20 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La cadena RIU gana una nueva batalla judicial a Baraka por el futuro complejo hotelero en el centro de Madrid

El juzgado desestima las medidas cautelares solicitadas por Trinitario Casanova respecto al edificio España y le condena al pago de costas

El empresario Trinitario Casanova junto a uno de sus abogados en una foto de archivo.
El empresario Trinitario Casanova junto a uno de sus abogados en una foto de archivo.
El empresario murciano Trinitario Casanova, dueño del grupo Baraka, ha perdido una nueva batalla en la pelea judicial que mantiene con la cadena hotelera RIU. Casanova pretendía que el juzgado ordenase como medida cautelar anotar en el registro de la propiedad que existe un litigio por la propiedad del madrileño edificio España. El juzgado ha desestimado esta petición y además condena a Baraka al pago de las costas judiciales.

El polémico empresario Trinitario Casanova, presidente del grupo Baraka, volvió al Juzgado el pasado 21 de febrero para intentar reclamar la propiedad de quince mil metros cuadrados destinados a locales comerciales en el Edificio España, de Madrid, escriturados por la cadena hotelera RIU.

Casanova intentaba anotar en el registro de la propiedad la circunstancia de que ese espacio comercial se encuentra en litigio, para intentar entorpecer la llegada de inversores. Hasta el momento la Justicia siempre ha dado la razón a RIU en esta pelea jurídica que el empresario murciano se empeña en mantener en defensa de sus negocios especulativos y en contra de todas las resoluciones judiciales que hasta ahora le fueron desfavorables.

En esta ocasión, el grupo Baraka, de Trinitario Casanova, había solicitado como medida cautelar que se anotase la demanda en el registro de la propiedad con fin de que "posibles compradores conocieran la existencia de este litigio entre ambas empresas", ante el Juzgado de Primera Instancia número 51 de Madrid.

El miércoles este Juzgado madrileño se pronunció desestimando las medidas solicitadas por Baraka y condenó a este grupo al pago de las costas, dando de nuevo la razón en este litigio a la cadena RIU, que explicó que “una vez más, la autoridad judicial ha aceptado las razones de RIU Hotels & Resorts, y ha desestimado por segunda vez la medida cautelar solicitada por Baraka, consistente en la anotación de la demanda en el registro de la propiedad”.

El edificio España, propiedad de la cadena RIU.

Desde la cadena RIU añadieron que “tal y como establece la jueza en el auto, la medida cautelar ha sido desestimada por faltar el requisito de apariencia de buen derecho por parte de Baraka al no constar de manera clara e indubitada la relación que necesariamente debe existir entre lo que se pide en la demanda y la inscripción en el Registro de la Propiedad”. 

Esta misma petición fue rechazada hace unos meses, cuando Baraka intentó la misma maniobra con su demanda alegando defectos de forma. “Ahora, tras la nueva solicitud, el juzgado ha decidido volver a desestimarla por considerar que Baraka no tiene derecho a ello”, apuntaron desde RIU y añadieron que “desde RIU Hotels & Resorts, como propietarios del Edificio España,  estamos satisfechos con la decisión judicial adoptada y continuaremos trabajando, para inaugurar el hotel Riu Plaza España en verano de este año 2019”.

COMPARTIR: