02 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tres días antes de la declaración del Estado de Alarma más de 250.000 jóvenes perdieron su empleo en España

Los trabajadores de entre 20 y 29 años, los más afectados por el paro tras la crisis del COVID-19

Jóvenes entre 20 y 29 años son los más afectados.
Jóvenes entre 20 y 29 años son los más afectados.
El coronavirus ha provocado el desplome del empleo en España. Según un estudio del portal de trabajo Jobatus, el paro afectó sobre todo a los trabajadores de edades entre 20 y 29 años. Más de 250.000 empleados de esta edad dejaron de estar afiliados en este periodo. Esto se debería a que el sector de la hostelería ha sido el más afectado, seguido por las actividades recreativas y el comercio, tres sectores laborales de alta contratación laboral de los más jóvenes.

Desde que el coronavirus aterrizó en España a principios de marzo de este año, la economía no ha dejado de caer y en consecuencia el empleo. Durante la primera quincena de marzo, el número de personas trabajadoras que estaban afiliadas a la Seguridad Social ascendía a 19.336.071. A partir del 11 de marzo, 3 días antes de la declaración del Estado de Alarma, más de 890.000 personas perdieron su empleo dejando una cifra total de afiliados de 18.445.436 personas a día 31 de marzo. 

Este desplome en la Seguridad Social, según un estudio realizado por el portal de empleo Jobatus, afectó principalmente a los trabajadores de edades comprendida entre 20 y 29 años. El cómputo indica que más de 250.000 trabajadores de esta edad dejaron de estar afiliados en este periodo. En base a este mismo estudio, esto se debe a que el sector de la hostelería ha sido el más afectado, seguido por las actividades recreativas y el comercio, tres sectores laborales de alta contratación laboral de gente joven en nuestro país.

El segundo grupo social más damnificado fueron los de edad comprendida entre 30 y 40 años sumando cerca de 200.000. Los trabajadores con una edad superior a 40 años fueron los menos perjudicados.

Jóvenes en una tienda de ropa.

Durante el mes de abril las cifras no mejoraron. Desde el 31 de marzo al 30 de abril, según el Ministerio de Trabajo y Economía Social el número de trabajadores descendió en 49.074 dando una cantidad resultante de 18.396.362 personas totales afiliadas a la Seguridad Social.
 
A partir del 30 de abril, 5 días antes de que España diera comienzo la desescalada por el coronavirus y entrara en fase 0, el empleo comienza a reactivarse aumentado en 150.296 las personas trabajadoras afiliadas a la Seguridad Social.
 
Los sectores donde ha habido más empleo destruido han sido la hotelería, sector comercial, administración y educación entre otros. El único sector laboral que se ha visto beneficiado por la crisis del coronavirus ha sido el sanitario, donde se registraron 9.000 cotizantes más. El sector de la agricultura, ganadería y pesca también a hecho nuevas contrataciones. Cerca de 2.800 trabajadores se sumaron a estos sectores y por lo tanto a la Seguridad Social.
COMPARTIR: