24 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según el estudio de Vistaprint hasta ahora el 81 por ciento de los ciudadanos compró en negocios de proximidad en los últimos meses

El 62 por ciento de los españoles apostará por apoyar a los pequeños comercios tras el verano

3 de cada 5 reconocen que el confinamiento ha demostrado la importancia de los pequeños negocios para las comunidades locales. 4 de cada 10 españoles han echado de menos el trato cara a cara con los propietarios de los negocios y un 35%, la atención personalizada y presencial. El 81 por ciento compró en pequeños negocios durante la cuarentena y se mantuvo en contacto con ellos a través del teléfono, redes sociales y sus webs.

El confinamiento cambió de forma radical nuestros hábitos y costumbres durante meses, incluidos los de consumo. Sin embargo, con la vuelta a la nueva normalidad, los españoles están recuperando algunas de sus costumbres favoritas. Y entre ellas, la compra en pequeños negocios, según demuestra el estudio llevado a cabo por Vistaprint proveedor online de productos y servicios de marketing para pequeñas empresas.

En concreto, un 62 por ciento de los españoles afirma que quiere apoyar a los pequeños negocios de su comunidad a recuperarse de los efectos de la cuarentena y apostará por el “small shopping”. Mientras, un 38 por ciento asegura que, a partir de ahora, comprará en este tipo de establecimientos más que antes de la pandemia. Además, 1 de cada 4 ahora está dispuesto a pagar más por un producto o servicio de un pequeño negocio. La proximidad jugará un factor clave, con un 51 por ciento que caminará más y conducirá menos que antes.

De hecho, una vez superado el confinamiento, 3 de cada 5 españoles reconocen que la pandemia ha demostrado la importancia de los pequeños negocios para las comunidades locales. Asimismo, un 63 por ciento echó de menos comprar en pequeños negocios de forma presencial durante la cuarentena. Las principales razones son las propias de la interacción física con el vendedor: 4 de cada 10 han extrañado el trato cara a cara con los propietarios de los negocios y un 35 por ciento la atención personalizada y presencial.

“Durante el confinamiento, más del 50 por ciento de los pequeños comercios reinventaron sus negocios y se duplicaron los casos de venta de productos online en reacción al Covid-19. Para intentar asegurar éxito en su recuperación después del confinamiento, los pequeños comercios se han centrado en cumplir todas las medidas sanitarias para dar seguridad a sus clientes; adaptando su modelo de negocio para asumir los nuevos hábitos del consumidor. Además, también han modificado algunas de sus acciones de márketing convirtiendo los productos impresos en uno de los principales formatos para promocionar su negocio”, ha comentado Simon Braier, Director de Customer Strategy de Vistaprint.

La única condición que ponen los españoles para la vuelta a los negocios de sus comunidades es la seguridad. Un 76 por ciento considera imprescindible que las tiendas limiten el aforo de clientes, mismo porcentaje que demanda ser atendidos por personas con mascarillas. Del mismo modo, 3 de cada 4 exigen pruebas de que los establecimientos se limpian de forma regular.

Queremos dar apoyo a nuestros clientes en su día a día para que puedan adaptarse a los nuevos retos que ha traído y traerá la crisis del coronavirus. En este contexto queremos ayudar a los dueños de pequeños negocios para que puedan seguir trabajando con éxito y de forma segura en este nuevo entorno”, ha declarado el Southern Europe Marketing Manager de Vistaprint, Laksamy Faymany.

No obstante, esto no quiere decir que los españoles no hayan comprado en pequeños negocios durante el confinamiento. De hecho, según el estudio de Vistaprint, un 81 por ciento compró en tiendas de su comunidad durante la cuarentena y el 68% se mantuvo en contacto con ellos. Para poder hacerlo, el medio más utilizado ha sido el teléfono (49 por ciento), seguido de las redes sociales (45 por ciento) y la página web, a través de emails de carácter comercial (34 por ciento). Esta tendencia continuará en el futuro y el 39 por ciento de los españoles asegura que hay más posibilidades de que compren en pequeños negocios que se mantuvieron activos online durante la cuarentena.

COMPARTIR: