29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La multinacional vasca amenazó con cerrar su filial en Navarra si la empresa pública no le otorgaba los dos contratos que le ha conseguido

Las presiones del Grupo CAF a Renfe en pleno amago de huelga surten efecto con 700 millones

/ Renfe
El Grupo CAF ha obtenido dos contratos superiores a 700 millones de euros en los últimos cinco meses por parte de Renfe. Estos encargos llegan después de que CAF hubiese amenazado a la compañía pública con el cierre de su filial navarra si no le otorgaba encargos. La multinacional vasca se encuentra en un gran momento tras haber logrado varias adjudicaciones en el extranjero.

El Grupo CAF amenazó en público al Gobierno de España en 2020. La multinacional vasca, ni corta ni perezosa, aseguró que iba a cerrar su emblemática filial en Navarra (Trenasa) si Renfe no les otorgaba contratos. 

El Ejecutivo aseguró que ellos no eran quién para realizar encargos ferroviarios, pero el tiempo ha dado la razón a CAF, que no cerró Trenasa y a cambio está recogiendo los frutos gracias a dos adjudicaciones que ha logrado en los últimos cinco meses por parte de Renfe. Ambos contratos superan los 700 millones de euros de volumen

Convoyes de cercanías

En 2021 Renfe paralizó el contrato para adjudicar 73 convoyes de cercanías para pedirle a los constructores que plantearan alternativas al gasoil. Las vascas CAF y Talgo y las extranjeras Alstom y Stadler replantearon sus propuestas para ofertar trenes que se mueven gracias al hidrógeno. 

Este hecho supuso que el contrato se dividiera en dos, tal y como contó Crónica Vasca: uno centrado en trenes que puedan transitar por vía electrificada con catenaria y otro, más pequeño, para locomotoras que no utilicen diésel y se muevan en vías sin asistencia eléctrica

"De este modo, el grueso de los trenes de cercanías que comprará Renfe, 57 unidades, quedan encajados en una tecnología eléctrica asistida por la catenaria en la que los constructores vascos cuentan con gran experiencia, mientras que el grupo para las vías sin catenaria será menor, con 17 locomotoras en las que tener la tecnología de hidrógeno será mucho más determinante", señaló el citado medio.

Y dicho y hecho: CAF se presentó solo al concurso y obtuvo un primer lote de 57 trenes por 438 millones de euros.

Otros 28 trenes eléctricos

Renfe informó hace unos días que su Consejo de Administración ha aprobado la adjudicación a CAF del contrato para el suministro de 28 trenes eléctricos, que operarán en servicios de media distancia del operador español. El contrato abarca también el suministro de sus correspondientes piezas de parque, así como los servicios de mantenimiento integral de 17 de estas unidades por un periodo de 15 años. El volumen global de la operación para CAF se sitúa en una cifra cercana a los 300 millones de euros

El acuerdo contempla posibles opciones para ampliar su alcance en un futuro, entre las que se incluirían la fabricación de hasta 42 trenes adicionales. Con este proyecto, Renfe aseguró que continúa "con su ambicioso plan de inversiones, que abarca la renovación de una buena parte de su flota de trenes, apostando además por unidades más ecológicas de cara a lograr un transporte más sostenible". 

El tren que fabricará CAF alcanzará una velocidad máxima de 200 km/h, destacando que una de las características más interesantes de la unidad será su capacidad para recorrer trayectos cortos de forma autónoma, es decir tramos de la red que no dispongan de catenaria o en su caso, ante una eventual ausencia de tensión en ésta, todo ello gracias a las baterías con las que irán equipadas las unidades. La incorporación de esta tecnología en varios de sus últimos proyectos confirma la firme apuesta de CAF por el desarrollo de distintas soluciones cero emisiones para abordar la descarbonización del transporte ferroviario de pasajeros.

Este nuevo contrato, explicó CAF, demuestra una vez más la confianza depositada por Renfe en ellos, "fortaleciendo la estrecha colaboración que han desarrollado ambas empresas a lo largo de su larga trayectoria. La última muestra de ello, es el proyecto para el suministro de 37 trenes de vía estrecha, adjudicado a mediados de 2020 y que actualmente está llevando a cabo CAF para el operador ferroviario".

Medida de presión con una empresa navarra

La agonía se acabó el pasado año de forma temporal para la empresa navarra Trenasa, filial de la multinacional vasca Grupo CAF. Esta planta sita en Castejón (Navarra) no cerró a finales de 2021, tal y como se temía, y se mantendrá abierta en 2022 y 2023 tras haber recibido carga de trabajo para los 54 empleados de la compañía de la Comunidad Foral

Renfe

Tren de Renfe. 

El Grupo CAF comunicó esta noticia tras haber celebrado que durante los primeros nueve meses de 2021 facturó más de 2.000 millones de dólares y obtuvo 57 millones de euros de beneficios netos. Y este hecho ha ayudado a que derive a su filial el montaje de 105 trenes que han sido encargados desde Francia por la Administración Autónoma de Transportes Parisinos.

Izquierda Unida deseó "que las buenas noticias supongan el inicio de una estabilidad más que justa y merecida para la plantilla de Trenasa", que acumula un sinfín de recortes y expedientes de regulación en los últimos años.

Cabe recordar que el comité de empresa de la planta ribera, compuesto por CCOO y LAB, lamentó hace unas semanas el trato que dispensa CAF a Trenasa y aseguraron tener "la sensación creciente de que la decisión" sobre el futuro de la filial "está o debería de estar tomada desde hace mucho tiempo, y que pese a ser los principales afectados vamos a ser los últimos en enterarnos"

Hace unos meses CAF, que exigía contratos de Renfe para mantener abierta Trenasa, no deshojaba la margarita porque continuaban "vigentes las mismas causas que obligaron a la empresa a posponer su decisión sobre el cierre y las mismas limitaciones de ocupación que ya se preveían en el acuerdo de ERE suscrito el pasado 5 de noviembre". 
 
El Comité de empresa de CAF lamentó que la plantilla de Trenasa fuese utilizada como medida de presión por parte de la multinacional vasca, que en 2022 ha obtenido el premio que se labró en 2021 gracias a Trenasa. 
 
COMPARTIR: