07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La planta de Landaben perdería más de 40.000 vehículos cedidos a la filial catalana dejando tiradas a decenas de compañías auxiliares que la proveen

Alerta por la inminente ola de despidos en Volkswagen de Navarra en favor de Martorell

/ VW Navarra
La planta navarra de Landaben podría quedarse sin entre 40.000 y 50.000 de los SUV eléctricos que tenía encargados en los próximos años. Volkswagen Navarra derivaría miles de vehículos a la planta catalana de SEAT en Martorell, lo que provocaría una oleada de despidos en la Comunidad Foral.

Alarma en Navarra tras conocerse que la planta de Volkswagen Navarra, sita en el polígono pamplonica de Landaben, perderá entre 40.000 y 50.000 de los SUV eléctricos que tenía planificado fabricar en los próximos años. 

Este lote pasaría a manos de la planta catalana de SEAT en Martorell a partir de 2026, lo que provocaría una ola de despidos tanto a la planta navarra como a las decenas de compañías auxiliares que proveen a VW Navarra. 

Una planta clave para la economía de Navarra

Volkswagen emplea a casi 5.000 trabajadores en una planta navarra que cuenta con casi cuatro décadas de vida. Esta empresa es clave en la economía de la Comunidad Foral, ya que se calcula que en torno al 20 por ciento del PIB de esta autonomía y alrededor del 50 por ciento de las exportaciones de la misma dependen de esta empresa de automoción alemana. 

El pasado año en Landaben se fabricaron 221.122 coches, de los que 141.379 fueron Volkswagen T-Cross, 70.899 Volkswagen Polo y 8.844 Volkswagen Taigo. Y más del 90 por ciento de los coches producidos en 2021 se destinaron a la exportación, siendo Alemania, Italia y Francia los principales compradores. 

Enfado en el Comité de empresa

El Comité de empresa de VW en Landaben ha pedido que "Navarra tenga lo que se merece", lo que supondría "un proyecto industrial a partir del año 2026 donde no se deje a nadie fuera, tanto plantilla como tejido industrial". 

La mayoría de grupos del Parlamento de Navarra firmaron una declaración mostrando su "compromiso de defender los intereses de la planta de Volkswagen Navarra y su plantilla de trabajadores y trabajadoras ante los retos a los que se enfrenta".

También defienden "el trabajo y profesionalidad de la plantilla de Volkswagen Navarra, que hace que la planta de Landaben destaque por su productividad y calidad en el grupo" y muestran su "disconformidad con la posibilidad de derivar producción de la factoría de Landaben a la planta de Martorell". 

Por último, transmiten su "voluntad de trabajar y colaborar en lo que esté en su mano para garantizar el mejor futuro de la planta, del empleo, así como del conjunto de empresas proveedoras y auxiliares y del tejido industrial de la Comunidad foral".

La declaración no salió adelante por la negativa de UPN, que aseguró que "la declaración no nombra al Gobierno de Navarra, que es el principal agente que se puede sentar con la empresa, que es un interlocutor prioritario, a ese no hay que pedirle nada, la cosa no va con ellos. ¿A qué estamos jugando? Habrá que decirle al Gobierno que haga algo". 

vw2

La presidenta María Chivite durante una visita a la planta de Landaben. 

El portavoz socialista Ramón Alzórriz ha pedido "tranquilidad" porque "el tiempo ha demostrado que todos los que auguraban desastre tras desastre en Volkswagen, se han confundido".

Enfado sindical

ELA ha destacado que hasta hoy, ningún ente con la suficiente autoridad dentro de la marca VW ha comunicado que exista un excedente en la plantilla o un futuro incierto para esta planta. Y aseguran que aventurarse a informar de que determinada planta se va a adjudicar 50.000 coches o más es "pura especulación interesada". 

La dirección de VW Navarra ha afirmado en repetidas ocasiones que el futuro de la planta estaba asegurado gracias a los esfuerzos de la plantilla, que ha conseguido dar estabilidad y ha sentado las bases para la transformación hacia la electromovilidad. ELA exige, por tanto, "a la dirección de la VW que cumpla los compromisos adquiridos y no aproveche la coyuntura para precarizar aún más las condiciones laborales de la plantilla". 

En este momento ELA asegura que está a expensas de las diferentes reuniones solicitadas al Gobierno de Navarra para conocer los proyectos presentados "por nuestra planta para la adjudicación de los PERTES y la labor que debe hacer este organismo en la defensa de la planta, sus puestos de trabajo y la fiscalización del dinero público que van a recibir". Por lo que generar miedos interesados "solo beneficia a la dirección de la planta en las futuras elecciones y negociación del próximo Convenio Colectivo", añaden. 

COMPARTIR: