que con estos chiringuitos financieros, según les denominó la CNMV, se amplían sus pérdidas. En septiembre la entidad detectó a tres empresas como compañías sin autorización.

El negocio de las criptomonedas, popularmente conocido como bitcoins, está más extendido en España de lo que se cree. Cada vez hay más ahorradores que deciden meter su dinero en estos productos de inversión.

Tan elevado es el volumen de inversores en criptomonedas en los últimos tiempos que el ejecutivo de Sánchez diseñó un anteproyecto de ley, con el que se pudiera regular las operaciones con bitcoins.

Es decir, lo que se pretende es incrementar la tasa de tributación de estos productos y que el usuario notifique a la Agencia Tributaria la cantidad de criptomonedas que tiene tiene, tanto en España como en el exterior.

Pero al igual que estas operaciones producen un resultado de cuantiosos beneficios también, como todo, pueden llegar a ser un nido muy suculento de reclamo de inversores donde el dinero no pase directamente a sus dueños sino a la gestión de unas terceras manos.

Esto se ha visto con la empresa Arbistar, a la cual más de 32.000 familias le están reclamando durante meses que le devuelvan el capital invertido, tal y como manifestaron algunos damnificados a ElCierreDigital.com

Por el caso de esta y otras empresas la Comisión Nacional de Mercados de Valores (CNMV) avisó que existen compañías que no están autorizadas para actuar en los mercados de valores. Ni para realizar operaciones que conlleve la recepción, transmisión y ejecución de órdenes de clientes, gestión de carteras o asesoramiento en materia de inversión. Por eso pasa a denominar a estas entidades como “chiringuitos financieros”.

Cuidado con las “recovery room”

Unas de estas entidades a las que aludía la CNMV eran las empresas “recovery room”, compañías que contactan con personas que han sido víctimas de empresas no autorizadas, desde el punto de vista financiero, a las que les prometen recuperar el dinero que perdieron.

Nada más lejos de la realidad. El ciudadano no solo no consigue que le devuelvan esa inversión fallida, sino que el agujero en su bolsillo se ensancha todavía más.

Sebastián Abella, presidente CNMV.

De hecho, la CNMV explicó que estas estratagemas provienen del propio chiringuito financiero que realizó el fraude inicial o de otras empresas que se han hecho con las listas de los afectados.

Consejos para evitar estafas

Además enviaron unas series de nociones para poder identificar que el producto que se les está ofreciendo es un simple engaño. Todos los afectados por los chiringuitos financieros que reciban una oferta de una empresa que se encargaría de recuperar el dinero invertido en bitcoins en una operación fallida deben de desconfiar.

Si la empresa contacta sin haberlo solicitado y pide dinero por adelantado en concepto de pago de impuestos, honorarios o pólizas de seguro como requisito previo para prestar el servicio ofrecido, es un indicio de que se trata de una recovery room”, afirmó Sebastián Abella, presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores desde 2016.

Tampoco un individuo se pude llegar a fiar si se ponen en contacto en nombre del supervisor con el fin de recuperar las pérdidas sufridas.

Ni la CNMV ni sus empleados contactarán directamente con los posibles afectados, ni autorizan el uso de su identidad, imagen corporativa o dominio cnmv.es con el fin de recuperar las pérdidas”, advierten desde el supervisor.

Pero también este organismo insiste en recomendar que no solamente no se acepte ninguna oferta que provenga de cualquier chiringuito financiero para poder recuperar su inversión, también aconseja al usuario que tampoco proceda a responder ofertas de recompra de acciones o recuperación de pérdidas.

Y le pide que antes de hacer cualquier tipo de gestión se corrobore por completo de que detrás de estas promesas se encuentran empresas totalmente fiables o, por lo menos, con referencias positivas.

Cualquier tipo de precaución nunca es suficiente. Por esta razón, Abella y su equipo de la CNMV insiste que si hay sospechas sobre alguna operación o producto que pueda conducir a que el cliente se convierta en víctima de una estafa, que se acuda a la comisaría de policía para denunciar el caso.

Asimismo la entidad recuerda que, de manera regular, en la CNMV se publican advertencias sobre entidades no habilitadas para ofrecer servicios de inversión. Antes de poner los ahorros en manos de nadie, lo mejor es saber con quién se juega uno los cuartos.

Una opinión compartida por la asociación de consumidores en acción, FACUA. “Estos productos suelen ser una estafa. Por lo tanto los damnificados deben de proceder con la correspondiente denuncia.”, afirma Rubén, el portavoz de la asociación de consumo.

La actuación de los chiringuitos financieros

Un decálogo emitido por la CNMV indica que el modus operandi de estas empresas sin autorización es el siguiente: “Los canales que utilizan los ‘chiringuitos financieros’ para contactar con sus potenciales víctimas no son distintos de los que puede emplear cualquier entidad legalmente autorizada para difundir sus propuestas comerciales entre clientes o posibles clientes: teléfono, cartas, correo electrónico, páginas web, etc”.

Imagen recreación estafa telefónica.

Y el texto añade que “Para obtener los contactos las compañías no autorizadas recurren a bases de datos, a menudo obtenidas de forma fraudulenta, de las que extraen direcciones de personas que, por ejemplo, han suscrito un determinado producto financiero, reciben periódicamente una publicación económica o en alguna ocasión contestaron ciertas encuestas en las que reflejaron sus gustos, aficiones y situación económica familiar.

La CNMV detectó tres chiringuitos financieros

Las empresas Alantra Capital, Universal Capital Markets y Quadriga Asset Managers fueron señaladas como 'chiringuitos financieros' el pasado septiembre por la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Según esta entidad estas compañías son lo que denominan empresas clonadas.

Es decir, Alantra Capital, Universal Capital Markets y Quadriga Asset Managers fingieron ser entidades que sí que están autorizadas para prestar servicios de inversión en nuestro país. El supervisor de los mercados señala que en ninguno de los tres casos, la página fraudulenta guarda alguna relación real con las entidades permitidas.

Antes a que se determinaran estos chiringuitos financieros en agosto la CNMV denunciaba la existencia de una página llamada IC-MARKETSFX.EU, que fingía ser IC Markets, una empresa autorizada para operar en España en régimen de libre prestación de servicios al tener su sede en otro país de la Unión Europea.

COMPARTIR: