02 de marzo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

UGT y CCOO denuncian que la sociedad estatal presidida por el 'sanchista' Juan Manuel Serrano "no está cuadrando sus números"

Los sindicatos denuncian que Correos ha entrado en "un déficit estructural de difícil corrección"

/ Juan Manuel Serrano
La mayoría de la plantilla de Correos está atenta a la apertura del plazo para acceder a las Bolsas de Empleo que generarán de forma rotatoria más de 100.000 puestos de trabajo. Pero los sindicatos mayoritarios en la sociedad estatal denuncian las cuentas y supuestas privatizaciones de la empresa.

Días intensos a nivel interno en Correos por la apertura del plazo para los trabajadores o ciudadanos que quieran trabajar en una sociedad estatal que asegura que generará de forma rotatoria hasta 180.000 puestos de trabajo.

La compañía pública postal presidida por el 'sanchista' Juan Manuel Serrano está enfadando a algunos de sus trabajadores eventuales porque, señalan fuentes internas a Elcierredigital.com, "una vez más da la sensación de que se priorizan algunos estudios sobre la antigüedad".

"Este hecho permitirá que jóvenes recién salidos de la universidad con una carrera que no tiene que ver con la logística desplace a algunos trabajadores o trabajadoras que llevan décadas dejándose la piel por esta empresa", añaden.

Los números de Correos siembran dudas

Otro de los puntos de conflicto es el plan estratégico impulsado por Juan Manuel Serrano y diseñado por la consultora Deloitte, que se embolsó casi 340.000 euros por definir las líneas maestras de la transformación de la sociedad estatal entre 2020 y 2023.

Pero esta intentona podría chocar con la situación económica de la compañía, que de la mano de Serrano estaría caminando, según UGT y CCOO, "a una situación de déficit estructural de difícil corrección".

Ambos sindicatos aseguran que el directivo, exjefe de Gabinete de la Comisión Ejecutiva del PSOE, "está encaminando a la compañía a la ruina empresarial, así como a un desmantelamiento del servicio público postal de forma tan acelerada como irresponsable".

Sede de Correos en el Campo de las Naciones. 

"Al igual que despreció a los profesionales postales a los que ha venido fumigando (en algunos casos de mala manera) de la alta dirección, hasta el punto de que es la primera vez en la historia de Correos en que no hay ningún profesional postal en el Comité de Dirección", añaden ambos sindicatos.

De las cartas a la paquetería

UGT y Comisiones Obreras aseguran que el presidente de la compañía postal "inició su gestión afirmando que el futuro de Correos pasaba por volcarse en la filial de paquetería del Grupo llegando a considerar que una empresa de aproximadamente 1.500 empleados sería la solución para la matriz del Grupo que cuenta con 55.000".

"Los primeros resultados que obtuvo en 2019 ya apuntaban a que su estrategia no había funcionado, pero pudo vestir los resultados presentando números negros por valor de 19 millones de €, resultados que no eran fruto de su gestión sino de las subvenciones que recibió por la realización de 5 procesos electorales durante ese ejercicio", añaden.

Y aseguran que "durante la pandemia, en lugar de dedicarse a la planificación y desarrollo de nuevas fuentes de ingreso, se ha centrado en cabalgar las oportunidades que ofrece Correos para la Responsabilidad Social Corporativa y mejorar su imagen personal".

Correos Express

Ambos sindicatos acusan a Serrano de privatizar algunos servicios y denuncian su excesiva apuesta por una filial: "En el último año la propia dirección de la empresa ha venido reduciendo la plantilla y la contratación al mínimo en la matriz mientras se imparten órdenes en las oficinas para priorizar la venta de la paquetería de la filial, Correos Express, que resulta más cara para el cliente que los propios productos que ofrece Correos como servicio público".

Las citadas centrales sindicales afirman que el presidente de Correos detrae para el uso de la actividad postal algunos edificios históricos de la compañía en Barcelona, Valencia, Castellón o Toledo "sin que se conozca beneficio alguno para la empresa o para el servicio que se presta a la ciudadanía".

"Además, por todo el Estado se están fusionando centros de trabajo y suprimiéndose servicios en ámbitos rurales, con la finalidad última de vaciar de personal locales e instalaciones para su venta -para sanear las cuentas- o su puesta a disposición de la filial paquetera", subrayan.

CCOO y UGT afirman propugnar por diversificar las líneas de negocio de Correos para compensar la caída de la carta tradicional, "defendiendo un modelo que en el camino no sacrifique ni el empleo de calidad ni el enorme valor que tiene el servicio postal público", explican.

 

COMPARTIR: