21 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Fundación Madrina expone frente a las ayudas monedero del Gobierno nuevos modelos para abaratar costes a familias y beneficiar la economía rural

Comprar sin intermediarios: Un plan de apoyo al sector agrícola y alternativa de tarjetas alimentarias

Compra directa a cooperativas y apoyo al sector agrícola
Compra directa a cooperativas y apoyo al sector agrícola
Tras la imparable ola de protestas de agricultores en España, reclamando unas condiciones dignas en el campo, la Fundación Madrina propone un modelo que permitiría a las personas más vulnerables acceder a una alimentación más completa y saludable, al mismo tiempo que apoyaría a la economía local y al sector agrícola español, ahora en huelga. La entidad expresa que la colaboración con las cooperativas es más sostenible y solidario de gestión de la ayuda alimentaria, evitando intermediarios.

Tras once días consecutivos de movilizaciones, los camiones y tractores de los agricultores y ganaderos volvieron a cortar este viernes las carreteras de varias comunidades autónomas después de dirigirse el jueves a Madrid. Allí el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación Luis Planas convocó a las organizaciones profesionales Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) y Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), que a pesar de todo, no quedaron satisfechas con las medidas ofrecidas.

Continúa así la creciente ola de protestas en toda Europa de los agricultores, iniciada por los franceses hace más de dos semanas, que exige un cambio en las políticas agrícolas de la Unión Europea. También se reivindica la modificación de la Ley de la Cadena Agroalimentaria para prohibir las prácticas desleales.

WhatsApp_Image_2024-02-07_at_18.29_.22_1__1

Tractorada en la diagonal de Barcelona.

En este contexto, la Fundación Madrina propone un modelo alternativo al de las “tarjetas monedero” del Gobierno para afrontar la situación de las familias más vulnerables de España y evitar el riesgo de cronificación de la “pobreza infantil” en España, a la vez que favorece a los agricultores del país. Así, la fundación expone la opción de “comprar directamente a agricultores y cooperativas, con un ahorro del 50 por ciento”.

Según un reciente Real Decreto, que regulará el programa de 'tarjetas monedero' del Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030, se destinarán tan solo 95 millones de euros para estas familias, a pesar de que Madrina estima que se necesitan 6 mil millones de euros para cubrir sus necesidades básicas.

Según este RD, el Estado español destinará únicamente el 1,44% del presupuesto requerido para paliar la pobreza infantil y severa en España, dejando desprotegidas a más de un millón de familias en situación de vulnerabilidad. Las ONGs deberán cubrir con sus recursos el gasto que se ahorra el Estado, al considerar que no hay dinero para cubrir la alimentación de los más pobres.

El modelo alternativo a estas ‘tarjetas monedero’ propuestas por Madrid tienen el objetivo de que el Estado invierta en el campo español, como solución más eficaz en la que se benefician tanto las familias vulnerables como los agricultores y, por tanto, la economía rural.

La situación en el campo

Según la propuesta de Fundación Madrina, la colaboración con las cooperativas permitiría obtener un 50% más de alimentos por el mismo precio que con las 'tarjetas monedero'. Esto se debe a que las cooperativas eliminan a los intermediarios, lo que reduce los costes y permite ofrecer precios más justos.

Además de este beneficio económico, la propuesta también tendría un impacto positivo en la economía local y rural, que incluye al sector agrícola y ganadero español, cada vez más empobrecido y al límite de la vulnerabilidad social.

El entorno rural se enfrenta a 8 factores de riesgo que han aumentado hasta un 100% sus costes de producción, entre los que está el aumento del precio del combustible y de la energía en general, las condiciones climáticas extremas, que han afectado a la producción de muchos productos básicos y el cambio en los hábitos de alimentación demandando más alimentos frescos, ecológicos y de proximidad.

vegetables-752153_1280

La Fundación Madrina propone un modelo de consumo de ámbito local.

Además, también se ha visto afectado por las disrupciones puntuales en la cadena de suministro global de alimentos debido a varios factores como el Covid en 2019 y la guerra, así como el aumento del precio de los fertilizantes, de las materias primas y de los costes laborales. Una situación de producción que es difícil de asumir por parte de los agricultores y ganaderos autónomos o microempresarios.

Por otra parte, han abandonado el campo ya más del 14% de los agricultores en los últimos 10 años, al no haber incentivos, y ver como se propicia la importación de alimentos desde terceros países a los que se subvenciona desde España y la UE. De hecho, España y la UE corren actualmente el riesgo de desabastecimiento grave o severo.

Ventajas de comprar en una cooperativa sobre un supermercado

Las personas físicas pueden comprar directamente en una cooperativa consiguiendo grandes ventajas sobre la compra en grandes superficies, como por ejemplo conseguir precios más bajos y justos (entre un 25 a un 50% más barato), una mayor calidad y variedad en los alimentos, y una mayor transparencia en el origen y prácticas agrícolas de los mismos.

En este sentido, las cooperativas son empresas cuya propiedad es de sus miembros, por lo que al comprar en una cooperativa se apoya directamente a los agricultores y productores locales. Por otra parte, al eliminar los intermediarios logísticos, entre otros, las cooperativas pueden ofrecer precios más bajos y justos tanto para los consumidores como para los productores.

tangerines-3105628_1280

Las personas físicas pueden comprar directamente en una cooperativa en vez de en supermercados.

El gasto medio en alimentación de los hogares en España ha subido un 32.2% en los últimos 10 años. Según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, se estima que el gasto total en alimentación y bebidas no alcohólicas en los hogares españoles en 2024 será de 110.000 millones de euros.

En este sentido, alimentos como el aceite de oliva ha subido en España un 70%, la leche un 25%, los huevos un 30%, la carne y el pescado un 15-20%, y las frutas y verduras otro 15-20%.

Ingresos del campo en España

Los ingresos del campo en España han experimentado una tendencia ascendente en los últimos 10 años. En 2014, la renta agraria final (RAF) fue de 26.949 millones de euros, mientras que en 2023 se estima que alcanzó los 34.149 millones de euros, subiendo un 26,7%.

Sin embargo, los ingresos del campo varían según la región: en 2023, las regiones con mayores ingresos fueron Andalucía, Castilla-La Mancha y Cataluña y el sector vegetal es el que genera más ingresos, seguido del sector ganadero. En 2023, se estima que el sector vegetal generó 22.255 millones de euros, mientras que el sector ganadero generó 11.894 millones de euros.

Además, como indica la fundación, los ingresos del campo por agricultor en España han experimentado una tendencia ascendente en los últimos 10 años. En 2014, la renta agraria final (RAF) por agricultor fue de 23.800 euros, mientras que en 2023 se estima que alcanzó los 30.600 euros, un 28,6% más de ingresos. Sin embargo, estos ingresos no compensan el aumento de los gastos de producción que ha aumentado en este mismo período de tiempo entre un 50 y un 100%.

grapes-553462_1280

El campo ha sufrido el aumento de los gastos de producción.

Además, el número de agricultores en España ha disminuido en los últimos 10 años. En 2014, había 312.000 agricultores en España, mientras que en 2023 se estima que hay 270.000, una bajada de un 13.5%. Esta disminución se debe a diversos factores, como el envejecimiento de la población agraria, el abandono del campo y la reducción de la superficie agraria útil motivada por las políticas agrarias disruptivas de la UE con relación al campo español.

Por todo ello, Fundación Madrina expresa que la colaboración con las cooperativas es un modelo más sostenible y solidario de gestión de la ayuda alimentaria. Este modelo permitiría a las personas más vulnerables acceder a una alimentación más completa y saludable, al mismo tiempo que se apoyaría a la economía local y al sector agrícola español, con un 50% de descuento. Esto permitiría aumentar en la misma proporción la capacidad de compra de las familias vulnerables.

COMPARTIR: