22 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Vishal Garg, director de la empresa estadounidense Better.com, ha despedido a cerca del 9% de su plantilla a través de una sola videollamada

El CEO de Better despide a 900 de sus trabajadores por videoconferencia de Zoom y ahora se disculpa

Persona entrando a Zoom.
Persona entrando a Zoom.
La empresa estadounidense Better.com, especializada en préstamos hipotecarios, despidió el pasado día 1 de diciembre a más de 900 de sus empleados, cerca del 9% de la plantilla, a través de una videoconferencia de Zoom realizada por su CEO, Vishal Garg. Ahora, una semana después de lo ocurrido, Garg ha emitido un comunicado pidiendo disculpas por las formas en las que se realizaron estos despidos.

“No tengo buenas noticias”, dijo Vishal Garg, CEO de la firma hipotecaria Better.com, al inicio de la videollamada por Zoom. Un total de 900 personas, quienes representaban el nueve por ciento de la compañía, habían ingresado a la reunión virtual sin saber cuál era su objetivo y sin imaginarse cuál sería su destino. En cámara solo aparecía Garg en una sala de juntas, tratando de comunicarles que serían despedidos.

El consejero delegado de Better.com explicó a las personas conectadas: “Si estás en esta llamada, estás en el grupo desafortunado que va a ser despedido. Tu empleo termina aquí con efecto inmediato”.

“El mercado ha cambiado y nosotros tenemos que movernos para sobrevivir”, continuó de forma lenta y sosegada Garg. “Esto es algo que no querrían oír, pero ha sido mi decisión. Ha sido una decisión difícil de tomar y es la segunda vez en mi carrera que lo hago, pero no quiero hacerlo de nuevo. La última vez lloré; hoy debo ser fuerte”, señaló.

Garg, que compareció sentado y vestido de manera informal, apenas mostró empatía con los despedidos, justificó estos despidos en los cambios del mercado y en los análisis de eficiencia, productividad y rendimiento que supuestamente habían realizado. Por último, terminó su discurso de tres minutos dándoles las gracias y deseándoles “éxitos en sus próximos retos”.

Vídeo del despido de las 900 personas por Zoom.

 Sin embargo, la situación no terminó ahí, ya que el empresario, horas después, escribió varios mensajes en una red social en los que acusó de "flojos" a los trabajadores que previamente había despedido.

“¿Saben que al menos 250 de las personas despedidas estaban trabajando un promedio de 2 horas al día, mientras que registraban 8 horas al día en el sistema de nómina?”, compartió en los mensajes conocidos por el medio económico Fortune.

“Estaban robándote a ti y a nuestros clientes, quienes pagan los recibos que pagan tus recibos”, afirmó. El ejecutivo mencionó que podría haber utilizado otras palabras para hacer esas acusaciones. Sin embargo, “ese era el sentimiento”, sostuvo en entrevista con el medio citado.

Disculpas

La dirección de Better.com lamentó en una declaración a ese canal que los despidos se produzcan de cara a las festividades navideñas pero los atribuyó a la mejora de su posición financiera “en un mercado de propiedad de viviendas que evoluciona radicalmente”.

Siete días después de lo ocurrido, Garg ha publicado en la pagina web de Better.com un comunicado en el que pide disculpas por cómo ejecutó los despidos, admite que se equivocó en la forma de hacerlo y reconoce que no mostró “la apropiada cantidad de respeto y aprecio” a los trabajadores que estaba poniendo en la calle, algo que hizo que se sintieran avergonzados y que empeorase la situación de personas que se quedaban sin trabajo en vísperas de Navidad. Pero, a pesar de todo, los despidos se mantienen

At 26 Years Old He Brought His First Company Public And Now Built A $550  Million Business

Vishal Garg, CEO de Better.com.

El escándalo que han provocado en las redes sociales los despidos han forzado a Garg, de 43 años, a emitir un comunicado el que se disculpa por haber “cometido un error” en las formas en las que ejecutó y comunicó la medida. El CEO asegura que ha aprendido que las cosas no pueden hacerse de ese modo, sin empatía, y admite la contribución de sus trabajadores al crecimiento de la compañía. La nota va dirigida a los empleados que siguen en la empresa (a los que convoca a un próximo encuentro), no a los despedidos.

“Quiero disculparme por la manera en que manejé los despidos la semana pasada”, comienza el escrito. “No mostré la cantidad adecuada de respeto y aprecio por las personas que estaban afectadas. Yo soy el responsable de las destituciones, pero al comunicarlas cometí un error y al hacerlo de ese modo, os avergoncé. Soy consciente de que la manera en que comuniqué la noticia empeoró una situación ya de por sí difícil. Lo siento profundamente. Estoy decidido a aprender de esta situación”, concluye el comunicado.

Este no es el primer episodio polémico que protagoniza Garg. El año pasado fue el protagonista de un reportaje de la revista Forbes en el que se le retrataba como una persona de carácter volátil e inmerso en varias batallas legales por su gestión de otras compañías, en un momento en que la empresa tecnológica financiera se preparaba para una salida a Bolsa.

Entre otras pruebas, el artículo recogía un correo que había enviado a sus trabajadores en el que les decía “Son MUY MALDITAMENTE LENTOS. Ustedes son un grupo de DELFINES MUDOS y… LOS DELFINES MUDOS quedan atrapados en las redes y son devorados por los tiburones. ASÍ QUE PAREN. PAREN. DETÉNGASE AHORA MISMO. ME ESTÁN AVERGONZANDO”.

COMPARTIR: