21 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cómo el diseño web puede ayudar a un negocio

Un buen diseño de una página web es fundamental en la estrategia de marketing digital de cualquier empresa

El diseño web es mucho más que la creación de una página en Internet que muestre productos o servicios. El mejor diseño web debe estar integrado en la estrategia de marketing global de la empresa, contribuir de forma decisiva a los objetivos planteados y es una de las principales herramientas para darse a conocer ante el cliente.

Implica no solo la creación de páginas online sino también la forma en que será publicado el contenido y las características que pueden ayudar a convertir a esa web en el futuro en un lugar visitado y con un elevado tráfico en Internet.

Para llevar a cabo la creación web el primer paso será contar con un profesional o equipo de profesionales experimentado, que deberán llevar a cabo todas las tareas relacionadas con el diseño gráfico y con la programación. Los diseñadores utilizarán herramientas profesionales, lenguajes de programación y plataformas de administración de contenido para lograr el resultado final.

Qué no debe faltar en un buen diseño web

Hay una serie de características generales que definen un buen trabajo de creación de un sitio web:

  • Velocidad de carga. Se refiere al tiempo que tarda en abrirse una página y poder los contenidos que incluye. Una web de carga rápida es básica en un ecosistema poblado de contenidos online y en el que los usuarios tienen muy poco tiempo que perder. El tiempo razonable de carga de una web es de cinco segundos, aunque lo ideal es que cargue en menos de tres. En la velocidad influyen principalmente las imágenes, los plugin, las actualizaciones y usar un hosting y plantillas de calidad.
  • Diseño responsivo. Este concepto tan importante hace referencia a la adaptación de la web a todos los dispositivos: que sus contenidos puedan verse en su totalidad tanto desde un ordenador personal como desde cualquier dispositivo móvil. Hay que crear un sitio web único adaptado a todos los dispositivos, manteniendo siempre su orden y estructura. Los diseños responsivos mejoran la experiencia de usuario, facilitan la viralización de contenidos y son muy prácticos.
  • Usabilidad.  Esta característica está íntimamente relacionada con el diseño responsivo. La usabilidad quiere decir que el usuario pueda navegar libremente por la página de forma intuitiva, con sencillez, llegando de forma muy rápida a la información que está buscando.
  • Página de producto. Entre los contenidos del sitio web debe aparecer de forma clara la página de producto. Ha de contener información sobre los productos o servicios que se quieren vender y, si la venta quiere realizarse desde la propia web, estaremos hablando de una página de ecommerce o comercio online que tiene una arquitectura y desarrollo propios.
  • Las redes sociales.  En la actualidad, no se entiende una web de empresa o de marca personal sin botones de redes sociales. Favorecen la conexión con el usuario y llegar al público objetivo. Pueden representar un medio muy eficaz de atención al cliente y contribuyen a unificar la presencia digital de todos los canales utilizados en Internet.
  • El tipo de letra. La elección del tipo de letra en la web es muy significativa pues condicionará la lectura y la recepción de los contenidos por parte de los visitantes. Acertar con la tipografía es clave para la experiencia de lectura.

La importancia del logo

Un apartado aparte en el diseño web lo merece el logo. Diseñar logo es una parte esencial de la imagen corporativa. El logo ayuda al cliente a identificar a la empresa o profesional y a diferenciarlos de la competencia. El logo está formado por imágenes y/o letras, debe ser visualmente atractivo y tener un potente valor simbólico.

La mejor agencia de diseño gráfico  sabe ayudar a su cliente a encontrar el logo mejor adaptado a sus necesidades, personalizado y diferenciable de la competencia.

Un buen logo ayuda a generar confianza y fidelidad en el cliente y queda retenido en la memoria.

Los diseñadores web más expertos aseguran que un buen logo debe incluir colores simples, tener un motivo visual impactante y debe ser muy claro y legible. Ejemplos de grandes logos los encontramos en grandes multinacionales muy reconocidas y también en pequeños negocios que empiezan a abrirse camino y darse a conocer.

El logo es tan importante porque, además de ser decisivo en el reconocimiento de la empresa, aparecerá en prácticamente todos los materiales promocionales o informativos generados por ésta: tarjetas de visita, página web, redes sociales, membretes de cartas, envases de productos, anuncios en prensa…

Antes de empezar a trabajar en el logo, hay que tener claro dónde será usado y cómo tendrá que aparecer. El logo es probable que tenga una larga vida por lo que deberá ser un diseño que no esté sujeto a modas o a tendencias perecederas. Hay logos que se quedan anticuados pues responden a modas muy concretas. Es normal tener que actualizar el logo pasado un tiempo, pero sus principales características de diseño deben estar pensadas para perdurar.

COMPARTIR: