07 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

¿Qué conviene más un préstamo o una línea de crédito?

Al estar saliendo de una etapa de crisis del COVID-19 los ahorros personales se han ido acabando o ya no existe otra opción más que pedir un préstamo o una línea de crédito, lo cual puede sacar de un problema a todas aquellas personas  cuyos ahorros se han volatilizado y qué no les es posible por el momento tener una liquidez económica.

Son términos semejantes pero existe una gran diferencia.

¿Qué es una línea de crédito y sus ventajas? 

Es la facilidad crediticia que un banco concede a un cliente suficientemente conocido para que vaya utilizando dichos fondos a medida que sus necesidades de efectivo lo vaya requiriendo.

Esta operación permite al cliente utilizar hasta el monto concedido en la línea de crédito sin tener que solicitar al banco una operación de crédito cada vez que necesite de recursos financieros.

En la línea de crédito se dispone de la cantidad necesaria cada  momento en que se realiza una compra y es de esa fecha o fechas en que se empieza a contabilizar la tasa de interés, es decir, en el momento de una transacción comienza el pago de interés de dicha transacción, por lo que resulta más atrayente este tipo de crédito.

Además se puede optar por una linea de crédito online que tiene las mismas ventajas que una línea de crédito convencional pero sin salir de casa.

Otra ventaja es que la línea de crédito se puede renovar varias veces a su vencimiento. Una ventaja más es que el la línea de crédito se abonarán intereses cuando se disponga de capital.

Así es que si se recibe una línea de crédito online se tiene la posibilidad de adquirir algún producto que sea necesario en cierto momento, ya sea algo básico de primera necesidad o un aparato eléctrico como una computadora, celular. 

Inclusive  un viaje que se ha estado esperando durante años y ahora que la oportunidad ha llegado para tomar unas dos o tres semanas de vacaciones y no se tiene liquidez por el momento, es un buen tiempo para pedir una línea de crédito.

¿Qué es un préstamo?

La ventaja de adquirir un préstamo bancario es adquirir la cantidad de dinero que necesitas para cubrir tus necesidades, algo muy importante es saber que hay dos tipos de préstamos personales  e hipotecarios.

Tipos de préstamos que se deben conocer

Los préstamos personales

  • Los préstamos personales se clasifican en: de consumo, rápidos o inmediatos  y los de estudio.
  • Los de consumo financian bienes de carácter duradero como por ejemplo un coche.
  • Los rápidos o inmediatos como su nombre lo dice la respuesta es inmediata a la solicitud realizada.
  • Los de estudio se utilizan para realizar una carrera universitaria o un posgrado.

Una ventaja que es grandiosa es que los plazos fijos  para pagar van desde 6 meses hasta 3, 4, e inclusive 6 años y tasas de interés fijas.

También hay obligaciones con el banco al cual se le solicita un préstamo, como por ejemplo, si es que recibes el préstamo, lo debes ir pagando con una cierta tasa de interés, en ciertos días del mes, ya que los bancos te dan un intervalo de tiempo para realizar los  pagos, por lo que también es imprescindible cuidar tus recibos de nómina o  tus estados de cuenta en caso de tener un negocio.

Y también se pueden realizar los pagos por medio de las diferentes aplicaciones que existen de cada banco.

Otra de las ventajas de los préstamos personales es que se pueden realizar de acuerdo a la nómina de pago o ingreso que se ha  estado recibiendo en los últimos meses, es decir, los bancos visualizan en esa nómina la capacidad de pago, y de acuerdo con ésta  concederán el préstamo.

Y se puede realizar un cálculo de qué cantidad se puede solicitar al banco de la preferencia de cada uno realizando una especie de simulacro en internet. El  historial crediticio es algo muy importante. 

Así que si se solicita un préstamo en cualquier banco quedan registradas todas las transacciones realizadas, desde cuántos préstamos se solicitan, en cuánto tiempo, si se pagaron en el tiempo especificado o si hubo demoras.

Todo esto ayuda o perjudica el otorgamiento de un nuevo préstamo, así que es muy importante cuidar el historial crediticio, ya que es parte de la personalidad del solicitante del préstamo.

Una gran desventaja de los préstamos es que se deben de pagar intereses desde el momento en que se recibe el capital.

Otra desventaja es que el préstamo debe amortizarse en el plazo convenido.

Los préstamos hipotecarios

Los préstamos hipotecarios se debe entregar al banco una garantía  real, es decir, un documento que avale ese préstamo, como por ejemplo las escrituras de una casa o de una propiedad o inmueble.

También requiere de ciertos requisitos como el ser mayor de edad, tener solvencia económica, ingresos estables, tener propiedad libre de cargas, ésta última se refiere a que dicha propiedad no esté hipotecada por alguna otra transacción o que tenga alguna irregularidad. 

Por lo general también pide un aval, que es una persona que es una especie de garantía para el pago de dicha obligación y así el banco se protege por si acaso el deudor no pueda continuar pagando la deuda u obligación. 

COMPARTIR: