31 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LA HERMANA DE PAUL ADEMÁS TENDRÁ QUE DESHACERSE DE LOS 20.300 MILLONES QUE RECIBIÓ PARA CUMPLIR LA VOLUNTAD FILANTRÓPICA DEL FALLECIDO EMPRESARIO

Jody Allen, la discreta y multimillonaria heredera del cofundador de Microsoft subasta ahora su colección de arte

/ Jody y Paul Allen.
Paul Allen falleció en octubre de 2018. Fue un magnate de negocios, inversionista, investigador y filántropo más importante en Estados Unidos. Fundó Microsoft junto a Bill Gates, la compañía de software más grande del mundo y se interesó por otros negocios. Nunca se casó ni llegó a tener hijos y en el momento de su fallecimiento, dejó todo a su hermana Jody, la única heredera de su imperio.

Era el año 1993 cuando Paul Allen, cofundador de Microsoft junto a Bill Gates creó un fideicomiso, Paul G. Allen Trust, donde almacenó toda su riqueza. A través de la empresa Vulcan Inc, compró infinidad de bienes que administraba desde ahí, como por ejemplo, los Trail Blazers de Portland de la NBA y los Seahawks de Seattle en la NFL. Además, tenía varias mansiones en diferentes países, una de las más destacadas la que se encontraba en Berverly Hills de 180 millones de euros, la de la Riviera francesa de 90 millones o el complejo urbanístico en Mercer Island a las afueras de Seattle de 120 millones. A todo ello, se le unen cuatro yates de lujo como el Octopus, el Meduse, el Tattosh y Charade y una gran colección de obras de arte. 

16098506302436

El yate Octopus

Tras su fallecimiento en el 2018 con 65 años, Forbes estableció su fortuna en unos 20.300 millones de dólares, de los cuales, solo hubo una única heredera, su hermana Jody quién junto a su familia y siguiendo la normativa que se impuso en el fideicomiso, tenía la obligación de deshacerse de todo, siguiendo así, las últimas voluntades filantrópicas de su hermano. 

Por eso mismo, el deseo de Allen se va haciendo poco a poco realidad. Entre los bienes ya vendidos, están el yate Octopus por 325 millones de dólares, el yate Tattosh por unos 90 millones, la mansión de Beverly Hills por 45 millones y la última venta, sucedió hace unos días en la gran casa de subastas Chistie´s. Fue la subasta de su pinacoteca y sus esculturas por 1.500 millones de dólares, una cifra que rompió con todos los récords. Algunos de estos cuadros subastados, fueron: el cuadro Les Poseuses de Georges Seurat, se adjudicó por 149,24 millones de dólares; La Montagne Sainte-Victoire de Cézanne por 137,8 millones de dólares o un cuadro abstracto de Jasper Johns por unos 55 millones. 

Su hermana, la única heredera

Su hermana Jody es una mujer reconocida de negocios y filántropa estadounidense que se convirtió en la única heredera y albacea de su hermano. Empezó como directora ejecutiva de Vulcan Inc en la división de inversiones y proyectos y como co fundadora de la Paul G.Allen Family Foundation. Los dos hermanos crecieron en un ambiente familiar de clase media, su padre fue director asociado de las Bibliotecas de la Universidad de Washington y su madre, profesora en un colegio. 

153159.jpg

Jody Allen

En su vida personal, Jody se casó, tras un breve noviazgo, en el año 1988 con Brian Patton, gerente de un campo de golf. De la unión, nacieron sus tres hijos, Duncan de 33 años, Gardner de 28 y Fave de 25. Tras 21 años de matrimonio, decidieron divorciarse en 2009 y desde entonces no se le conoce a ella ningún relación sentimental y vive en una de las mansiones de Mercer Island. 

La heredera es una persona muy discreta, no se le conoce apenas entrevistas y protege cómo puede la privacidad de sus hijos. Y al margen de todo esto, también está plenamente convencida con ayudar a un sinfín de causas benéficas por su propia iniciativa, como ya hacía su hermano mayor. 

COMPARTIR: