19 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El segundo hombre más rico de Italia según Forbes, fallecido a los 87 años, comenzó con un negocio de monturas y acabó comprando firmas como Ray-Ban

Adiós a Leonardo Del Vecchio, fundador de Luxottica: La historia de superación del rey italiano de las gafas

Leonardo Del Vecchio.
Leonardo Del Vecchio. / Fundador de Luxottica.
El fundador de la empresa Luxottica, Leonardo Del Vecchio, ha fallecido a los 87 años a causa de una neumonía. El italiano es el segundo hombre más rico del país, solo por detrás de Giovanni Ferrero. La empresa de gafas EssilorLuxottica, que nació en una localidad italiana, actualmente es propietaria de marcas como Ray-Ban.

Leonardo Del Vecchio, el segundo hombre más rico de Italia, ha fallecido a los 87 años a causa de una neumonía. El italiano, conocido por ser dueño y presidente de la empresa de gafas EssilorLuxottica —propietaria de Ray-Ban—, deja tras de sí una gran fortuna que heredarán sus seis hijos y su segunda mujer.

La multinacional fundada por Del Vecchio ha sido la encargada de dar la noticia a través de un comunicado: “EssilorLuxotica anuncia con tristeza que su presidente, Leonardo Del Vecchio, ha fallecido. La compañía expresa sus más profundas condolencias a la familia y a la comunidad global de empleados por esta enorme pérdida”, han expresado.

Aunque hoy se conozca a Del Vecchio por su fortuna, su historia está vinculada a la pobreza y la superación personal.

Del orfanato a fundar su primera empresa

Nacido en Milán, Del Vecchio vivió gran parte de su vida solo, sin familia que le acompañase. Su madre, tras quedar viuda, no podía sacar adelante a la familia y acabó dejando a Leonardo en un orfanato cuando tan solo tenía siete años.

Fueron otros siete años los que pasó en esta institución hasta que, a los 14 años, comenzó a trabajar en la fábrica de trofeos Johnson por las mañanas mientras que por las tardes estudiaba diseño.

No fue hasta que tuvo 26 años cuando comenzó el que sería el proyecto de su vida. Leonardo Del Vecchio se mudó a Agordo, en la provincia de Belluno, y fundó Luxottina, su primera fábrica de monturas de gafas aprovechando que la localidad estaba ofreciendo tierras a cambio de crear compañías que generasen trabajo.

Luxottica.

Del Vecchio se convirtió en un pionero de la industria óptica al considerar las gafas no solo como instrumento para garantizar una correcta visión, sino como complemento. Gracias a esta perspectiva, a finales de los sesenta la fábrica comenzó a producir sus propios diseños. Este fue el principio del crecimiento de un negocio que le convirtió en el segundo hombre más rico de Italia, solo por debajo de Giovanni Ferrero, dueño de Nutella.

Luxottica: la pequeña fábrica que se convirtió en multinacional

Según expresó el propio Del Vecchio, durante estos primeros años la compañía se convirtió en su familia, anteponiendo sus necesidades por encima de las de sus seres queridos. Y quizá fue este empeño el que hizo que al italiano le fuese bien en su negocio, que en los años setenta se amplió a la distribución y venta al por menor.

Sin embargo, el gran salto lo daría en los ochenta y noventa, cuando empezó a comprar empresas en Estados Unidos —la primera de ellas Avantgarde— e incluso llegó a entrar en la bolsa de Nueva York.

Además, la compañía, que ya era conocida por elaborar sus propios diseños de monturas, empezó a colaborar con grandes firmas como Chanel, Bulgari, Armani, Valentino y Prada.

Gafas Ray-Ban

Para el año 1999, Del Vecchio hizo una de sus grandes inversiones al adquirir Ray-Ban. Más tarde, lo hizo con Oakley. Aunque uno de los grandes cambios de la compañía se dio recientemente, en el año 2018, cuando se fusionó con la empresa francesa Essilor, dando lugar a lo que hoy se conoce como EssilorLuxottica.

Los otros negocios de Leonardo Del Vecchio

La creación de Luxottica fue el inicio de la gran fortuna de Del Vecchio, que se estima que alcance más de 25.000 millones de dólares. Gran parte de esta viene dada por su participación en la empresa que fundó, de un 32%.

Además, Del Vecchio también tenía participación en empresas como la aseguradora Generali, de la que contaba con un 10%; el banco Mediobanca, con casi un 20%; la inmobiliaria Covivio, 27%; y el banco Unicredit, con un 2%, según confirma Forbes.

Sin embargo, empresas no es lo único que recibirán sus herederos. Un yate valorado en 26 millones de dólares; viviendas en países como Mónaco, Francia y Luxemburgo; un puerto deportivo, e incluso un avión eran algunos de los activos del italiano.

COMPARTIR: