07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los ladrones se hacen pasar por los órganos de contratación del Estado para pedir un ingreso por la “garantía definitiva” del contrato

Las estafas en las licitaciones públicas: El Gobierno advierte sobre el robo de millones de euros

Estafa.
Estafa.
La plataforma de contrataciones del Estado advierte de una estafa que están sufriendo los adjudicatarios de licitaciones públicas por la que los estafadores piden un ingreso en concepto de la “garantía definitiva” del contrato, que podría ascender a millones de euros. El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital lleva dos años avisando de la existencia de este timo.

En la plataforma de Contrataciones del Estado aparece la palabra “recordatorio” en mayúsculas y en color rojo. En el texto que viene a continuación, se advierte de la existencia de una estafa que podría costar millones de euros a aquellos que caigan en ella. “Les recordamos que en el pasado se han producido intentos de suplantación de la PLACSP o de los responsables del órgano de contratación mediante el envío de correos a operadores económicos”, se lee en el texto.

La fecha que figura en la parte superior del anuncio es del 31 de agosto de este mismo año. Aunque el problema, como queda recogido en diversos medios de comunicación, existe al menos desde noviembre de 2020, cuando el diario El Confidencial alertó de este fraude dirigido a las empresas que participan en licitaciones públicas.

La estafa de las licitaciones: métodos

La estafa se desarrolla de la siguiente manera. Los timadores suplantan la identidad de los órganos encargados de adjudicar las licitaciones —ya sea la Plataforma de Contratación del Sector Público o el responsable del Órgano de Contratación— y mandan un correo a la empresa adjudicataria del contrato. En dicho correo, se pide un ingreso en una cuenta corriente o que “emita la correspondiente factura y la envíe al ROC para ser objeto de revisión”, según informaba el propio Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital a los licitadores en un correo recogido por Vozpopuli.

Aviso en la plataforma de Contratación del Sector Público.

Con esto, los estafadores pedirían cantidades que pueden ascender a millones de euros, en función del importe de la licitación en cuestión. Sin embargo, desde el Ministerio alertaban también de que otra de las estafas vinculadas a las licitaciones tiene que ver con un correo que reciben los usuarios para reactivar su cuenta.

Por este motivo, el portal de Contrataciones del Estado avisa a sus usuarios que “no olviden comprobar siempre la dirección del remitente”, adjuntando a continuación el listado de direcciones de correo electrónico usadas para cualquier comunicación oficial.

La cantidad solicitada por los estafadores

En uno de los correos difundidos por el Ministerio se especifica que los estafadores piden “la garantía definitiva” de la licitación. Esta es una de las dos garantías existentes para las contrataciones del Estado.

Esta garantía definitiva es una cantidad que vela por el correcto cumplimiento del contrato y solo se devuelve una vez se haya cumplido el plazo establecido en la misma. Suele suponer entre un 5 y un 10% del importe total de la licitación, lo que haría que, en el caso de contratos de elevadas cantidades, los estafadores pidan también grandes sumas de dinero.

Estafadores que suplantan a la Agencia Tributaria

Elcierredigital.com informa periódicamente de las nuevas estafas que ponen en peligro la seguridad de los usuarios. Desde estafas estacionarias, como las que aparecen todos los veranos, por ejemplo, el timo de las maletas, hasta la suplantación de identidad de los organismos oficiales.

Una de las estafas de las que elcierredigital.com se hizo eco hace unos meses tenía que ver con una campaña de 'phishing' que suplantaba la identidad de la Agencia Tributaria para obtener datos personales y bancarios y, posteriormente, robar el dinero de las cuentas de los afectados.

Campaña "no piques" de la Policía Nacional.

La policía pedía a los usuarios que desconfiaran y no pincharan en estos mensajes —en auge en la campaña de la declaración de la renta— que hacían creer a los usuarios que accediendo a un link y añadiendo sus datos podrían recibir un reembolso del impuesto pagado.

“El objetivo de los delincuentes es robar a la víctima datos personales o bancarios, ya sea remitiéndole a una página web falsa que suplanta a la de la Agencia Tributaria o haciéndole descargar ficheros con virus”, reiteraban. Añadían, además, que desde la Agencia Tributaria nunca se solicita información económica o personal por correo electrónico ni por SMS.

COMPARTIR: