22 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En España, la agencia La Central del Espectáculo ofrece actores con parecido a celebridades para animar eventos y promocionar productos con bajo coste

De Pablo Iglesias a Melendi, el lucrativo negocio de los dobles de famosos en la publicidad

Campaña de una óptica en la que algunas personas encuentran parecido entre el modelo y Pablo Iglesias.
Campaña de una óptica en la que algunas personas encuentran parecido entre el modelo y Pablo Iglesias.
Los actores con parecidos a personajes públicos como Pablo Iglesias, Melendi y Lenny Kravitz son utilizados por las marcas para llamar la atención de los clientes sobre sus promociones o anuncios publicitarios. En España, la agencia La Central del Espectáculo ofrece actores con parecido a celebridades para animar eventos y promocionar así productos con bajo coste.

A menudo las marcas utilizan imágenes de personajes famosos entre el público para aumentar su notoriedad. Esto es una estrategia de marketing que busca asociar los valores de la marca o cualidades del personaje con el que se quiere establecer la asociación. De esta manera el potencial cliente comprende el mensaje de la campaña con más rapidez y facilidad.

Sin embargo, esta actividad deja de ser honesta con el público en el momento en el que las marcas utilizan caras parecidas a las de los famosos para promocionar sus productos. Se trata de una acción donde el empresario busca la fórmula menos costosa para poder atraer al cliente y causarle interés en su oferta.

Muchas empresas utilizan a modelos con rasgos parecidos a los de las celebridades para su propio beneficio. Estas situaciones se repiten en numerosas campañas publicitarias de empresas, que usan aparentes caras conocidas –de forma camuflada– para llamar la atención del cliente. Se conocen ejemplos como el del doble del futbolista Gerard Piqué, contratado para llevar el stand de una empresa, el del actor Lenny Kravitz para animar una fiesta o el del paso del doble del cantante Melendi por diferentes programas de televisión españoles.

El doble de Melendi. 

También existen casos como los de tiendas de ropa y accesorios que aprovechan las técnicas de montaje en sus carteles publicitarios para hacerse notar de forma sutil, introduciendo la cara de alguien que se asemeja a un famoso con un filtro difuminado. Un ejemplo de esto es la promoción de una óptica con una persona en segundo plano con rasgos muy similares a los del político Pablo Iglesias. Esto puede causar interés o sorpresa en la persona que ve el cartel que, aunque posteriormente se dé cuenta de que no es el verdadero Pablo Iglesias, ya se ha tomado un tiempo en fijarse en el mensaje de la empresa.

Cartel publicitario en una marquesina de Madrid con una persona parecida al político Pablo Iglesias.

Grupos como La Central del Espectáculo, encargada de llevar a actores, dobles de famosos y animadores para eventos, espectáculos y publicidad, emplean a gente con apariencia similar a la de las celebridades para promociones de todo tipo, consiguen lo que llaman el perfil perfecto para cada ocasión. Con el fin de facilitar la intermediación entre empresas y este tipo de actores, la agencia ofrece un amplio abanico de posibilidades para animar encuentros sociales o hacer promociones. Desde su fundación en 1992, el grupo se ha forjado una consolidada red de colaboración internacional para conseguir el doble idóneo para cada ocasión.

Entre los últimos fichajes de esta agencia especializada destacan los dobles de Halle Berry, Will Smith o Sarah Jessica Parker. Tal y como se presentan ellos mismos, la clave de su éxito es "una fuerte mentalidad de trabajo en equipo y predisposición a cubrir a cualquier necesidad". De esta forma, La Central del Espectáculo promete "encontrar y ofrecer a los mejores dobles de famosos para crear un show inmejorable".

Otra de las acciones más sonadas llevada a cabo por la agencia de publicidad internacional MC Saatchi & Saatchi, fue producida con presupuestos de publicidad y contratación de actores y figurantes. Los dobles, con parecidos razonables a la familia real británica, interpretaban un desfile en una alfombra roja emulando una boda real.

La moda de los dobles de personajes conocidos parece estar en su momento más álgido. La contratación de estos actores para programas de televisión –además de fiestas de empresa, anuncios de publicidad o presentación de campañas–, se está disparando en estos tiempos, donde el empresario busca la fórmula menos costosa para poder atraer clientes

Estas prácticas, a las que recurren muchos profesionales de publicidad, no son ilegales, siempre y cuando la empresa tenga el permiso de la persona que sale en su campaña para usar su imagen. Sin embargo, el uso de un doble para llamar la atención sobre un cartel publicitario o evento empresarial, puede considerarse una forma de engañar al cliente, que relaciona la imagen presentada con la de alguien famoso.

COMPARTIR: