27 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato CSIF logra que se cumpla el Acuerdo de Mejora de Empleo firmado en 2018, otro revés en la estrategia del presidente Juan Manuel Serrano

Revés laboral para Correos, que no podrá obligar a su plantilla a trabajar los sábados

/ Juan Manuel Serrano
Correos no podrá obligar a sus 55.000 trabajadores a trabajar los sábados, después de que el sindicato CSIF haya logrado que se cumpla el Acuerdo de Mejora de Empleo firmado en 2018. Otro revés más en la estrategia del presidente de esta sociedad estatal postal, el "sanchista" Juan Manuel Serrano. Las presiones, con concentraciones para protestar por los recortes que se vienen dando en Correos, han logrado el objetivo de la contratación de personal externo para trabajar los fines de semana.

Los 55.000 trabajadores de Correos no tendrán que trabajar los sábados por obligación, tras lograr que se cumpla el Acuerdo de Mejora de Empleo de suprimir la obligatoriedad para todos los colectivos de trabajar los sábados, tal y como se firmó por parte de los sindicatos con la Sociedad Estatal postal en el año 2018. Así, lo ha comunicado públicamente el sindicato CSIF, que se alegra de haber logrado la supresión obligatoria de trabajar los sábados para todos los colectivos y empleados públicos de la compañía postal estatal.

Explica en su comunicado el sindicato CSIF que por fin se ha logrado "una histórica reivindicación en Correos", ya que "el personal de urgencias (1.800 trabajadores) y el de clasificación (9.500 empleados), los dos únicos colectivos que aún faltaban para conseguirlo", también se unirán de ese modo a los 55.000 empleados de la compañía pública postal para que todos los colectivos que la forman tengan una jornada laboral solo de lunes a viernes.

Sin embargo, "la empresa seguirá realizando trabajos de urgencia y clasificación con personal contratado los fines de semana", aseguran desde CSIF. Este sindicato pone así fin a una histórica reivindicación de muchos años en Correos, "donde desde hace ya tiempo exigíamos una jornada laboral solo de lunes a viernes para toda la plantilla".

Recuerda el sindicato de funcionarios CSIF que Correos "está pendiente de la aprobación del Real Decreto de Jornadas Especiales para poner en marcha la voluntariedad de los sábados, en cuyo caso serán los propios empleados los que decidirán, por un plus, si desean o no trabajar los sábados. Y no como hasta ahora se producía , que debían cumplir, como mínimo, uno de cada tres fines de semana. De esta manera se refuerza la conciliación familiar que reivindicaba CSIF para toda la plantilla postal", señalan. 

Movilizaciones contra los recortes

Precisamente, el próximo día 22 de febrero los trabajadores de la Sociedad Estatal de Correos en la provincia de Almería están convocados para protestar ante la supresión de secciones de reparto y por la falta de contratación en varias secciones.

Oficina de Correos. Foto. Sendiroo. 

Según cuenta  La Gaceta de Almería, "la situación en las unidades de reparto en toda Almería es caótica, las bajas no se cubren y los carteros tienen que asumir excesivas cargas de trabajo. Correos en Almería camina a pasos agigantados hacia su privatización, con precariedad nunca vista antes, además la empresa ha empezado por suprimir cuatro secciones de reparto en la unidad de reparto número Uno".

Los sindicatos CGT y SiPcte han organizado para este próximo lunes unas concentraciones conjuntas en la capital almeriense, a las que se podrían sumar otras en el resto de España por idéntico motivo: recortes en repartos y la falta de contratación de nuevos trabajadores.

Otra provincia andaluza, Huelva, también está sufriendo los recortes en la compañía postal de Correos. El sindicato CSIF denuncia que en tierras onubenses "la empresa está funcionando con un 40 por ciento menos de personal del que haría falta en las plantillas".

El sindicato CSIF asegura que "se está dejando morir el servicio de Correos, que se encuentra bajo mínimos, con decisiones totalmente inexplicables e inadmisibles. En un año especialmente complicado y en plena tercera ola de la pandemia, esta medida es insólita dado que, actualmente, no se está dando cobertura ni a las bajas médicas por Covid ni a los permisos de los trabajadores en prácticamente toda la provincia, por lo que no es incomprensible que se decida prescindir de los contratos dejando vacantes numerosas plazas".

Y añaden: "No entendemos estos recortes y más aún cuando todos los empleados y empleadas del servicio postal se están dejando la piel y están en primera línea desde que diera comienzo la crisis sanitaria, con el sobreesfuerzo añadido de la pasada campaña navideña".

COMPARTIR: