25 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su auditora señala que la deuda vence este 31 de mayo y podría llevarse por delante a la empresa murciana, que ha anunciado un cambio de CEO

La compañía de renovables Soltec, en la cuerda floja: Un préstamo de 90 millones y sombras sobre sus cuentas

El Cierre Digital en
/ Raúl Morales, cofundador y CEO de Soltec.
El freno al autoconsumo ha pillado con el pie cambiado a diversas pequeñas empresas que se encontraban creciendo mediante inversiones. EiDF y Holaluz se encuentran en sus horas más bajas y la auditora de la compañía de renovables Soltec advierte que un préstamo de 90 millones de euros que vence este viernes 31 de mayo podría poner en duda la viabilidad de la empresa murciana.

Primero fue EiDF (que ha sido varias veces suspendida de cotización por falsear cuentas), más adelante Holaluz (que se encuentra 'al borde del abismo') y la próxima puede ser la compañía murciana Soltec, que se asoma a la quiebra a cuenta de un préstamo de 90 millones de euros que vence este viernes 31 de mayo. 

A esta situación han llegado por controvertidas gestiones (especialmente en el caso de las dos primeras), el frenazo al autoconsumo y las dificultades para cuadrar tras realizar ambiciosas inversiones para expandirse

Soltec, dedicada al diseño, fabricación e instalación de paneles de energía solar fotovoltaica, ha recibido un duro golpe por medio de su auditor Ernest Young (EY), que duda de la capacidad "para continuar como empresa en funcionamiento".

Es posible que Soltec consiga renovar la póliza y salvar el match ball, pero de no hacerlo la situación sería crítica: "Al no estar firmada la renovación dentro del periodo de formulación puede representar una incertidumbre, aunque las negociaciones se encuentran en línea del curso natural y adecuado para este tipo de las operaciones", afirma la auditora. 

Soltec prepara un relevo en el cargo de consejero delegado (Mariano Berges relevará a Raúl Morales) y todavía no se ha repuesto de otro revés de EY, que le incitó a cambiar sus resultados de 2023 (que pasaron de unas ganancias de 11,7 millones de euros a unas pérdidas de 23,4).

Este cambio ha golpeado a la compañía en Bolsa pese que Morales había lanzado las campanas al vuelo al sacar pecho por los números de Soltec: "El cuarto trimestre del año 2023 nos confirma la solidez de la demanda de seguidores solares a nivel global, especialmente en países con alta irradiación solar, y fundamentalmente la buena evolución en dos de nuestros mercados principales: España y Estados Unidos"

"En un contexto económico que sigue siendo volátil, aunque claramente positivo para los que nos dedicamos a las energías renovables, estamos materializando nuestro plan de negocio y convirtiéndonos en un actor líder en el mercado, que va a ser capaz de generar más valor a todos sus grupos de interés gracias a una propuesta de valor única y especializada", añadió. 

Cambio en la cúpula anunciada para el próximo 25 de junio 

El Consejo de Administración de Soltec propondrá a la Junta General de Accionistas, que se celebrará el próximo 25 de junio, el nombramiento de Mariano Berges, actual director de operaciones (COO), como nuevo consejero delegado (CEO) de Soltec. 

De este modo, una vez que la Junta General de Accionistas apruebe el nombramiento de Mariano Berges, este asumirá la gestión de las divisiones operativas de la compañía, tanto la de trackers, enfocada principalmente en la fabricación y suministro de seguidores solares, como la de energía, que incluye el desarrollo, construcción y operación de los activos renovables de la empresa, anunció Soltec. 

"Será un honor para mí asumir el cargo de CEO de Soltec y agradezco la confianza del Consejo de Administración. Como CEO, mi compromiso es impulsar la eficiencia operativa y el crecimiento sostenible, consolidando nuestro liderazgo en el sector de las energías renovables", afirmó Mariano Berges. 

Por su parte, Raúl Morales, cofundador de Soltec, mantendría su posición como presidente ejecutivo, liderando la supervisión y seguimiento de la estrategia corporativa, las relaciones institucionales y el contacto con el mercado financiero, además de las funciones correspondientes de gobierno corporativo y compliance.

"Estoy orgulloso de haber liderado esta compañía como CEO y de haber visto a Soltec crecer. A partir de ahora, como presidente ejecutivo, continuaré supervisando nuestra estrategia corporativa, fomentando nuestras relaciones institucionales y manteniendo un estrecho contacto con el mercado financiero. Mi compromiso con la compañía sigue siendo el máximo y quiero agradecer al equipo y al Consejo por su continuo apoyo y colaboración en este emocionante viaje hacia un futuro más sostenible", señala Morales. 

Fuentes del sector señalan que el cambio podría estar motivado por la mala situación de Soltec, ya que Berges acababa de incorporarse en febrero a la empresa para realizar un cometido menos ambicioso que sustituir al confundador y alma mater de Soltec. 

Otra cotizada española se asoma al abismo

El frenazo del autoconsumo y algunos problemas de gestión también están golpeando a Holaluz, que en 2023 despidió a más del 30 por ciento de su plantilla y tiene una deuda que podría rondar los 65 millones de euros (de los cuales alrededor del 70 por ciento estarían respaldados por el ICO).

Cúpula de Holaluz. 

La situación de la comercializadora energética barcelonesa es dramática después de que, tras presentar unas cuentas sin auditar y ser suspendida de cotización, anunciase que había quintuplicado pérdidas en 2023 hasta alcanzar los 26,1 millones de euros de números rojos. 

La empresa de simbología progresista liderada por la mediática Carlota Pi ha salido al quite de algunas informaciones que señalan presuntas deudas y asegura que están "al corriente de pago de todas sus obligaciones con las empresas distribuidoras de electricidad y opera con normalidad absoluta". 

Es cierto que el fondo de maniobra negativo que sufren les sitúa al borde del preconcurso de acreedores si no son capaces de obtener liquidez a través de créditos (el Institut Català de Finances sopesa prestarles 10 millones de euros si presentan garantías) o incluso ser rescatadas (Repsol o el magnate José Elías habrían sido sondeados, según El Confidencial). 

En las propias cuentas de 2023 auditadas por E&Y se vislumbran los problemas. "Estas circunstancias indican la existencia de una incertidumbre material que puede generar dudas significativas sobre la capacidad de la sociedad para continuar como empresa en funcionamiento", señala la auditora. 

EiDF en la picota

Otra compañía autóctona con problemas es EiDF (Energía, Innovación y Desarrollo Fotovoltaico SA), que tiene sede en Galicia y está especializada en instalaciones de energía solar fotovoltaica. Su actividad principal es el autoconsumo energético dirigido a pymes y grandes empresas con el fin de ofrecerles una alternativa de ahorro eficiente y rentable con la que reducir costes energéticos y mejorar así su competitividad. 

Cabe recordar que las acusaciones que han golpeado a la cotizada Grifols por parte de Gotham City recuerdan a las que sacaron del parqué el pasado año a la empresa gallega Energía, Innovación y Desarrollo Fotovoltaico (EiDF) que lidera Fernando Romero. 

La Comisión Nacional del Mercado de Valores sacó el pasado año, durante cuatro meses, del mercado secundario a asta compañía líder en España en instalaciones de paneles solares para autoconsumo fotovoltaico. 

La CNMV acusó a Romero de omitir un informe de la consultora Deloitte: "La CNMV considera que la información publicada no es completa e incluye omisiones muy relevantes" y "de gran trascendencia para los accionistas de Eidf". 

Romero, explicaron, "participaba de primera mano en la práctica totalidad de las decisiones de la sociedad" y añade que en la compañía se identificaron "situaciones en las que se habrían creado, modificado o falseado documentos". 

El organismo encontró "evidencias de posible falsificación de contratos y documentos elaborados por parte de los responsables de la sociedad, con el objeto de justificar la falta de control sobre las SPVs (vehículo de la inversión en proyectos de energías renovables)". 

COMPARTIR: